No corren buenos tiempos para HTC, que un día liderase el segmento de la telefonía inteligente por el atractivo diseño y excelso rendimiento de sus terminales. Posicionado ya como fabricante de gama media, sus responsables intentan reflotar el balance financiero con su aproximación a la realidad virtual (HTC Vive) y el buque insignia presentado hace tan sólo unas horas (HTC 10).

Aunque con unas especificaciones de infarto, el smartphone se antoja un paso atrás en términos de acabado y software, al rebajarse sus peculiaridades. ¿En qué posición queda este HTC 10 respecto a los principales dispositivos móviles de la competencia? Lo confrontamos con el Galaxy S7 de Samsung, el G5 de LG y el Xperia X Performance de Sony.

Pantalla

Sony Xperia X Performance alberga un panel IPS de 5 pulgadas, con 1920 por 1080 píxeles de resolución (Full HD) y una densidad de 441 píxeles por pulgada.

Samsung Galaxy S7 opta por una pantalla SuperAMOLED de 5,1 pulgadas, con una resolución de 2560 por 1440 píxeles (QHD) y una densidad de 576 ppp.

HTC 10 incorpora una pantalla IPS Super LCD 5 de 5,2 pulgadas, resolución QHD y una densidad de 565 ppp.

LG G5 asciende hasta las 5,3 pulgadas bajo tecnología IPS, también con resolución QHD y una densidad de 554 ppp.

En la práctica, las tecnologías Super LCD y AMOLED andan parejas en cuanto a reducción de reflejos y consumo de batería, aunque los paneles IPS destacan por una representación más fidedigna del color.

Rendimiento

Los cuatro fabricantes integran un procesador Qualcomm Snapdragon 820 de 4 núcleos, con la excepción de algunos modelos del Galaxy S7, con chip Exynos 8890 de 8 núcleos.

Esperamos así un rendimiento parejo salvo por la variación en la cantidad de memoria RAM: 3 GB en el Xperia X Performance y 4 GB en los Galaxy S7, HTC 10 y LG G5.

Acabado, Dimensiones y peso

HTC apuesta por un chasis metálico perfilado, descartando los característicos altavoces frontales. Gana así 0,2 pulgadas respecto al HTC M9 sin variar excesivamente en dimensiones: 145,9 x 71,9 x 9 milímetros. Su peso es de 161 gramos.

LG G5 presenta un diseño modular repleto de posibilidades, tales como el rápido intercambio de batería con tan solo tirar del extremo inferior del teléfono. Su cuerpo de una sola pieza está fabricado en aluminio adonizado. Mide 149,4 x 73,9 x 7,7 mm y pesa 153 gramos.

Los surcoreanos, por su parte, mantienen el diseño del Galaxy S6. Un marco de aluminio alberga sendos paneles Gorilla Glass 4 (a prueba de arañazos y golpes) ligeramente curvados por las esquinas. Las dimensiones del Galaxy S7 son 142,4 x 69,6 x 7,9 milímetros. Pesa 152 gramos.

Para su Xperia X Perfomance, Sony ha elegido un chasis de metal y cristal también propio de teléfono premium. Mide 144,7 x 7,1 x 7,6 mm y pesa 165 gramos.

Almacenamiento

Los cuatro teléfonos permiten ampliar capacidad de almacenamiento mediante tarjetas microSD, si bien el Xperia y el Galaxy ponen el listón en los 200 GB adicionales. LG G5 y HTC 10 admiten hasta 2 TB.

Respecto a la memoria interna, Samsung, Sony y LG ofrecen 32 GB de serie. HTC dispone además una opción de 64 GB.

Autonomía

LG es la única que permite intercambiar batería (el diseño modular anima precisamente a ello), mientras que HTC, Samsung y Sony la encapsulan.

Por capacidad ganan el HTC 10 y el Galaxy S7 con sus 3.000 mAh, seguidos por los 2.800 mAh del G5 y los 2.700 mAh del Xperia X Performance, único sin carga inalámbrica ultra rápida (Quick Charge 3.0, 80% de carga en 30 minutos).

Óptica

HTC 10 presume de ser el primer móvil con estabilización óptica en su cámara frontal, de 5 megapíxeles y con la misma apertura que la principal: f/1.8. La resolución del sensor trasero (también con estabilización óptica) es de 12 megapíxeles, con láser de autoenfoque y grabación de vídeo 4K.

La cámara trasera del Samsung Galaxy S7 alberga un sensor de 12 megapíxeles con estabilización óptica de imagen, apertura f/1.7, vídeo 4K y enfoque automático predictivo (24 millones de fotodiodos). 5 megapíxeles en la cámara frontal.

El LG G5 sube la apuesta hasta los 16 megapíxeles (8 megapíxeles en gran angular): estabilización óptica de imagen, láser de enfoque automático, grabación 4K y apertura f/1.8 de la doble lente trasera. 8 megapíxeles en el frontal.

Sony echa el resto con un sensor de 23 megapíxeles, sistema de autofoco híbrido predictivo (fotos menos borrosas), 12800 de ISO máximo y una cámara delantera de 13 megapíxeles. Flaquea en apertura (f/2.0) y grabación de vídeo (1080p).

Conectividad 

HTC 10: 4G LTE, Wi-Fi ac de doble banda, DLNA, AirPlay, Miracast, Bluetooth 4.2, NFC GPS con GLONASS, USB 3.1 tipo C, jack de 3,5 mm.

Samsung Galaxy S7: LTE (nanoSIM), Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, hotspot, Bluetooth 4.2, aGPS + GLONASS, NFC, microUSB v2.0, USB Host.

LG G5: LTE (nanoSIM), Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, DLNA, hotspot, Bluetooth 4.2, aGPS + GLONASS, NFC, microUSB v3.0 Tipo-C, USB Host.

Sony Xperia X Performance: LTE (nanoSIM), Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, DLNA, hotspot, Bluetooth 4.2, aGPS + GLONASS, NFC, microUSB v2.0 (MHL 3 TV-out), USB Host.

Software

La versión 6.0 del sistema operativo móvil de Google, Android Marshmallow se cubre con capas de personalización. La de Samsung (TouchWiz) es la única con opción multiventana y alberga una modalidad para juegos que optimiza el rendimiento.

HTC Sense 8.0 rebaja sus peculiaridades, como decíamos, aunque destaca la app de gestión de memoria Boost+ (optimiza el rendimiento sin afectación de la batería, elimina archivos residuales y organiza automáticamente las aplicaciones de acuerdo a nuestro uso). Freestyle Layout promete además un grado de personalización sin precedentes.

Extras

HTC 10: Altavoces estéreo BoomSound con Dolby Audio y certificado Hi-Res, lector de huellas dactilares, Boost+, Freestyle Layout, Quick Charge 3.0, conector USB-C.

Samsung Galaxy S7: Modo para juegos, Quick Charge 3.0, certificación IP68 (resistencia al polvo y al agua), lector de huella dactilar, carga inalámbrica Qi, pantalla Always On, Samsung Pay.

LG G5: Diseño modular (previstos varios accesorios acoplables), lector de huella dactilar, conector USB-C, pantalla Always On.

Sony Xperia X Performance: Certificación IP68 (resistencia al polvo y al agua), lector de huella dactilar, Trigéminos Display, juego remoto con PS4, audio Hi-Res.

Precio

HTC 10 es el más caro de la muestra (desde 749 euros). Le siguen el LG G5 (desde 699 euros) y el Samsung Galaxy S7 (desde 639 euros). Xperia X Performance aún no cuenta con precio recomendado.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.