El mercado del género de los MMOG (Massive Multiplayer Online  Game – Juego Multijugador Masivo Online) se encuentra en una situación frenética de actividad. Cada vez son más las desarrolladores que dan el paso de adentrarse en este lucrativo, aunque costoso y competitivo mercado. Y cada vez son más las propuestas que pretender derrocar al que continúa siendo el rey indiscutible del mercado: World of WarCraft. Una de las propuestas más recientes es Star Wars: The Old Republic, un título que ya ha copado multitud de titulares, y que incluso ya cuenta con un record Guiness certificado. Y como no podía ser de otra manera, desde VaDeJuegos, os presentamos este artículo en el que resumiremos las principales características del juego, con el fin de que sepáis lo que os vais a encontrar en el caso de que decidáis haceros con él. Empezamos.

Desarrollo

Comenzamos este artículo realizando un poco de historia, y adentrándonos en el origen de este título. Y para encontrar su origen, debemos irnos al año 2003. En dicho año, concretamente el 15 de Julio, BioWare se estrenaba en el universo Star Wars con el desarrollo de Knights of The Old Republic, obra que fue aclamada como el mejor título de Star Wars en la historia. Dado que su secuela no fue desarrollada por BioWare, sino por la gente de Obsidian Games, la vuelta de BioWare a la saga era solicitada a los cuatro vientos por la comunidad de jugadores. No obstante, BioWare  parecía hacer oídos sordos. Aunque aquello no era del todo cierto.

Y es que por otro lado, BioWare siempre había reconocido su deseo de introducirse en el mercado de los MMOs, si bien había retrasado indefinidamente dicho deseo hasta encontrar “los socios adecuados, el equipo adecuado, y la Propiedad Intelectual adecuada”, tal y como ellos mismo declararon hace unos años. Según su punto de vista, la saga Star Wars y Lucas Arts cumplían perfectamente los requisitos anteriormente mencionados. De modo  que el 21 de octubre del año 2008, BioWare anuncian el desarrollo de Star Wars: The Old Republic, para la algarabía de unos, y la decepción de otros. Y es que hay que reconocer que muchos usuarios se sintieron decepcionados al ver que su saga favorita regresaba, pero en formato de MMO, y no en formato de RPG, tal y como fue el caso del título original. Sea como fuere, tras un sinfín de imágenes, comentarios, y un trío de espectaculares tráilers cinemáticos, el juego ya está entre nosotros. Veamos qué nos propone.

Historia

En términos argumentales, el título nos sitúa 300 años después de los hechos acontecidos en Star Wars: Knights of the Old Republic, y más de 3.500 años antes de los eventos narrados en las películas. En la galaxia se ha firmado una débil tregua entre la República Galáctica y el reemergente Imperio Sith, tras una devastadora guerra denominada como la Gran Guerra Galáctica. Tras esta guerra, los Sith dominan el planeta Korriban, antiguo hogar de los denominados Sith de Sangre Puros, mientras que los Jedi se han retirado al planeta Tython, a buscar guía en La Fuerza. El juego comienza diez años después, cuando un nuevo conflicto se asoma.

En términos generales, de este modo podría resumirse la trama argumental del juego, que se ramificará dramáticamente a lo largo del juego. De hecho, uno de los elementos en los que BioWare ha puesto más empeño es en el desarrollo de la trama argumental.  Cada una de las ocho clases del juego contará con su propia trama, y tres arcos argumentales en función de las decisiones que se tomen. Según los desarrolladores, la historia que se ha creado para el juego, es el verdadero motor de su dinámica jugable, y es más extensa que todos los proyectos creados con anterioridad por BioWare juntos. De hecho, hasta 12 escritores han trabajado durante dos años enteros para dar forma a la trama.  Como véis, historias interesantes no faltarán en este The Old Republic

Sistema de Moralidad

Como todo título de rol que se precie, el juego contará con un sistema de decisiones que afectará a la moralidad de nuestro personaje. No obstante, esta moralidad no se verá constreñida por el bando que seleccionemos en el juego: la República o el Imperio. Serán exclusivamente nuestras decisiones las que determinarán nuestra naturaleza bondadosa o malvada. Así, podremos ser un Jedi de la República, corrompido por el Lado Oscuro, o un Sith que, secretamente, ayude al prójimo en sus viajes por la galaxia. Decir también que serán nuestras decisiones y nuestra moralidad los que determinarán el color de nuestro sable láser. Así, si bien tradicionalmente, en el universo Star Wars, los Sith han contado con sables láser de hoja roja y los Jedi con sables de hoja azul, si nuestro personaje Jedi se convierte en un canalla, podremos portar sables láser rojos. 

