Las previsiones se han cumplido con el anuncio de una nueva entrega de Guitar Hero por parte de Activision. La franquicia que hace un lustro dinamitase todos los récords de ventas y revolucionase nuestras fiestas de salón, retornará a la par que su eterno rival (Rock Band), por lo que muchos confían en el resurgimiento del género musical este 2015. ¿Se cumplirán las previsiones o ya pasó el tiempo de simular a Roy Orbison frente al televisor?

Con Guitar Hero Live, Activision apela a los 40 millones de jugadores que disfrutaron de la franquicia (sólo en Europa y Norteamérica), arrojando una recaudación superior a los mil millones de dólares. También a una nueva generación de usuarios, tal vez preparados para dar el salto de Skylanders a los auditorios enfervorecidos. Porque como su propio nombre indica, Live primará las sensaciones reales del guitarrista acongojado por el concierto de su vida.

Guitar Hero Live está siendo desarrollado por FreeStyleGames, responsables de DJ Hero y su secuela, quienes han planteado dos modalidades de juego: GH Live se antoja "una visión en primera persona mientras estás en el escenario, convirtiéndote en la estrella del show. Un gran paso adelante en inmersión y realismo, con una experiencia de acción real que proporciona al jugador la montaña rusa emocional que supone estar en el escenario y tocar en un grupo real, frente a un público que reacciona de forma dinámica y en directo según lo bien o mal que actúes. Como el guitarrista principal, el jugador toca una selección de canciones que abarca el panorama musical en varios lugares, desde el escenario más pequeño de un club con cien personas, al gran escenario principal de un festival al aire libre, con cientos de miles de asistentes". Interesa de este modo el retorno de las secuencias pregrabadas de vídeo real, constante del videojuego de los 90 en títulos de culto como The 7th Guest, Corpse Killer, Phantasmagoria II o Night Trap. El gran reto de FreeStyleGames será conseguir reacciones fluidas y realistas para con nuestras interpretaciones.

Live recupera la premisa del fallido Guitar Hero 7 de Vicarious Visions

GHTV, por su parte, se presenta como la primera red de vídeo jugable del mundo: "un modo jugable las 24 horas que permite a los fans disfrutar de una colección de vídeos musicales oficiales, que se actualizan continuamente y pertenecen a una gran variedad de géneros, desde los lanzamientos más recientes a los hits favoritos de todo el mundo. En GHTV, los fans pueden disfrutar con sus amigos en la misma habitación y competir contra jugadores de todo el mundo, para ver quién obtiene la puntuación más alta en una canción determinada, mientras completan desafíos. Es una plataforma viva, con la que descubrir música nueva, que llevará un paso más allá la atmósfera festiva en el salón de casa". Dicho de otro modo, Live acercará la experiencia de Guitar Hero a las plataformas digitales de SingStar o Dance Central, dando cabida a una mayor variedad de estilos. Rock, folk, música electrónica, hip-hop, country y pop se fusionarán en un "festival de música moderna" para el que se han confirmado artistas como The Black Keys, Fall Out Boy, My Chemical Romance, Gary Clark, Jr., Green Day, Ed Sheeran, The War on Drugs, The Killers, Skrillex, The Rolling Stones, The Lumineers, Carrie Underwood, Pierce the Veil y Blitz Kids.

Live prescindirá además de tropecientos instrumentos en favor de la consabida guitarra, periférico completamente rediseñado con dos filas de tres botones que reflejan mejor la forma natural de tocarla: "Los principiantes se sentirán como una estrella del rock al dominar el juego con solo tres botones. Los jugadores de nivel medio ya no tendrán que estirar los dedos a lo largo del mástil de la guitarra, y podrán tocar combinaciones de dos filas que imitan acordes reales. Y los jugadores más experimentados encontrarán un nuevo desafío, al crear formas complejas similares a los acordes".

Pero quizás el anuncio más sorprendente sea la posibilidad de disfrutar el juego, de forma completa, en ciertos teléfonos inteligentes o tabletas electrónicas. No se ha especificado si bastará con vincular la guitarra al dispositivo, si éste hará las veces de periférico o si se vinculará de algún modo a nuestro televisor. En cualquier caso, Hero Live llegará también (este otoño) a Xbox 360, Xbox One, PlayStation 3, PlayStation 4 y Wii U.

