¿Sabíais que el origen de la familia de videoconsolas PlayStation hay que buscarlo en las oficinas centrales de Nintendo? Pues por mucho que os pueda costar creerlo, la realidad es esa. Lo cierto es que sería injusto decir que el único causante de que Sony se decidiera a introducirse en el mercado del videojuego fue, Nintendo. De hecho, mucho antes de que el concepto PlayStation viera la luz, Sony ya se había convertido en uno de los principales fabricantes del legendario sistema MSX. Pero en lo referente a su primera videoconsola de sobremesa, la historia es verdaderamente curiosa.

Y para contarla debidamente, debemos regresar en el tiempo hasta el año 1986. Por aquel entonces, Nintendo se encontraba trabajando en un formato de disco compacto para su Super Nintendo, que solucionara los defectos del denominado Famicom Disk System (un lector de discos magnéticos para la NES, que nunca llego a ser lanzado en Europa).  Y es que este sistema, utilizaba un formato de discos regrabables que eran fácilmente borrables y que carecían de toda protección contra la piratería. Pero cuando Sony y Philips presentaron el formato CD-ROM/XA (un formato de disco óptico que aglutinaba compresión de audio, vídeo y datos informáticos), el cual carecía de los defectos de los discos del Famicom Disk System, Nintendo se mostró verdaderamente interesada.

 
Famicon Disk

Para poner en contexto la situación, hay que decir que las relaciones entre Sony y Nintendo ya eran excelentes. No en vano, fue Ken Kutaragi, al que luego se le conocería como el Padre de PlayStation, el que convenció a Nintendo para que utilizara el procesador de audio de Sony SPC-700 en la Super Nintendo. Con estos antecedentes y la excelente impresión causada por el formato CD-ROM/XA, no es de extrañar que Nintendo encargara a Sony el diseño y fabricación de su lector de CD-ROMs para Super Nintendo. El dispositivo contaría con el nombre de SNES-CD. Y por si fuera poco, Sony planeaba lanzar un reproductor de audio y vídeo bajo su propia marca, que además fuera compatible con los juegos de SNES-CD. De hecho, el formato de disco sería el mismo tanto en SNES-CD, como en los reproductores de Sony.  El contrato se firmó y los trabajos comenzaron. Todo parecía ir sobre ruedas.

La idea original era la de presentar el dispositivo en el CES (Consumer Electronics Show) del año 1991. No obstante, cuando en 1988 el gran Hiroshi Yamauchi revisó el contrato firmado con Sony, se percató de que en su actual estado, el contrato otorgaba el control total sobre todo el software publicado bajo el formato de de SNES-CD a Sony, incluyendo no sólo los juegos compatibles con los reproductores Sony, sino también los lanzados para Super Nintendo. Yamauchi consideró inaceptable el contrato, y de manera secreta lo canceló y firmó una alianza con Philips. La leyenda asegura que todo esto se hizo a espaldas de Sony. Y si bien este extremo nunca ha quedado aclarado, todo indica que Nintendo realmente actuó a espaldas de Sony, puesto que en el CES del año 1991, el lugar en el que originalmente se planeaba presentar el SNES-CD, Sony llegó realmente a presentar un primer protipo. Pero para sorpresa de todos, Nintendo anunció al día siguiente su alianza con Philips. Una que, además, otorgaba el control total del software a Nintendo, incluyendo tanto los títulos para Super Nintendo, como los compatibles para los reproductores Philips.

 
Super Nes CD

Tras el colapso del acuerdo con Nintendo, Sony originalmente planeó detener toda la investigación y dedicarse a otra cosa. No obstante, y en última instancia, Sony decidió aprovechar lo que ya se había creado y utilizarlo para el desarrollo de su primera consola de sobremesa. Como consecuencia, Nintendo demandó a Sony por incumplimiento de contrato, con el fin de que lo que originalmente se había denominado como Play Station, nunca viera la luz. De hecho, Nintendo afirmaba que los derechos sobre el nombre Play Station eran suyos. No obstante, y como era de esperar, el Juez Federal que instruía el caso decidió denegar la demanda de Nintendo, y la primera versión del hardware de Sony fue presentada en octubre del año 1991. Se especula que sólo 200 máquinas de esta primera versión del sistema, fueron producidas.

Para finales del año 1992, Sony y Nintendo aún continuaban guerreando, si bien consiguieron llegar a un acuerdo según el cual, los sistemas Play Station incluirían un puerto para juegos de Super Nintendo. Los beneficios de los juegos, por supuesto, continuarían estando en manos de la Gran N. A cambio, Nintendo continuaría utilizando el chip de audio de Sony en su Super Nintendo. Pero a finales del año 1993, Sony decidió hacer borrón y cuenta nueva, y rediseñó por completo el concepto de su sistema, enfocándola a una nueva generación de software y hardware.  Y como parte de este proceso, el puerto compatible con juegos de Super Nintendo fue desechado, y el espacio entre las palabras “Play” y “Station”, fue eliminado, aniquilando de este modo toda vinculación de Nintendo con el proyecto. Había nacido PlayStation, que fue lanzada definitivamente en Diciembre del año 1994 en Japón. Lo que siguió, como comúnmente suele decirse, es historia.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.