Reggie Fils-Aime, el principal responsable de la división norteamericana de Nintendo, confesó en una reciente entrevista a Gamespot que efectivamente existía mucho material sobre el nuevo The Legend of Zelda para Wii U y que finalmente la compañía decidió no mostrarlo en el E3 de este año. Las razones siguen sin estar muy claras. En la entrevista Fils-Aime declaraba que "estábamos preocupados por la posibilidad de que, al enseñar buen material del juego, decepcionáramos a muchos fans". Ante la confusión creada por estas declaraciones, las matizaría más adelante.

En una entrevista posterior con IGN, Fils-Aime se explicaba: "Fundamentalmente no creemos que mostrar contenidos en el E3 sea una buena estrategia a largo plazo. Nos gusta mostrar contenidos que vayan a estar disponibles en las siguientes vacaciones y quizá durante la primera mitad del año siguiente. Y en este punto, el nuevo Zelda para Wii U no es un proyecto para 2015". Ahora la cosa está más clara: el problema con The Legend of Zelda para Wii U es que va a sufrir un enorme retraso, y no sólo no va a salir en 2015 (que era la intención inicial), sino que tampoco se espera hasta, al menos, la segunda mitad de 2016. A eso se refería Fils-Aime con lo de "decepcionar a los fans".

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.