Razas y Clases

Existirán un total de nueve razas a seleccionar a la hora de elegir nuestro personaje, a saber: Humanos, Chiss, Cyborgs, Miraluka, Mirialan, Rattataki, Sith de Sangre Puros, Twi’lek, y Zabrak. Los Humanos y los Zabrak podrán seleccionar cualquier de las ocho clases disponibles, mientras que el resto contarán con algunas clases a las que no se podrán acceder. Con respecto a las clases, existirán ocho, divididas en cuatro para la facción del Imperio Sith, y otras cuatro para la República. Si bien son clases limitadas por facción, lo cierto es que muchas de ellas son una clon de la clase correspondiente en la facción contraria. Así, la clase Caballero Jedi de la República es un equivalente al Guerrero Sith del Imperio Sith. Una vez que progresemos con nuestra clase, podremos seleccionar entre dos clases avanzadas o especializadas. Os presentamos un resumen de las clases según facción (dado que el juego no está traducido a nuestro idioma, os presentamos las descripciones de las clases con su denominación original:

República

    – Smuggler; Gunslinger y Scoundrel
    – Trooper; Commando y Vanguard
    – Jedi Knight; Guardian y Sentinel
    – Jedi Consular; Sage y Shadow

Imperio

    – Bounty Hunter; Powertech y Mercenary
    – Imperial Agent; Operative y Sniper
    – Sith Warrior; Juggernaut y Marauder
    – Sith Inquisitor; Sorcerer y Assassin

Destacar finalmente que si bien en un principio cada clase podría estar predefinida para un rol determinado en los combates, ya sea el tanqueo, como la cura, o el daño por segundo, las infinitas posibilidades de customización de habilidades presentes en The Old Republic, hacen que prácticamente cualquier clase pueda adaptarse a la situación y ejercer el rol que necesite o que mejor se adapte al estilo de juego del usuario.

Mecánicas  Jugables

Como en todo MMO que se precie, el jugador va ganando experiencia a medida que va completando misiones y derrotando enemigos. También existirán misiones heroicas que requerirán de la colaboración de varios jugadores o un grupo de ellos para poder ser completadas. Las habilidades que se desbloqueen a medida que vayamos subiendo de nivel, podrán ser adquiridas mediante entrenadores que estarán presentes a lo largo de todo el universo del juego. En concreto, el jugador podrá viajar a planetas como Korriban, Ord Mantell, Nal Hutta, Tython,  Coruscant, Balmorra, Alderaan, Tatooine, Dromund Kaas, Taris, Belsavis, Voss, Hoth, Corellia, Ilum y Quesh, y la luna de Nar Shaddaa. Para ello, cada jugador contará con su propia nave. Además, las naves no sólo servirán para desplazarnos, sino que contarán con protagonismo propio en el desarrollo del juego, con fases de combate espacial que tomarán la forma de shooter en el que, desde una perspectiva situada en el exterior de la parte trasera de nuestra nave, seguiremos un camino predefinido destrozando a cuantas naves se interpongan en nuestro camino.

Como hemos dicho con anterioridad, la trama jugará un papel vital en nuestra aventura, y nuestras decisiones afectarán tanto a los NPCs  (Personajes no Controlables por el Jugador), como a nuestros acompañantes, de los que hablaremos luego.  Cada una de nuestras acciones afectará a la trama argumental que sigamos, y el contexto de cada una de las misiones que acometamos es mucho más profundo de lo que suele ser habitual en este tipo de juegos. Para enriquecer esta experiencia, todos y cada uno de los personajes que nos encontremos y con los que interactuemos, incluyendo el propio jugador, contará con su propio diálogo doblado. De hecho, el juego cuenta con el record Guinness de ser el producto de entretenimiento con mayor trabajo de doblaje en la historia, con más de 200.000 líneas de diálogo grabadas.  El sistema de diálogo cuenta con reminiscencias claras del que ya vimos en la saga Mass Effect.

