GUÍA DE XCOM 2

En nuestra guía de XCOM 2 ya hemos repasado los conceptos básicos que hay que manejar para ser un buen comandante, algunas cuestiones de gestión de la base, consejos tácticos para las misiones de combate, mejores builds de Granadero, al Comando, al Especialista, al Tirador y al Psiónico… Pero aún nos faltaba un último elemento, y uno importante además: los alienígenas, las tropas de choque con las que ADVENT mantiene a raya a la humanidad y trata de destruir la organización XCOM.

Quizá lo más importante a tener en cuenta es saber identificar en cada turno cuál es el enemigo más peligroso para el pelotón para contrarrestar la amenaza lo mejor posible. Normalmente será el alienígena más poderoso, que más capacidad para hacer daño tenga, pero no tiene por qué ser así: un soldado raso muy cerca, o con posibilidad de lograr posición de flanqueo, es más peligroso que un mutón muy lejos que aún tiene que correr para acercarse. En el peor de los casos, aléjate lo más posible para ponérselo difícil. En toda mi primera vuelta a XCOM 2, por ejemplo, puedo contar con los dedos de una mano las veces que he llegado a sufrir daño de un andromedón o un berserker. Es posible que te equivoques a menudo, pero créeme: a la larga te irá mejor haciendo análisis de riesgos que sin hacerlo. En general, pregúntate lo siguiente: ¿cuál de los objetivos tiene potencial para matarme a algún soldado en un solo turno, o para dejarlo a falta de que otro lo remate?

En definitiva, ante cualquier escaramuza, para poder priorizar y decidir una estrategia es importante que sepas bien analizar el riesgo que supone cada enemigo. Hay daños que puedes asumir (por ejemplo, que un soldado con exo-armadura reciba un par de disparos) y otros a los que puedes dar respuesta (curando al herido con un botiquín, cediendo terreno para buscar mejor cobertura…); otros tienen el potencial para desbaratarte toda la estrategia que tuvieras planteada.

Yo que tú no intentaría jugar a pelota con esto

Yo que tú no intentaría jugar a pelota con esto

En mi opinión, en la primera parte de la campaña suele ser prioritario eliminar cuanto antes a cualquier enemigo con capacidad para combate cuerpo a cuerpo (lanceros, arcontes, crisálidas, sincaras y berserkers) . Las razones son varias: para empezar, tienen una posibilidad mucho mayor de lograr un ataque con éxito: un disparo puede fallar o no, pero un puñetazo en la cara es difícil que no acierte. Además muchos de los enemigos cuerpo a cuerpo pueden destruir la cobertura, lo que nos deja muy vulnerables, o infligir estados negativos. Más adelante, la prioridad pasará a las unidades con daño de área (sobre todo las robóticas: MEC, andromedones, sectopoides y cerberos). Su capacidad para causar daño de área puede provocar el caos en el pelotón y dejarnos completamente vulnerables ante otros ataques enemigos, y a menudo pueden lanzar misiles y además disparar en el mismo turno. Es preferible matarlos sin dejarles tiempo para disparar, salvo que el hacker de combate del equipo logre inutilizarlos temporalmente.

A continuación situaría a las tropas psiónicas. En esto tengo una opinión distinta a la más extendida, que es marcarlos como el primer objetivo. Es verdad que sus capacidades son potencialmente más peligrosas que un puñetazo de un berserker (que ya es decir), pero con ellos se puede hacer control de daños: cualquier efecto logrado por un psiónico desaparece automáticamente cuando éste muere o con ciertas distracciones (granadas de luz, por ejemplo). Por ello, si hay otros enemigos que suponen una amenaza más concreta a corto plazo, nos podemos arriesgar a dejarlos hacer durante un turno. El resto de enemigos, los que basan sus ataques en armas de fuego, son más predecibles; los comentaremos a continuación con algunas sugerencias que te serán útiles en el campo de batalla. Ten en cuenta que no hay una receta concreta a seguir porque cada misión y cada situación son únicas; aún así, cada tipo de alienígena tiene sus capacidades, fortalezas y debilidades. Vamos a comentarlos por orden cronológico según te los vas encontrando en la campaña de XCOM 2.

1 2 3

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.