Aseguraba Sony el pasado julio que su cuota de mercado rozaba el 70 % en el continente europeo, rebasándose el 90% en algunos de sus mercados. Aunque carecemos de cifras tanto actualizadas como independientes, no es ningún secreto que España es el principal feudo de la multinacional japonesa en el viejo continente. Tal así que la división española de Microsoft resultó la más aquejada por el estrepitoso anuncio de Xbox One.

“Metimos la pata hasta el fondo, pero nos enorgullece haber subsanado los errores escuchando a los aficionados”, explicó el pasado viernes Graeme Boyd, social lead de la marca Xbox para Europa, Oriente Medio y África. La sede madrileña de Microsoft albergó (desde entonces y hasta el domingo) el Xbox Fan Fest, evento con el que la compañía buscó agradecer el apoyo a su nicho de usuarios. 400 afortunados acudieron tras lamentar la ausencia de la firma en Madrid Games Week, superficie comercial cuasi monopolizada este año.

El éxito arrollador de PlayStation 4 no invitaba a una confrontación directa y de ahí esta cita de carácter ‘familiar’, con la que fortalecer el sentimiento de comunidad. En este sentido, las cifras sí que dan la razón a Xbox Live, plataforma de juego en línea líder con más de 54 millones de miembros. No extraña entonces que Pilar López, Presidenta de Microsoft Ibérica, recalcase su importancia por encima incluso del hardware. Tampoco es casualidad que el último reporte financiero destacase el auge de suscriptores en lugar de precisar el número de máquinas vendidas.

IMG_0209

Pilar López, Presidenta de Microsoft Ibérica

En cualquier caso, López refrendó las últimas declaraciones del mismísimo Satya Nadella, quien en un primer momento se rumoreó dispuesto a liquidar la división de entretenimiento: “Nuestro compromiso con el ocio electrónico es absoluto. Xbox es una parte esencial para Microsoft”. Francisco Arteche, Director del grupo de Canales de Consumo de Microsoft Ibérica, prosiguió con la presentación de un Fan Fest que revela cifras de interés para comprender el status de la marca en nuestro país: “Xbox cuenta con más de un millón de usuarios en España, muchos por dar el salto a la nueva generación”.

¿Cómo convencer a los propietarios de una Xbox 360 para que no ‘cambien de bando’? Estamos, en palabras de Boyd, ante los fans “más críticos y honestos del mundo según nuestros registros, cosa que agradecemos porque nos hace mejorar”. Sirvieron de inspiración así para la apertura de portales como el consabido Xbox Feedback, donde cualquiera puede lanzar sugerencias y votar las ajenas: “En el último año hemos implementado más de 200 mejoras a colación de los usuarios“. Solo el principio para una consola en plena metamorfosis, dada su integración con Windows 10 (streaming de partidas inclusive), la recepción de nueva interfaz y también de la funcionalidad con la que Arteche responde al interrogante que habíamos dejado en el aire.

Retrocompatibilidad. Sony reniega de ésta en PS4 por contraponer su estrategia comercial, basada en remasterizaciones y PlayStation Now, servicio de suscripción en la nube con el que redescubrir su fondo de catálogo. Microsoft sabe que muchos ansían desempolvar sus discos de Xbox 360, al igual que las third parties, quienes verán incrementadas las ventas de sus versiones para Xbox One cuando lleguen con juego retrocompatible bajo el brazo: “La emulación de Xbox 360 es el empujoncito que muchos necesitaban para adquirir una Xbox One“.

Comparativa y previsión de ventas interanual para Xbox One en España

Demos mérito también a Phil Spencer, mandamás que ha plantado en el calendario cuantiosas razones de peso en forma de exclusivas. Estamos ante la campaña navideña más importante para One, por el lanzamiento de superproducciones como Forza Motorsport 6, Halo 5: Guardians y el inminente Rise of the Tomb Raider, pero el futuro depara también justificantes de peso como Quantum Break, Crackdown 3, ReCore, Halo Wars 2, Scalebound…

Se pregunta uno, no obstante, si realmente hay margen de mejora para la consola en mercados tan monotemáticos como el nuestro. ¿Puede un juego conseguir las ventas más improbables por muy excelsos que resulten sus valores de producción? Fernanda Delgado, Directora de Marketing de Xbox, esclareció la duda a golpe de gráfica: “2015 está siendo el año de One. Entre julio y octubre las ventas de la consola en España han crecido un 38% respecto al mismo periodo del año anterior. De hecho, en agosto se alcanzó un pico diferencial del 77%, con un 50% más de unidades vendidas entre septiembre y octubre por los lanzamientos de Gears of War: Ultimate Edition y Forza Motorsport 6″.

Las estimaciones de Delgado hablan de un crecimiento superior al 86% esta campaña navideña, gracias a Rise of the Tomb Raider, la mentada retrocompatibilidad  y los bundles a precio competitivo (desde los 349€ del paquete básico hasta los 399€ del nuevo modelo Elite). Precisamente el Xbox One Elite Controller fue una de las atracciones del Fan Fest, donde también pudo disfrutarse de los futuros Need for Speed, Homefront: The Revolution, Cuphead o Tom Clancy’s Rainbow Six Siege entre una veintena de juegos.

Puede que España siga siendo un caso perdido para Xbox durante años, pero el compromiso infatigable de Microsoft para con su comunidad merece el aplauso.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.