El Día Internacional del Orgullo LGTB recuerda los disturbios ocurridos tras una redada policial homófoba que ocurrió en el pub neoyorkino Stonewall en la madrugada del 28 de junio. Las redadas y ataques a los homosexuales eran moneda común en EEUU (como en todo el mundo), pero aquella noche, y por primera vez, los gays de Greenwich Village decidieron rebelarse.

Aquellos disturbios sirvieron para cohesionar por primera vez la comunidad gay: en apenas unos meses se había creado un movimiento ciudadano dispuesto a luchar por el fin de la discriminación. Un año después se celebraron las primeras marchas del Orgullo Gay en Nueva York y Los Ángeles. Era una forma de gritar al mundo: estamos aquí y no vamos a escondernos más; ya no tenemos miedo.

Desde entonces, todos los años el primer sábado tras el 28 de junio se celebra en muchas ciudades del mundo una nueva Marcha del Orgullo Gay. En algunos lugares, como México DF o Moscú, para reivindicar la igualdad de derechos. En los escasos sitios en los que ya se ha conseguido una igualdad legal, como en nuestro país, para dar voz a todos aquellos que no la tienen, para manifestarse en nombre de quienes no pueden.

Nosotros sólo somos una revista de videojuegos, pero siempre hemos querido aportar nuestro granito de arena. Por eso a menudo hemos hablado de temas como la homofobia en el sector, la representación de la homosexualidad en los videojuegos… En la víspera de la celebración de las Marchas del Orgullo LGTB queremos enviar nuestro homenaje recordando algunos de los artículos que hemos publicado sobre estos temas.

Todos en la redacción de Vadejuegos queremos manifestar nuestro respeto y aplauso por los activistas que luchan (y que en muchos países se juegan la vida) por los derechos de las personas LGTB, y esperamos que llegue un día en que nadie en el mundo sea tratado de forma diferente por su sexualidad. ¡Feliz día del Orgullo a todos!

 

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.