El temor cundía entre los incondicionales de Nintendo, advertidos de que su retransmisión (Spotlight: E3 2017) no se prolongaría más de treinta minutos. También de que se comentarían los desarrollos para Nintendo Switch previstos en 2017. Nos conformábamos entonces con un gameplay extendido de Super Mario Odyssey, pero recibimos mucho más.

A la multinacional japonesa le sobraron 20 minutos (de los 25 que ocupó) para ganarse al respetable. El logotipo de Metroid Prime y la confirmación de que una cuarta entrega se encuentra en desarrollo motivó vítores y taquicardias, justo cuando nos recuperábamos de otro anuncio estrella: la confirmación de que The Pokémon Company trabaja en un RPG “principal” de Pokémon para la consola híbrida. Sí, justo aquello que esperábamos del pasado (y decepcionante) Pokémon Direct.

No hay que ser un genio para darse cuenta de las implicaciones: si las ventas de Switch rozan máximos ahora, ¿qué ocurrirá cuando Pikachu y compañía abandonen la portátil estereoscopia? Puede que Nintendo se quedase corta cuando predijo la producción de 10 millones de máquinas en un año, lo que dificultaría más si cabe satisfacer la demanda.

El retorno de Samus ejemplifica también que los de Kioto no están dispuestos a repetir sus errores. Escuchar atentamente al usuario es la mejor vía: Metroid Prime 4 llevaba una década entre los títulos más demandados, así que no hizo falta gameplay para dibujar sonrisas por doquier. Es quizás la única queja que puede hacerse a Nintendo, la falta de concreción respecto a muchos de los títulos presentados. Aunque encantadores y seguramente divertidos, esos “Kirby” y “Yoshi” se antojan vueltas de tuerca a lo visto en Kirby’s Adventure Wii y Yoshi’s Woolly World.

Indispuesta a repetir sus errores, Nintendo ha ofrecido justo lo que se pedía

De un modo u otro, Kimishima está cumpliendo la máxima de “un juego relevante por mes” para la nueva plataforma. Tras Breath of the Wild (marzo) y Mario Kart 8 Deluxe (abril), recibiremos ARMS (esta semana), Splatoon 2 (julio), Mario + Rabbids: Kingdom Battle (agosto), Pokkén Tournament DX (septiembre), Super Mario Odyssey (octubre), Fire Eblem Warriors y Xenoblade Chronicles 2 (apostamos a noviembre y diciembre). Un primer año con razones de peso para agenciarse Switch, sin contar éxitos asegurados como Rocket League, FIFA 18 o Skyrim.

Las sorpresas continuaron incluso después de la retransmisión, cuando se anunciaron algunos juegos para Nintendo 3DS. Amén de Pokémon Ultra Sol y Ultra Luna, la portátil recibirá una revisión de Mario & Luigi Superstar Saga, anecdótica en comparación a Metroid: Samus Returns. “Si queríais Metroid, tomad dos tazas”, debieron pensar los nipones, que han encargado un remake de Metroid II: Return of Samus (Game Boy, 1991) a los madrileños Mercury Steam. Dado su buen hacer con Mirror of Fate, las expectativas están por las nubes. Todo un espaldarazo para la industria nacional.

Tampoco faltaron las figuras interactivas, con 13 nuevas referencias rumbo a nuestras vitrinas. Puede que sus ventas hayan decaído en el último año, pero no es problema siempre que el núcleo duro de Nintendo se  pegue por conseguir una, ahora que volvemos a la tiradas ínfimas.

Por pedir, nos habría gustado un mayor apoyo third-party para la nueva consola. Tan sólo Ubisoft ha demostrado compromiso, mientras las demás editoras deciden a una carta (juego) si prolongarán su colaboración con la casa del fontanero. Entendemos que la situación mejorará ya entrado 2018, una vez se compruebe que el fenómeno de Switch no resulta pasajero.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.