El mando de Xbox One es "demasiado nervioso" para juegos como Titanfall, y será actualizado antes de la salida de este. Al menos, esas han sido las declaraciones de Justin Hendry, uno de los principales responsables de diseño de Titanfall en Respawn Entertainment, en su entrevista para The Verge.

La actualización hará algunos ajustes sutiles en la calibración de los sticks del mando, y en teoría corregirá ese "exceso de nervio" del que hablaba Hendry. Parece ser que la mejora se ha realizado precisamente a petición de los estudios Respawn Entertainment y con la colaboración de éstos.

Pues que es una mejora únicamente de software, los usuarios la recibirán automáticamente a lo largo de este mes. "Incrementará la sensibilidad de las partes exteriores de los sticks del mando", ha asegurado Hendry.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.