Quantum Break era uno de los juegos más esperados del año. Ha resulta también la producción con mayor disparidad de opiniones, desde el suficiente al sobresaliente, algo inevitable para un estudio (Remedy) incapaz de dejar indiferente. Aunque no se trata de una aventura especialmente complicada, conviene tener en cuenta varias pautas para disfrutar la experiencia como es debido.

Las fuentes de Chronon

Nuestro primer cometido ha de ser localizar las 60 fuentes de Chronon repartidas por los cinco actos del juego. Vienen a ser puntos de habilidad, canjeables por mejoras para los poderes temporales del protagonista. Encontrarlas requiere de no poca exploración, pues algunas están ocultas a conciencia.

Mejorar cada habilidad al máximo no sólo facilita las refriegas, sino que las hace mucho más divertidas. Señalamos a continuación el número de fuentes de Chronon dispuestas en cada segmento del juego:

Acto 2 Parte 1 (Zona industrial): Fuentes de Chronon 1 a 7 (7)

Acto 2 Parte 2 (Zona cero): Fuentes de Chronon 8 a 14 (7)

Acto 2 Parte 3 (Piscina cubierta de Bradbury): Fuentes de Chronon 15 a 19 (5)

Acto 3 Parte 1 (Edificio de investigación): Fuentes de Chronon 20 a 27 (8)

Acto 3 Parte 2 (Gala de Monarch): Fuentes de Chronon 28 a 35 (8)

Acto 4 Parte 1 (Puente de Port Donnelly): Fuentes de Chronon 36 a 41 (6)

Acto 4 Parte 2 (Preparación de la máquina): Fuentes de Chronon 42 a 44 (3)

Acto 4 Parte 3 (Piscina, 2010): Fuentes de Chronon 45 a 47 (3)

Acto 4 Parte 4 (Taller de Will, 2010): Fuentes de Chronon 48 a 50 (3)

Acto 5 Parte 1 (Oficina central de Monarch): Fuentes de Chronon 51 a 53 (3)

Acto 5 Parte 2 (De vuelta a la universidad): Fuentes de Chronon 54 a 58 (5)

Acto 5 Parte 3 (Los momentos finales): Fuentes de Chronon 59 y 60 (2)

Quantum Break_REVIEWS_Screenshot 17

El engaño de las coberturas

Aunque Quantum Break pinta al típico shooter de coberturas en tercera persona (los escenarios se salpican de contenedores y escritorios), el juego nos concede total libertad para plantear los combates. Cubrirnos cada dos por tres puede funcionar en el modo de dificultad más bajo, pero lo normal es acabar criando malvas si nos quedamos quietos demasiado tiempo. No ayuda el que Jack se resguarde automáticamente con acercarnos a cualquier superficie, lo que nos deja vendidos en más de una ocasión (cuando nos cubrimos teniendo al enemigo justo detrás, por ejemplo).

¡Encara a tu adversario sin reparos! Tienes un surtido de habilidades fantásticas a disposición, con las que paralizar, rodear y finiquitar (en ese orden) a los bastiones de Monarch. Tan sólo debes usarlas con cabeza e incrementar su duración al máximo.

El tiempo, tu gran aliado

Remedy introduce los poderes temporales quizás demasiado ininterrumpidamente, por lo que apenas tenemos tiempo de asimilarlos. Comparten botones además, siendo normal acabar un tanto perdido y desaprovechar ciertas habilidades. Repasemos pues cada uno de estos ‘dones’ y su conveniencia según el contexto.

Visión temporal: La usaremos desde el primer minuto al último. Amén de localizar a los enemigos, resulta útil para encontrar munición, armamento e ítems de carácter narrativo. Una forma de no pasar nada por alto y planificar la estrategia a seguir durante los combates.

Atento a los objetos marcados en rojo (explosivos), capaces de quitar de en medio a varios rivales. Tan solo has de ser paciente y disparar en el momento oportuno, cuando muchos enemigos (o uno fuertemente blindado) se aproximen al barril de turno.

Detener el tiempo: Como su propio nombre indica, detiene el tiempo en un área concreta. Obra así frente al enemigo, dispara una lluvia de balas a la ‘burbuja’ resultante y observa como éstas impactan una vez pasado el efecto, sin que el soldado pueda hacer nada para evitarlo.

Quantum Break_REVIEWS_Screenshot 18

Detener el tiempo es particularmente útil cuando estás rodeado o justo al contrario, cuando tan sólo queda un malo en pie y quieres solventar rápido la situación: embóscalo y sigue tu camino.

Regate temporal: Esquiva a la velocidad de la luz. Muy útil para movernos rápidamente entre coberturas o escapar de enemigos que hagan peligrar nuestra supervivencia, como aquellos soldados a los que tan solo dañamos por la retaguardia. Usa regates temporales para pillarlos desprevenidos.

Regate temporal también es efectivo para esquivar granadas y en general, a modo de último recurso. Recuerda además que si apuntas justo al consumirse el poder, el tiempo se ralentiza (aprovéchalo).

Escudo temporal: Un escudo impenetrable, que podemos desplegar incluso a varios palmos del contrario. Úsalo si estás a punto de morir, pues te protegerá el suficiente tiempo como para recobrar energía… mientras sigues disparando.

Es buena idea disponer un escudo temporal en campo abierto y a continuación tirar de regate temporal para alcanzar la cobertura más próxima.

Explosión temporal: ¿Mucho enemigo junto o en apuros frente a uno especialmente poderoso? Hazte cargo con una explosión temporal, algo así como un lanzacohetes en nuestras propias manos. Mejorar este poder de forma prioritaria te facilitará las cosas en el tramo final.

Aceleración temporal: Permite ralentizar el entorno mientras corremos. Incluye una variante de lo más vistosa: si nos aproximamos a un rival en pleno efecto podemos ‘regalarle’ un puñetazo letal pulsando B.

Aceleración temporal es la solución idónea para encarar torretas o francotiradores, a los que asaltar por detrás mientras recargan.

Quantum Break_REVIEWS_Screenshot 9

ítems narrativos

Hay muchísimo correo electrónico, cartel y mensaje radiofónico disperso por el juego. Intenté localizarlos todos en la primera vuelta, pero me cansé al comprobar que la mayoría aportaban escasa información de relevancia. Demasiada lectura que corta el ritmo.

Si jugáis por primera vez conviene hacer caso únicamente a los más destacados (suelen estar a la vista), dedicando las siguientes rondas a saciar vuestra ansia coleccionista.

Nudo… y desenlaces

Porque sí, repetir Quantum Break merece (y mucho) la pena. Nuestras decisiones en los diferentes Nudos impactan de forma significativa tanto en el juego como en la serie homónima.

Una hoja de ruta óptima sería completar el juego tres veces: la primera pulsando siempre LB, la segunda haciendo lo propio con RB y la tercera alternando una y otra opción. Comprobad entonces cuántas vidas os lleváis por delante, cómo los escenarios incorporan algún que otro elemento o los diálogos cambian en tono y forma.

Resulta curioso conocer cuáles fueron las decisiones mayoritarias por parte de la comunidad o nuestros amigos. Os llevaréis más de una sorpresa…

E2B_Shawn_Lance_1

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.