Compañeros

El sistema de compañeros de The Old Republic está íntimamente ligado al sistema de crafteo (fabricación artesanal de útiles para el jugador como armas y armaduras, así como la recolección de los materiales necesarios para dicha fabricación) de The Old Republic.  Así, cada clase podrá ganarse la compañía de hasta cinco compañeros (más dos secretos), y serán esos compañeros los que se dedicarán a recorrer la galaxia con el fin de adquirir habilidades para la recolección y fabricación de materiales (aparte de la recolección de materiales y la creación de útiles que realice el propio jugador). Así, nos encontramos ante un sistema de crafteo pasivo, denominado como Crew Skill, que permitirá que asignemos hasta tres misiones a cada uno de nuestros compañeros. En estas misiones, el compañero realizará tareas que le harán adquirir habilidades que le permitirán crear útiles para el jugador. Incluso podremos realizar ingeniería inversa, y obtener materiales a partir de los objetos creados por nuestros compañeros, con el fin de crear objetos más avanzados. La forma en que el compañero realice estas misiones dependerá mucho de nuestra propia moralidad, puesto que nuestros actos también afectarán en el modo de comportarse de los compañeros.

Podremos encomendar tareas a cualquier de nuestros compañeros, si bien nuestra preferencia por unos frente a otros, afectará a nuestra relación con ellos (nos podrán hacer regalos, por ejemplo). Hasta el punto de que podremos entablar relaciones de carácter sexual con ellos, e incluso con otros NPCs, incluyendo relaciones con personajes de nuestro mismo sexo.  Destacar finalmente que las tareas de los compañeros se realizarán de manera asincrónica con respecto a nuestras propias acciones en el juego.
Independientemente de los Compañeros,  existirán Hermandades a los que el jugador podrá unirse con el fin de interactuar socialmente y acometer misiones en compañía.

Suscripciones

Junto con el juego se incluye un suscripción de un mes, pero a partir del segundo més, el usuario deberá abonar una cuota a partir del siguiente esquema.

•    – Suscripción de un mes: 12,99€
•    – Suscripción de tres meses: 35,97€
•    – Suscripción de seis meses: 65,94€



Aspectos técnicos

En lo referente al aspecto técnico, BioWare ha apostado por la flexibilidad frente a la espectacularidad, con un motor gráfico solvente y apropiado, que se adapta como al anillo al dedo al inmenso universo retratado en el juego, y que no necesita de grandes alardes técnicos. En cuanto al sonido, la música canónica de Star Wars se mezcla con nuevas composiciones, obra de Mark Griskey, que enriquecen aún más la experiencia sonora del juego. En cuanto a los efectos de sonido, han sido desarrollados con la colaboración de los estudios Skywalker Sound, propiedad de George Lucas, lo cual asegura fidelidad a los sonidos Star Wars de toda la vida.

Conclusión y Futuro

Como podéis observar, The Old Republic cuenta con muchas armas para intentar al menos asaltar el trono de World of WarCraft. La inversión realizada por Electronic Arts es considerable, y algunas fuentes aseguran que se han invertido 500 millones de dólares en el juego, lo que le convertiría en el videojuego más caro en la historia de la industria. Quizás el mayor pero que se le puede poner es su falta de traducción a nuestro idioma. Pero es seguro que el juego continuará evolucionando y mejorando. De hecho, la semana pasada se lanzó el primer gran pack de contenido, denominado Rise of the Rakghouls, y la traducción no nos extrañaría que llegará durante los próximos años (tal y como ocurrió con World of WarCraft). Además existen ya varios cómics y dos novelas ambientadas en el universo del juego (Deceived y Fatal Alliance), que lo dotan de mayor profundidad. Pero sois vosotros los que decidiréis si el juego es un éxito o un fracaso absoluto. Como en el juego, todo dependerá de vuestras elecciones.

Que  la Fuerza os Acompañe

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.