Si bien es cierto que Metal Gear Solid: Rising es el primer Metal Gear en el que Hideo Kojima no ha intervenido directamente en su desarrollo, eso no significa que el desarrollador se haya desentendido por completo del proyecto. De hecho, Kojima ha saltado a la palestra para asegurar que si el juego no cumple con unos mínimos en torno a la calidad y al respeto a los cánones de la saga, pasará a intervenir directamente en el desarrollo para enderezar las cosas.

En sus propias palabras, “no he intervenido en absoluto en el desarrollo central del juego. Fueron ellos, los miembros del equipo Rising, los que decidieron que el juego estuviera protagonizado por Raiden, y también los que decidieron que se tratara de un juego de acción. Ni si quiera he leído la historia, porque no quiero ponerme a cambiar cosas una vez comenzado el desarrollo. Pero lo que sí hice al comienzo del proceso fue marcar unas pautas y dibujar unas líneas que no había que franquear”.

Kojima sentencia afirmando que, “si esas líneas se franquean y no se siguen esas pautas, en lo referente a una calidad mínima y al respeto a las cánones de la saga, intervendré”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.