El presidente de Nintendo América, Reggie Fils-Aime, aseguró hoy a Efe que su compañía solo ha mostrado un “10 por ciento” del potencial de la segunda generación de consolas Wii, Wii U, que no llegará al mercado antes de abril de 2012.

El ejecutivo de la compañía nipona insistió en que Wii U será un sistema nuevo, con un mando que incorpora una pantalla táctil diseñado para funcionar únicamente asociado a la consola, por lo que no sustituirá a las portátiles Nintendo DS o 3DS.

“No es una tableta, es un mando de juegos”, aclaró Fils-Aime después de la confusión generada en la presentación de Wii U el martes en la feria E3 de Los Ángeles.

En ese evento, Nintendo desveló un nuevo mando de control que añadía botones y funciones del estilo a las que se pueden encontrar en los de la Xbox 360 o la PlayStation3, pero hizo escasas referencias a cuáles serán los componentes de la consola.

“Estamos comunicando que dentro de la consola habrá el poder para unos gráficos de alta definición 1080p y una experiencia ‘online’ fantástica. Creo que lo que hemos enseñado puede ser un 10 por ciento, hay mucho más que enseñar en términos de juegos”, señaló el directivo.

Fils-Aime apuntó que la principal innovación que traerá Wii U al mundo del videojuego es “la idea de dos pantallas”, la de la televisión y la del mando, que, combinadas, “pueden crear nuevas experiencias” como por ejemplo en un juego de conducción la pantalla en los controles podría servir como espejo retrovisor del coche.

Nintendo dejó ver esta semana diferentes combinaciones de dos pantallas para jugar, como usar el mando como un dispositivo para lanzar estrellas ninja virtuales o como base para golpear una bola de golf que posteriormente aparece en un campo representado en el televisor.

La decisión de la empresa japonesa de renovar la plataforma Wii con un sistema que añade más botones se ha visto como un guiño para atraer a los jugadores más aficionados o “hardcore” que se habían quedado descolgados de su consola, orientada en principio hacia un usuario esporádico y no necesariamente experto.

Ahora Nintendo intenta ampliar su base de jugadores ampliando la versatilidad de su mando, en lugar de minimizar aún más su complejidad o directamente deshacerse de él, como ha hecho Microsoft con su exitoso Kinect.

“En Nintendo tenemos la costumbre de hacer cosas que son inesperadas”, comentó Fils-Aime, que admitió que su compañía ha tomado “una dirección diferente” para “seguir innovando” y mantener el liderazgo en el sector de las consolas, algo que amenaza con arrebatarles Microsoft.

De hecho, el responsable de la división de entretenimiento de Microsoft, Don Mattrick, vaticinó el lunes que Xbox 360 será la consola más vendida del año en todo el mundo por delante de Wii y PlayStation3.

“Ya veremos”, contestó con una sonrisa Fils-Aime, quien pronosticó un “año fuerte de ventas” para Wii, incluso a pesar de que en 2012 el sistema quedará desfasado con la llegada de Wii U.

“El consumidor que va a comprar Wii hoy no lee las publicaciones especializadas en videojuegos. Puede que tenga un hijo de 6 o 7 años, va a una tienda y pregunta qué sistema debería comprar. Le van a recomendar Wii por su precio y su catálogo de juegos, eso es lo que va a motivar al consumidor”, comentó confiado Fils-Aime.

A pesar de que la actual Wii no será compatible con el mando Wii U, sí que se podrán usar los controles de Wii para la nueva plataforma.

Wii U permitirá la navegación por Internet y Fils-Aime no descartó que la consola pueda usar aplicaciones populares, como las que triunfan en el mundo móvil.

“Hay potencial para eso, pero ése es un trabajo que tenemos que hacer durante los próximos 9 y 12 meses”, manifestó el ejecutivo, que dejó abierta la puerta también a que, en un futuro, las consolas portátiles de Nintendo puedan tener conexión 3G, si bien no es algo que esté en la estrategia de la empresa en estos momentos.

“Podría ser interesante, pero creemos que nuestros planes actuales de usar Wi-Fi llevan a una mejor prestación en el consumo”, añadió Fils-Aime.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.