El nuevo parche 5.0 de Hearthstone, el juego de cartas online de Blizzard, ha traído consigo considerables cambios. Además de una nueva expansión, Susurros de los dioses antiguos, la novedad más importante es la inclusión del concepto de “Formatos”, un concepto inexistente hasta ahora en Hearthstone pero que los aficionados a otro popular juego sí conocen bien. Hablo de Magic The Gathering. No es la primera vez que se señalan los grandes parecidos entre el juego de Wizards of the Coast y el videojuego basado en la ambientación de Warcraft, pero no es algo sorprendente. Desde que en 1993 Magic inaugurase el concepto de Trading Card Game, no pocas empresas han buscado aprovechar el éxito de la fórmula adaptando de forma más o menos disimulada las mecánicas del primero en su especie. Hearthstone no es el primer intento de Blizzard de traspasar su ambientación fantástica a este estilo de juego: en 2006 ya intentó lanzar al mercado un juego de cartas (en formato físico) al estilo Magic ligado a la marca World of Warcraft.

hearthstone-interior

Los formatos son unos parámetros a la hora de construir una baraja de juego, y son consecuencia de la publicación de más y más expansiones de cartas que aumentan la variedad disponible para jugar hasta hacerla inabarcable para jugadores principiantes. Wizards of the Coast se vio impulsada a dividir su juego en dos formatos en 1995, tras dos años de lo que posteriormente se ha definido como Wild Magic. En ese momento, los nuevos jugadores encontraban complicado conseguir algunas de las cartas más poderosas del juego, editadas en las primeras ediciones de Magic The Gathering y muy difíciles de encontrar debido a la escasa tirada que estas ediciones tuvieron. La solución fue dividir las partidas competitivas en dos formatos, el Clásico, o Tipo 1, que acabaría por llamarse Vintage, y el Tipo 2, popularmente conocido como Estándar. No deja de ser curioso que las palabras “Wild” y Estándar hayan sido las elegidas por Blizzard para sus dos formatos en 2016, dos años después del nacimiento del juego.

La novedad más importante de la última expansión de Hearthstone es la inclusión del concepto de “Formatos”, un concepto inexistente hasta ahora en el juego de Blizzard

Mientras que Vintage, y también el formato Salvaje de Hearthstone, permite jugar con cartas de todas las expansiones, Estándar (en ambos juegos) es un formato rotatorio en el que únicamente pueden utilizarse cartas de las últimas expansiones y las cartas básicas. En el caso de Magic The Gathering estas cartas básicas vienen definidas por la última edición considerada “básica” en cada momento, mientras que en Hearthstone son las cartas fijas que se desbloquean subiendo de nivel cada una de las clases del juego. Igualmente, Magic permite los últimos dos “bloques” de expansión del juego en Estándar, mientras que en Hearthstone han optado por permitir dos expansiones, saliendo, por el momento, una nueva expansión cada año.

Esto permite a los jugadores más veteranos continuar jugando con toda su colección de cartas mientras que incorporaciones más recientes pueden centrarse en conseguir las cartas admitidas en el formato Estándar en el momento en el que comienzan a jugar, proporcionándole un metajuego (entorno de barajas con las que puede encontrarse compitiendo) mucho más limitado en el que le sea más sencillo conocer en poco tiempo toda la variedad disponible al alcance de sus oponentes. Esto no implica que, tras cierto tiempo de juego en los formatos “limitados”, algunos jugadores no prefieran optar por el formato más amplio (Salvaje, en el caso del juego de Blizzard) y traten de conseguir las cartas de las primeras expansiones.

1 2 3

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.