Todo parece indicar que la historia de amor entre Hideo Kojima y Konami, que se remonta a 1986, llega a su fin. La noticia, aunque sin confirmación oficial, parece perfectamente contrastada por varios medios (GameSpot, Eurogamer…) y por las acciones y comentarios de Konami y el mismo Kojima. Según GameStop la ruptura entre ambos es total, hasta el punto de que Konami ha limitado el acceso al correo, teléfono y conexión corporativa de los empleados de alto rango de Kojima Prod. Todo apunta a que cuando esté terminado Metal Gear Solid V: The Phantom Pain el estudio cerrará sus puertas y Kojima abandonará la compañía; Konami seguramente absorberá al equipo de desarrollo y despedirá a todos sus directivos.

La noticia es compleja y se ha ido desvelando en multitud de detalles; vamos a intentar establecer una cronología de los mismos para tratar de entender todo lo ocurrido. Ayer por la noche se desató el rumor con indicios significativos de la ruptura: la web oficial de Metal Gear Solid V dejó de mostrar la marca de Kojima Productions, y se ha eliminado la clásica entradilla “Un juego de Hideo Kojima” anterior al título. Poco a poco fueron apareciendo nuevos datos que parecían confirmar la noticia. La web de Kojima Productions ha desaparecido y redirige a la central de Konami; la cuenta de Twitter del estudio se ha convertido en una cuenta genérica de Metal Gear solid. Konami publicó el 4 de marzo una nueva lista de sus cargos corporativos que sería efectiva a partir del 1 de abril, y Hideo Kojima ya no aparece en ella. Por último, ahora se lee de otra forma este tuit de Kojima del pasado 16 de marzo que muestra una imagen de Big Boss junto a un helicóptero y reza “heading off” (“saliendo”); es difícil pensar que Kojima, que acostumbra a no dar puntada sin hilo, no tenía una doble intención al escribirlo.

Finalmente, los medios norteamericanos lograron ponerse en contacto con fuentes internas del estudio para contrastar la noticia. GameSpot cita a una fuente del equipo que asegura que una vez terminado MGS V “Kojima y los gestores de alto nivel [de Kojima Productions] dejarán Konami. [Nos] dijeron que sus contratos terminan en diciembre. En una reunión de equipo, Kojima nos dijo que el equipo tenía que estar unido y hacer un buen juego para los fans”.

Konami en principio desmintió con tibieza la noticia asegurando en un comunicado que “Konami, incluyendo al sr. Kojima, continuará desarrollando y ofreciendo soporte para los productos de Metal Gear”. Poco después ampliaron la información: “como ya hemos anunciado”, reza su segundo escrito, “estamos cambiando nuestra estructura de producción a un sistema controlado desde la sede con la intención de establecer una base de operación estable, capaz de responder a los rápidos cambios del mercado que rodea nuestro negocio de entretenimiento digital”.

Todo parece indicar que Kojima Productions desaparece como equipo subsidiario de Konami. La causa de ello según diversas fuentes parece ser la lucha de poder, el constante tira y afloja entre el estudio y Konami con respecto a sus desarrollos. Hay que tener en cuenta que el propio Kojima lleva algún tiempo diciendo que Metal Gear V sería el último de la serie, mientras que Konami tiene intención de seguir lanzando títulos de la franquicia (hasta el punto de que ya hay ofertas de trabajo publicadas para una próxima entrega). Todo parece indicar que Konami quiere establecer una estructura centralizada que les garantice un mayor control, además de desplazar a Kojima del centro de la imagen corporativa de Metal Gear Solid. Lo que no está confirmado es qué papel ejercerá Kojima en todo esto: ¿se integrará en Konami con un papel diferente o empezará una andadura en solitario?

Si finalmente es cierto que Hideo Kojima deja del todo Konami, quien más tiene que perder es la propia compañía, que antaño fue uno de los actores más fuertes del sector y que año tras año va quedando más debilitada. Algunas de sus grandes marcas se han convertido en títulos de segunda línea (PES, Castlevania); sólo Metal Gear Solid sigue mostrando la misma fortaleza de siempre. No cabe duda de que Kojima puede conseguir otra fuente de financiación, otra gran compañía que le dé cobijo o incluso fundar otro estudio y establecerse por su cuenta, pero, ¿se puede permitir Konami perder a Kojima, su principal mente creativa en estos momentos? Habrá que esperar para saber si finalmente se consuma el divorcio.

ACTUALIZACIÓN: Konami y Kojima han publicado una nota de prensa que viene a confirmar, aunque por omisión, la marcha de Hideo Kojima. "Quiero tranquilizar a los fans", asegura el desarrollador japonés, "sobre que estoy implicado al 100 %, y continuaré trabajando en MGS V: The Phantom Pain. Estoy decidido a convertirlo en el mejor juego que he dirigido hasta la fecha". El comunicado continúa asegurando: "Konami seguirá desarrollando y distribuyendo contenido de gran calidad en la serie Metal Gear después de MGS V: TPP […]. Como un siguiente paso en la serie, Konami ya ha decidido desarrollar un nuevo Metal Gear. Realizaremos entrevistas para [contratar] la parte principal del equipo que liderará el desarrollo". Con esto queda bastante claro por las palabras de ambos que Kojima deja de trabajar en el desarrollo de la franquicia Metal Gear, pero no tanto que abandone Konami del todo; en caso de que la marcha se confirme, puede que la negativa de Kojima de seguir trabajando en la saga MGS haya tenido mucho peso en lo que todo apunta que es una ruptura definitiva entre ambos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.