Otras peculiaridades

Nos han resultado de especial interés las averiguaciones de PC World al examinar la mentada documentación para desarrolladores. Por ejemplo, los hologramas tan solo aparecen a cierta distancia. Hololens se ha diseñado para el despliegue de imágenes a un mínimo de 2 metros, por debajo de los cuales éstas comienzan (desaparecen a menos de 0,85 metros).

Al contrario que Vive o Rift, Hololens no se apoya en unidades externas de procesamiento. Resulta un ordenador en sí mismo, lo que limita aspectos como la capacidad de almacenamiento. Juegos y aplicaciones no pueden superar los 900MB, comprometiéndose así la complejidad del software. El streaming de contenido sería una solución práctica, aunque incierta en este punto.

La carencia de ventiladores supone otro inconveniente. Microsoft ha implementado un sistema de protección frente al sobrecalentamiento, que cierra aquellas aplicaciones responsables de picos de temperatura importantes.

Sobre la grabación de hologramas, las capturas no superan los tres minutos. La tasa de refresco se reduce entonces a 30Hz, si bien las imágenes y vídeos resultantes gozarán de una resolución 1408 x 792. En cualquier caso, podremos configurar el casco sin necesidad de enfundárnoslo, a través del denominado Device Portal: cambiar de red inalámbrica, comprobar rendimiento (y temperatura) en tiempo real, volver a escanear una habitación, acceder a información telemétrica e incluso convertir nuestros tecleos en hologramas.

Juegos y aplicaciones

HoloStudio: Permite crear hologramas 3D mediante gestos, para después materializarlos con una impresora tridimensional.

Skype: Con Skype para Hololens, nuestros contactos verán y escucharán lo que nosotros. Incluso dibujarán sobre objetos físicos de nuestra perspectiva. Una útil herramienta en sectores como el educativo o el corporativo.

HoloTour: Combina vídeo en 360 grados con sonido espacial y hologramas para hacernos sentir en diferentes rincones del planeta (Roma, Machu Picchu…). El concepto de tour virtual, reinventado.

c92dea4f-1757-47d6-9b50-980719123e1d

Actiongram: Un editor de vídeo que fusiona realidad y hologramas. Podemos moverlos, redimensionarlos y rotarlos para contar nuestra propia historia, así como compartir el resultado en redes sociales.

Fragments: Fragments nos convierte en detectives de un thriller sobre criminología tecnológica. Interactuaremos con personajes virtuales a escala real (sentados en nuestro sofá o paseando por la cocina) para encontrar las pistas desperdigadas por casa.

Young Conker: La controvertida mascota de Rare prueba suerte con Hololens tras fracasar en Project Spark. Protagonizará una aventura de acción cambiante en función del entorno, por lo que cada nivel diferirá según la habitación en que nos encontremos.

RoboRaid: Un shooter en primera persona donde apuntar y disparar con mirada y gestos. También debemos esquivar los proyectiles enemigos moviéndonos por toda la habitación (podemos ser atacados por la retaguardia).

1 2

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.