Siendo el iPhone una evolución del primigenio iPod Touch, el declive de los reproductores multimedia es comprensible. Tal así que Apple ha tardado tres años en renovar un dispositivo marcado por una severa crisis de identidad. ¿Quién querría hacerse con un iPhone sin conectividad móvil? La mayoría de usuarios almacenan ya sus bibliotecas musicales en el smartphone de turno, máxime tras disponerse modelos con amplia capacidad de almacenamiento.

El iPod Touch de sexta generación se antoja así una barrera de entrada económica al universo iOS y, por ende, a su multitudinaria tienda de aplicaciones. La categoría más rentable sigue siendo la de juegos, por lo que pensar en el gadget como una consola portátil tampoco resulta descabellado.

En lo que al exterior concierne, los cambios respecto al iPod Touch de quinta generación son prácticamente nulos. Dimensiones y peso se mantienen (123mm x 59mm x 6.1mm y 88 gramos), lo que nos deja un reproductor cuasi inapreciable en los bolsillos. El cuerpo de aluminio resulta igual de agradable al tacto, aunque el amarillo ha sido sustituido por el dorado entre las opciones (también azul, gris espacial, plateado, rosa y rojo).

La única diferencia reside en la desaparición del botón Loop trasero, cuyo resorte permitía colgar un práctico lanyard. Por lo demás, botones, óptica, entrada de auriculares, puerto lightning y altavoz preservan forma y ubicación. Tampoco varía el panel IPS de 4 pulgadas, con resolución de 11360 x 640 píxeles y densidad equivalente a la del iPhone 6 (326 píxeles por pulgada). Respecto al smartphone, el iPod Touch 6G queda por debajo en contraste (800:1 frente a 1.400:1), no cuenta con ajuste de brillo automático, sensor de huella dactilar (Touch ID), GPS (utiliza posicionamiento por WiFi) ni NFC (nada de Apple Pay).

Donde sí encontramos paridad es en el procesador, verdadera razón de ser del modelo. El chip A5 del iPod Touch 5G (32 bits y doble núcleo a 800MHz, inherente al iPad 2) se antojaba del todo insuficiente para los tiempos que corren, por lo que Apple ha optado por el SoC A8 de 64 bits (más coprocesador de movimiento M8) que tantas alegrías está dando a los usuarios de sendos iPhone 6 y iPhone 6 Plus. Sí que se ha recortado la velocidad de reloj en pos de ahorrar costes, de 1,4GHz a 1,1GHz.

La cámara trasera es otro punto fuerte del Touch 6G, al equiparar los 8 megapíxeles del iPhone 6 (la frontal continua en 1,2 megapíxeles). Las tomas realizadas denotan un mejor comportamiento en situaciones de baja luminosidad, aunque las diurnas salen perdiendo en comparación al teléfono.

Sobre la batería, ésta se incrementa mínimanente, de los 1.030mAh (5G) a los 1.043mAh. En la práctica, unas 40 horas de reproducción musical y hasta 8 de vídeo, que se nos redujeron a poco más de la mitad con brillo y sonido extremos, sobre WiFi. Dicha conectividad también ha mejorado su comportamiento de forma sustancial, resultando hasta tres veces más rápida. Lo percibimos al navegar enclaustrados en las estancias más lejanas a nuestro punto de acceso, sin caída pronunciada de la velocidad.

No cabe duda de que el nuevo iPod Touch casa a la perfección con iOS 8, iCloud y Apple Music. En este sentido, es el dispositivo idóneo para quienes no precisen de redes móviles. Ahora bien, el potente procesador e incremento de RAM (de 512MB a 1GB) remarcan su potencial como dispositivo de juegos, tal y como apuntábamos al comienzo. No es sólo que las aplicaciones hayan reducido drásticamente su tiempo de carga, también su rendimiento. Los usuarios Touch ganan así acceso a títulos de mayor elaboración técnica (Metal mediante), algunos cercanos a la calidad vista en consolas de la pasada generación.

Las limitaciones inherentes al esquema de control táctil siguen estando ahí, pero no impiden destacar numerosos imprescindibles de esta consola de bolsillo impovisada:

Geometry Wars 3: Dimensions: El adictivo shooter de la extinta Bizarre Creations irrumpe en dispositivos iOS con esta versión de Geometry Wars 3. Nos aguardan más de 100 niveles sin pérdida de efectismo visual, compatibilidad con mandos MFI, marcadores globales, guardado de partidas en iCloud y modo extremo para puristas.

