Aunque los planes de HTC y Valve nos pillaron por sorpresa, su visor de realidad virtual se ha convertido en tope de gama tecnológico. Oculus Rift pretende su grado de inmersión con el lanzamiento de Oculus Touch, aunque la consabida “escala de habitación” sigue siendo una baza difícil de replicar.

Fue un movimiento arriesgado para HTC, deficitaria tras perder su posición dominante en el segmento smartphone, aunque no salió del todo mal. Así lo indican las 15.000 unidades vendidas en apenas 10 minutos y el interés creciente por parte de quienes agarran los Vive Controllers: “Una vez probado HTC Vive, la realidad virtual sentada carece de interés”, parece ser la opinión generalizada.

Consciente de lo anterior, los taiwaneses han decidido cortar por lo sano (literalmente). Para evitar que su situación financiera afecte a una división con tremendo futuro, HTC Vive queda en manos de una nueva compañía: HTC Vive Tech Corporation (Vive Tech). Se fulmina así cualquier recelo por parte de usuarios y desarrolladores, temerosos de que el invento se fuese al traste. Quienes se hagan con el visor tienen plenas garantías de soporte y los estudios pueden dar rienda suelta a sus proyectos, sabedores de una plataforma a largo plazo.

El anuncio prosigue al de VIVE X, una aceleradora para negocios basados en la realidad virtual, beneficiándose éstos de los 100 millones de dólares presupuestados. Por su parte, VR Venture Capital Alliance supone un fondo de inversión estratégica valorado en 10.000 millones de dólares, con el que garantizar el paulatino crecimiento del mercado.

Inevitables entonces nuevas iteraciones de Vive, que recibirá en breve su propia tienda de juegos y apliaciones (al estilo de Oculus Home): Vive Port. Encontraremos allí más de 250 juegos (y contando), entre ellos nuestra selección. Son sólo el principio, aseguró a techradar Joel Breton, Vicepresidente de Desarrollo de Contenidos para Realidad Virtual de HTC: “Tenemos en preparación títulos con centenares de horas de gameplay, no sólo entremeses […] Lo visto apenas rasca la superficie de la plataforma en términos tecnológicos”. Casa esto con los anuncios de DOOM VR y Fallout 4 VR (en exclusiva para HTC Vive) de la pasada Electronic Entertainment Expo.

Job Simulator

Nunca olvida uno la sensación al ver sus manos caricaturizadas, moviéndose con precisión quirúrgica por entornos como una cocina, un taller mecánico, la oficina o el supermercado. Las posibilidades son infinitas: desde cocinar un florero a sustituir llantas por ambientadores.

TheBlu

Una experiencia cuasi pasiva, pero no por ello menos impresionante. Pasear por la cubierta de un barco hundido, encarar a una ballena, nadar entre medusas e interactuar con una barrera de corales son algunas de las situaciones en que nos pone el software.

Audioshield

Audioshield propone hacernos uno con la música. Buceamos por nuestro catálogo de canciones para que el juego transforme sus notas en haces de luz, que debemos interceptar según el ritmo. Catarsis en estado puro.

Vanishing Realms: Rite of Steel

Si alguna vez os habéis planteado cómo sería un action RPG en realidad virtual, dejad de hacerlo. Rite of the Steel incluye mazmorras, saqueo de cofres y combates a espada contra algunas de las criaturas más implacables del género.

Final Approach

¿Recordáis Flight Control? Sí, el ‘juego’ que hizo furor en iPad. Final Approach inserta nuestras manos sobre un área de aterrizaje, invitándonos a trazar planes de vuelo y alternar con la vista subjetiva cuando sea necesario (despejar la pista, apagar incendios…).

1 2 3

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.