Especialista

Es fácil que un jugador novato infravalore al especialista, la evolución del soldado de apoyo de XCOM Enemy Unknown. Es cierto que no cuenta con ninguno de los grandes puntos fuertes del resto de clases, pero su ayuda es vital para tapar grietas en la formación y sus habilidades a distancia les permiten ser relevantes en un terreno muy amplio. Además, el uso del Gremlin (el dron teledirigido a través del que enfocan buena parte de sus habilidades) cuenta como una acción de movimiento, por lo que perfectamente podemos echar un cable primero y disparar después en el mismo turno. Por eso, la mejor posición para el especialista es la intermedia, donde lo mismo pueda enviar apoyo a los comandos que al tirador… o directamente en constante movimiento entre un frente y otro.

En las fases avanzadas del juego su importancia se multiplica: las capacidades de hackeo de uno de los perfiles del especialista, el hacker de combate, resultan absolutamente vitales contra robots avanzados como el MEC o el andromedón, que se cuentan entre los enemigos más temibles de XCOM 2. Dejar atontado un turno o dos a uno de estos gigantones en mitad de la batalla es una ventaja táctica impagable, ya que te permite eliminar a su escolta tranquilamente para luego concentrar el fuego de vuelta en ellos (¡a veces estando aún aturdidos!). Si en el informe de misión te encuentras con que se esperan unos cuantos robots, sube al hacker de combate al helicóptero: será tu soldado más valioso. Eso sí, pocas veces merece la pena intentar hackear las torres de vigilancia enemigas: salvo que el éxito de una misión de ocultación dependa de ello, el castigo por fracasar suele superar con mucho la recompensa.

El otro perfil es el de médico de batalla. En XCOM 2 los médicos no son tan útiles como en Enemy Unknown por la simple razón de que un soldado herido tendrá que recuperarse en la enfermería aunque los curemos durante la misión. Aún así, pocas cosas dan más rabia que perder a un soldado de rango alto (sobre todo si no muere por un disparo, sino que se desangra lentamente) por no llevar un médico en el grupo. Puedo garantizar que vas a necesitar ambos perfiles de especialista en el escuadrón. Vamos a repasar las habilidades para ver las posibles builds.

especialista

Cabo (Protocolo médico / Protocolo de combate): el primero permite curar a distancia, el segundo hace una pequeña cantidad de daño. Ambos se pueden usar dos veces por misión. El truco está en que Protocolo médico tiene un botiquín propio, por lo que si equipas al especialista con botiquín tendrás dos curas disponibles (y podrás además equipar al especialista con otro objeto útil), y junto a posteriores habilidades otorgará hasta 4 usos de botiquín por misión. Protocolo de combate no necesita de ningún objeto, y aunque la baja cantidad de daño le hace parecer inútil, a menudo la diferencia entre la vida y la muerte es de uno o dos puntos de vida; además hace algo más de daño contra enemigos robóticos. Ambas son buenas; a elegir según el perfil de especialista.

Sargento (Protocolo de reanimación / Protocolo de hackeo): la Reanimación elimina cualquier estado mental negativo (desorientado, aturdido, pánico o inconsciente). Protocolo de hackeo permite atontar o incluso controlar a un enemigo robótico. Personalmente, yo recomiendo elegir siempre la segunda; el hackeo, como decía antes, es imprescindible cuando empiezan a llegar los robots realmente peligrosos, y de todas formas buena parte de los estados mentales negativos desaparecen si matas al alien que lo ha provocado.

Teniente (Médico militar / Protocolo de escaneo): como en XCOM Enemy Unknown, Médico de Campo otorga dos usos extra al botiquín. El protocolo de escaneo envía al Gremlin a hacer más o menos lo mismo que el escáner de batalla: aumenta el radio de visión y desvela enemigos ocultos. En mi opinión creo que no merece la pena renunciar a dos curaciones extra a cambio de algo que ya puedes hacer con un objeto útil.

Capitán (Fuego de cobertura / Evaluación de amenaza): la diferencia entre estas dos habilidades parece sutil pero es muy importante. Fuego de cobertura permite efectuar un disparo de reacción contra cualquier acción del enemigo (incluyendo ataques, uso de objetos). Threat Assessment hace que otro soldado obtenga esa habilidad… a cambio de que el Protocolo de Ayuda tenga un enfriamento de un turno. Reconozco que el Protocolo de ayuda es muy útil, pero que tu francotirador pueda lanzar un disparo de reacción con Guardia larga al primer cabrón que intente disparar para mí inclina la balanza. Me quedo con Threat Assessment.

Comandante (Siempre vigilante / Guardián): Siempre vigilante otorga un disparo de reacción si has dedicado tu turno a acciones de movimiento (es decir, todo el turno corriendo o un movimiento y un uso del Gremlin). Con Guardián, si aciertas un tiro de reacción tienes un 50 % de posibilidades de volver a ponerte en guardia, y además todas las veces que haga falta; aunque sea improbable, tu especialista puede terminar pegando tres o cuatro tiros de reacción en un solo turno. El problema, claro, es que tienes que acertar el tiro y después otro porcentaje de 50 %… demasiadas pruebas de azar. Siempre Vigilante hace que un turno dedicado sólo a ayudar a los compañeros pueda terminar también con un disparo. Suelo elegir ésta, aunque tener un soldado con Guardián me ha sacado de algún apuro.

Coronel (Restauración / Descarga incapacitadora): estas dos habilidades son una barbaridad, así que francamente la que quiera que elijas está bien. Restauración cura a todos los soldados del pelotón, e incluso estabiliza a los que estén desangrándose. Capacitor Discharge lanza una potente descarga eléctrica que no sólo hace daño aumentado a los robots, sino que además tiene una posibilidad de aturdir a cada uno de los enemigos que reciban daño. Ambas pueden usarse sólo una vez por misión.

Aunque ambos perfiles puramente especializados son útiles, mi build recomendada de especialista tiene siempre las habilidades Protocolo de Hackeo, Médico de Campo y Siempre Vigilante. Cada jugador, según su estilo las necesidades de su pelotón, que elija entre Protocolo médico o de Combate, Fuego de cobertura o Threat Assessment y Restauración o Capacitor Discharge para tener especialistas con distintos perfiles.

1 2 3

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.