La revisión, realizada a petición de Apple, se llevará a cabo en las fábricas de Foxconn en Shenzhen y Chengdu (China), señaló la empresa en un comunicado.

Foxconn tiene más de un millón de empleados en China y sufrió en los últimos dos años un elevado número de suicidios entre sus empleados (más de un veintena en dos años), así como acusaciones de abusos laborales por parte de activistas.

“Foxconn ha informado a Apple y a la Asociación de Justicia Laboral que se toma este proceso muy en serio y que tomará acciones tras recibir los resultados y recomendaciones”, dijo la empresa.

Apple ha pedido a las empresas fabricantes de sus dispositivos que se sometan a las revisiones de la AJL, ante acusaciones de grupos de defensa de los trabajadores en China y el extranjero.

Además de Foxconn, la AJL también revisará la situación de los obreros en las empresas taiwanesas Quanta y Pegatron, con lo que se cubrirán las instalaciones donde se fabrican el 90 por ciento de los productos de Apple.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.