Geometry-Wars-3-Dimensions-Evolved

Alto’s Adventure: Diseños minimalistas a imitación de Monument Valley para este endless runner procedimental. Nos convierte en Alto, grácil corredor de snowboard con el que “grindar azoteas y saltar sobre barrancos aterradores”. Las hermosas melodías acompañan un sistema de trucos versátil, aún basándose en un botón.

1_Chasm

World Zombination: Aplaudido título multijugador masivo en línea que permite conformar nuestro propio ejército zombi o unirnos a quienes luchan por sobrevivir. En uno u otro caso hemos de adquirir unidades, entrenarlas y hacerlas subir de nivel para salir victoriosos de los enfrentamientos contra nuestros amigos (o extraños). Su motor gráfico 3D permite hasta 1.000 efectivos en pantalla.

world-zombination-game-released-by-zynga-vets-at-proletariat

Rival Kingdoms: Choque de Titanes: La mejor estrategia en tiempo real también tiene cabida en el App Store. Rival Kingdoms nos sumerge en combates de hasta 300 jugadores con la excusa de invadir sus reinos, aunque también alberga una campaña longeva, donde unimos fuerza a los mismísimos Titanes para hacer frente a “La Ruina”.

Shadowmatic: Siguiendo la estela de rompecabezas como Echochrome, Shadowmatic es una de las apuestas más originales en la tienda de aplicaciones de Apple. Sus 80 niveles demandan voltear objetos abstractos frente a un foco, de forma que generemos siluetas relativas a la estancia en cuestión. Preciosista e impecable visualmente.

Shadowmatic-02

Vainglory: Vainglory es uno de los juegos más despampanantes en iOS, seleccionado por Apple para demostrar la capacidad del iPhone 6. Se trata de un MOBA en toda regla, creado por antiguos desarrolladores de Riot y Blizzard. Su engine posibilita los ansiados 60 frames por segundo, tiempos de respuesta inferiores a 30 milisegundos y 1,3 millones de polígonos en el mapeado.

vainglory-2

Dungeon Hunter 5: Gameloft nos trae su interpretación del exitoso Diablo con este combinado de rol y envites en tiempo real. Ofrece una extensa campaña individual, multijugador asíncrono (amén de opciones cooperativas), mazmorras diarias y desafíos semanales. Todo ello con un apartado gráfico de altura, tan sólo empañado por la abundancia de micropagos.

Brothers in Arms 3: Sons of War nos convierte en el sargento Wright, días después a la invasión del Día D. Un shooter en tercera persona con misiones de asalto, francotirador, asedio y sigilo, a cuya campaña complementan refriegas multijugador “todos contra todos” y “a muerte por equipos”. Modelados, ambientación y climatología dinámica redondean el aspecto visual. Cuenta además con aplicación de acompañamiento para Apple Watch.

The Trace: Muerte Misteriosa: “¿Te gustaría jugar a ser Sherlock Holmes o Miss Marple, resolviendo puzles, encontrando pruebas y dirigiendo la investigación de un crimen por resolver?”. Es la premisa de esta aventura gráfica, con entornos completamente tridimensionales y repletos de detalles gracias al sistema de renderizado Metal.

screen640x640

Heroki: Justo cuando SEGA se ve obligado a pedir perdón por la pésima calidad de sus últimos desarrollos, nos llegan cosas geniales como Tembo The Badass Elephant o este Heroki, un colorido juego de plataformas que recuerda irremediablemente a sus clásicos. La cuidada jugabilidad táctil brinda más de 10 horas de juego a 60 frames por segundo.

heroki

Otros títulos igualmente destacables son Brain DotsThreesThe MeshFind the LineSmash Hit, Angry Birds 2Down the MountainAlphabear Word Puzzle GameNono Islands y Loopimal, estos últimos dirigidos a los más pequeños de la casa, quienes seguramente reciban el nuevo iPod Touch a manos de unos padres reticentes a obsequiarles con un teléfono inteligente.

El nuevo iPod Touch con 16 GB de capacidad tiene un precio de 229 euros, 279 euros el de 32 GB y 339 euros el de 64 GB. Por primera vez, el iPod touch se puede adquirir también con 128 GB de capacidad al precio recomendado de 449 euros.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.