Hace unas horas se filtraban las especificaciones de un hipotético tercer modelo de PlayStation Vita, segunda y defenestrada portátil a manos de Sony. Si PlayStation VR recibió el nombre en clave “Morpheus” y la próxima iteración de PlayStation 4 es referida como “Neo“, el hardware de marras responde a “Trinity“. Qué duda cabe de que a los directivos de la compañía nipona les encantó la trilogía de las hermanas Wachowski.

No es la primera vez que surge información sobre PS Vita Trinity, si bien ahora se nos presenta con todo lujo de detalles, cuando resta menos de una semana para la celebración del consabido PlayStation Meeting (7 de septiembre, 21:00 horas peninsulares). Sobre el escenario del neoyorquino PlayStation Theater también acontecerían las presentaciones de PlayStation 4 Slim (de sobra conocida a estar alturas) y la propia PS4 Neo, veremos si con variaciones de hardware significativas tras el anuncio de Xbox Scorpio.

Leemos en 4chan que esta PS Vita Trinity se concibe como la “portátil de nueva generación” de Sony, albergaría un panel multitáctil 720p, botones L2/R2, L3/3 y “Share”. La gran baza del sistema seguiría presente, claro está: el juego remoto con PS4, sólo que en esta ocasión también funcionaría en sentido inverso, permitiéndonos desplegar el catálogo de la máquina en pantalla grande (DualShock 4 mediante).

El informante se atreve a concretar el catálogo de lanzamiento, a mostrarse durante el próximo Tokyo Game Show: Gravity Rush 2, Crash Bandicoot Remastered, una nueva entrega de Little Big Planet, Persona 5, World of Final Fantasy, Dragon Quest X & XI e incluso una nueva propiedad intelectual a manos de Sucker Punch.

Supuestas especificaciones inalámbricas de PS Vita "Trinity".

Supuestas especificaciones inalámbricas de PS Vita “Trinity”.

Trinity llegaría al mercado la próxima primavera, a un precio de 249 dólares y con 128 GB de almacenamiento interno, lo que fulminaría la polémica por unas costosas (e impepinables) tarjetas de memoria.

¿Tiene base de verdad algo de lo anterior? Si atendemos a la razón, lo dudamos mucho. Sony remató su división portátil durante la pasada Electronic Entertainment Expo, cuando Atsushi Morita (presidente de Sony Computer Entertainment Japan) alegó que “el futuro de PS Vita reposa en los jugadores japoneses”. Tal fue el motivo por el que no se mostraron juegos en el marco de la tradicional conferencia de prensa, centrada en franquicias y géneros “de gusto occidental”. Un año antes, Shuhei Yoshida (presidente de Sony Worlwide Studios) comunicaba la paralización de cualquier desarrollo propietario para Vita, ‘bendecida’ con un puñado de títulos independientes y relegada a la categoría de accesorio respecto a PlayStation 4: “Ya no se trata de juegos individuales, sino de cómo interactúa Vita con PS3, PS4 y PS Now”.

No pasaría mucho hasta que Yoshida pusiese en duda una tercera consola portátil a manos de Sony: “La gente está cada vez más habituada a jugar con sus smartphones y muchos de esos juegos son gratuitos de inicio. Trabajamos a conciencia en el diseño de Vita para que sticks y botones marcasen la diferencia respecto a una multitud de dispositivos provistos de paneles táctiles. Espero que la cultura de las consolas portátiles prosiga, pero el dominio apabullante de los juegos para móviles hace inviable cualquier decisión a corto plazo“.

Tan sólo una PS Vita a modo de accesorio Remote Play (y precio reducido) tendría alguna oportunidad comercial

¿Cómo dar credibilidad a los rumores con semejante panorama? Justo cuando Nintendo prepara su desembarco final en esto de los juegos para móviles (supuesta integración de su próxima consola mediante), carecería de sentido que su más directo competidor relanzase la marca PlayStation Vita. Cierto que PS4 ha superado todas las expectativas comerciales, pero se necesita de algo más para que los usuarios vuelvan a confiar en un hardware de bolsillo a manos de Sony.

El único escenario razonable es el de una PS Vita rediseñada al estilo que acostumbra la compañía: primando el abaratamiento extremo de costes. Sólo así podrían venderla a precio de accesorio, dadas las bondades del juego remoto con PS4. Desde luego, no casa con un incremento de resolución, potencia gráfica ni botones. Lanzar una portátil a 249 dólares supone todo un suicidio hoy día, máxime considerando los precios de salida para los modelos “slim” de Xbox One y PlayStation 4.

Una muestra más de la debilitación del segmento la encontramos en el Nintendo Direct de hace unas horas, donde mayormente se anunciaron conversiones para Nintendo 3DS. Quiere decir esto que los de Kioto se lo piensan dos veces antes de desarrollar expresamente para su dispositivo de doble pantalla, apostando por el reciclaje (en cuanto a software) que los usuarios de Wii U llevan padeciendo el último par de años.

En cualquier caso, puestos a lanzar nueva handheld, Sony haría mejor optando por un borrón y cuenta nueva.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.