Culminamos nuestra guía de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Tras aconsejaros cómo sobrevivir a su mundo abiertojefes finales, hoy os traemos un acopio de secretos no os dejarán indiferentes. Recordad que ya hemos publicado nuestra crítica del juego (también en formato vídeo), corroborando lo que todos dan por hecho: la nueva aventura de Link es uno de los mejores títulos de la historia.

Cucos: Si golpeas a un cuco es muy probable que ponga un huevo, con las ventajas culinarias que esto conlleva. También puede ocurrir que el animal enfurezca y llame a sus compañeros de corral, momento en que más te vale correr. Una estrategia de lo más útil es colocar al cuco frente a un enemigo, siendo éste quien le inflija daño: las gallinas le atacaran en tropel, vaciando su barra de vitalidad en un santiamén. ¡También funciona con los Guardianes!

Esrella fugaz: Mira al cielo cuando tengas ocasión: a veces vislumbrarás estrellas fugaces. Fíjate en su trayectoria y márcala en el mapa con una runa. Si acudes al punto en cuestión obtendrás un fragmento de estrella, indispensable para mejorar determinadas armas en las fuentes del Gran Hada. También se emplean como ingrediente.

Escudo: La posibilidad de deslizarnos ladera abajo sobre nuestro escudo se ha visto en infinidad de gameplays. ¿Sabías que puedes realizar trucos al más puro estilo Tony Hawk (o casi)? Pulsa “Y” en combinación con “X” y mueve el stick analógico izquierdo a izquierda o derecha.

Boomerang: Consigue un brazo de Lizalfos esquelético y lánzalo contra tus enemigos. Retornará cual boomerang.

El último empujón: Los mayores instantes de tensión en Breath of the Wild vienen dados por la escalada, al no estar seguros de si nuestro indicador de resistencia se agotará justo antes de alcanzar la cima. Pues bien, si te impulsas marcándose la sección roja cubrirás el doble de distancia.

Además, algunos usuarios han detectado un método para escalar de forma ilimitada: pulsa “B” mientras mueves el sitck analógico hacia arriba para caminar (o intentarlo) por cualquier superficie vertical, tiempo durante el que se recarga el medidor en cuestión.

Hada caballo: En la región de la Torre del Lago, al sur de la Posta de Farone, encontrarás la Fuente de Malanya. Paga mil rupias y despertarás al hada del mismo nombre, también conocida como “hada caballo”. ¿Qué tiene de especial? Puede resucitar a cualquier corcel.

1 2

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.