Un fenómeno condenado

Los orígenes de Guitar Hero se encuentran en la franquicia Guitar Freaks de Konami, donde también simulamos a una estrella del rock tocando réplicas de guitarras eléctricas como la Fender Jazzmaster o la Fender Mustang. Una treintena de muebles recreativos que despertaron furor en Japón e intentaron exportarse (sin éxito) a este lado del charco. Problemas con las patentes del periférico impidieron igualmente la comercialización occidental de las ediciones para PlayStation y PlayStation 2. 

RedOctane, fabricante de accesorios para videojuegos musicales (el propio Guitar Freaks entre ellos), decidió parir su propio simulador. Optó por una suerte de Gibson SG en miniatura y encargó el software a Harmonix, estudio con sobrada experiencia en el género (Frequency, Amplitude, Karaoke Revolution). Fue así como Guitar Hero llegó al mercado en noviembre 2005 para PS2. Su éxito sin precedentes derivó en una secuela (Guitar Hero 2 en 2006) que llegó a Xbox 360 al año siguiente. Ambas versiones sumaron más de 3 millones de copias vendidas.

No pasó mucho hasta que las grandes editoras se interesaron por aquella gallina de los huevos de oro. Activision ofreció la friolera de 100 millones de dólares por la franquicia Guitar Hero y RedOctane no lo pensó dos veces, convirtiéndose en división de la compañía (junio de 2006). Pero Harmonix no estaba incluida en el trato, desarrolladora que cedió a los maletines de MTV Networks en octubre de aquel año. La expansión Guitar Hero Encore: Rocks the 80s, fue el último desarrollo de la serie a cargo de Alex Rigopulos. 

Ya bajo el seno de Activision y Neversoft, Guitar Hero vivió su momento de mayor esplendor con los lanzamientos de Guitar Hero III: Legends of Rock, Guitar Hero World Tour, Guitar Hero 5 y Guitar Hero: Warriors of Rock entre otras expansiones y entregas temáticas. Siguiendo la estela de Rock Band, World Tour introdujo batería, bajo y vocalista a la mezcla, aunque la saturación del mercado era cada vez más evidente.

Flaco favor hicieron spin-offs como Band Hero, DJ Hero o las entregas para consolas portátiles e incluso dispositivos móviles. Guitar Hero estaba, casi literalmente, hasta en la sopa y las ventas se resintieron. Warriors of Rock (2010) apenas colocó 3 millones de las 16 millones de copias vendidas por Guitar Hero III (2007) y Activision cortó por lo sano al desmantelar tanto RedOctane como Neversoft. El empuje de Rock Band (también herido de muerte) y el exceso de ambición condenaron a una serie que ha pasado en barbecho los últimos cinco años. 

Guitar Hero Live vs. Rock Band 4

Tras la disolución de Neversoft, Vicarious Visions (al cargo de las versiones de Guitar Hero para Wii) tomó el testigo con el desarrollo de "Guitar Hero 7", cuyo desarrollo fue tildado de "desastrososo" por fuentes cercanas. Sus principales novedades iban a ser el retorno de la guitarra como instrumento único (provista esta vez de 6 botones) y un auditorio que reaccionase de forma realista a nuestra interpretación. ¿Os suenan de algo? ¡Exacto! La misma premisa que Guitar Hero Live.

El próximo otoño, Activision volverá a verse las cara con Rock Band. La cuarta entrega de la serie (aún en manos de Harmonix, que lo co-publicará junto con MadCatz) parte con ventaja al haberse anunciado la retrocompatibilidad de los instrumentos que muchos guardan en su trastero. También podrán tocar las canciones adquiridas en Rock Band, Rock Band 2 y Rock Band 3, ya que la tienda digital mantendrá intacto su repertorio. No se obliga entonces a un nuevo desembolso en cuestión de periféricos y uno puede desempolvar los temas que creyó presos en los discos duros de Xbox 360 o PlayStation 3 (exportables a Xbox One y PlayStation 4 respectivamente).

El gran lastre de Guitar Hero Live resulta así su incompatibilidad con las guitarras anteriores, por lo que todos los usuarios deberán hacerse con el bundle de juego y periférico (a buen seguro costoso). Hero se posiciona así como una experiencia para incondicionales de la guitarra, mientras Rock Band preserva en exclusiva la experiencia de formar una banda de rock con nuestros amigos. Tal distinción puede garantizar la pervivencia de ambas franquicias, otrora empeñadas en calcarse.

Lo que sí parece seguro es que tanto Guitar Hero como Rock Band retornan como plataformas digitales de largo recorrido y no con la intención de saturarnos con entregas anuales. Así debería ser, al menos, si sus editoras aprendieron la lección.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.