Mucha expectación en torno al nuevo smartphone de Samsung, que ha pasado los últimos meses lavando su imagen tras la debacle del Galaxy Note 7. ¿Casual que el logotipo de los surcoreanos no figure en la delantera del flamante Galaxy S8? También es cierto que poco espacio ha quedado para florituras, ya que la seña de identidad del terminal es su pantalla curvada y sin marcos, que ocupa casi un 84% del frontal.

Galaxy S8 y Galaxy S8 + se antojan un inmenso panel de biseles metálicos, tan sólo interrumpido por auricular y óptica en el segmento superior. En el inferior desaparece el característico botón de inicio, que se integra en la pantalla y responde mediante vibración. Un acierto en cuanto a estética, que planteará todo un reto a los desarrolladores de aplicaciones, dado el ratio atípico de la pantalla (18,5:9).

Los nuevos smartphones integran paneles super AMOLED QHD (1.440 por 2.960 píxeles) de 5,8 y 6,2 pulgadas respectivamente. Mejoran además su reproducción del color y contraste, gracias a la certificación Mobile HDR Premium. Recordemos que Sony presentó el primer smartphone 4K HDR del mercado (Xperia XZ Premium) durante el pasado Mobile World Congress, mientras LG abrazaba los estándares HDR10 y Dolby Visión en su G6.

Respecto a la capacidad de procesamiento, Galaxy S8 integra el primer chip de 10 nanómetros, con arquitectura de 64 bits y ocho núcleos (Exynos 8895, a 2,3 y 1,7 GHz). Se complementa con 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento interno, ampliable hasta 256GB mediante tarjetas microSD. En la práctica, hablamos de teléfonos entre un 10 y un 20% más veloces que el Galaxy S7.

El Infinity Display ocupa hasta un 83,9% del frontal del teléfono (en el Galaxy S8 +).

El Infinity Display ocupa hasta un 83,9% del frontal del teléfono (en el Galaxy S8 +).

Otra razón de compra reside en la cámara frontal, gracias al lector de iris: podremos desbloquear el teléfono en décimas de segundo, con tan sólo encararlo (incluso con gafas). Por su parte, el sensor de huellas dactilares sigue presente, aunque desplazado junto a la óptica trasera. Explica Samsung que quieren ofrecer todas las opciones de desbloqueo posibles, incluidos los habituales códigos numéricos y patrones.

Y ya que hablamos de cámaras, la principal alberga un sensor de 12 megapixeles con estabilización óptica y apertura f/1.7, misma que la del sensor delantero, de 8 megapixeles y con autofocus. Sí, la multinacional omite la doble lente del iPhone 7 Plus y promete las mejores instantáneas nocturnas capturadas por un smartphone. Al tiempo se presentó la nueva Gear 360, más ergonómica y capaz de grabar vídeos en 360 grados con resolución 4K.

Centrándonos ya en la conectividad, el Galaxy S8 apuesta por el estándar USB-C, aunque mantiene el cacareado puerto jack. La ficha técnica alude así mismo a estas tecnologías inalámbricas: LTE Cat.16, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2.4 y 5GHz), Bluetooth 5.0, NFC (para pagos con Samsung Pay) y GPS. La batería también se carga sin cables, habiéndose optado por módulos no extraíbles de 3.000 mAh y 3.500 mAh según el modelo.

Pantalla sin marcos, lector de iris, Mobile HDR Premium y modo de escritorio son las claves del nuevo tope de gama

¿Y qué hay del software? La base es Android 7.0 (Nougat), personalizado con la nueva versión de TouchWiz. Aporta nuevos gestos táctiles, la aplicación Samsung Connect para fines domóticos y BixBy, un asistente virtual basado en contexto. Uno de los ejemplos mostrados: fotografiamos una bicicleta en plena calle y al instante se despliega la ficha del producto en una conocida tienda online. Más aún sorprendió el anuncio de Samsung Dex, base con salida HDMI que convierte el teléfono en equipo de sobremesa (siempre que contemos con monitor, ratón y teclado). No se trata de una mera duplicación de pantalla, sino que Dex adapta la interfaz del smartphone a una de escritorio, pudiendo gestionar archivos y trabajar presentaciones en Excel, por poner sólo un ejemplo.

Tanto Galaxy S8 como S8 + casan con la certificación IP68. Sus dimensiones son de 148,9 x 68,1 x 8 milímetros (155 gramos) y 159,5 x 73,4 x 8,1 milímetros (173 gramos) respectivamente. Llegarán al mercado el próximo 28 de abril desde 809 y 909 euros en colores Midnight Black, Orchid Grey y Artic Silver.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.