Nintendo Switch encara su segundo mes con otra exclusiva de peso. Tras recorrer Hyrule de cabo a rabo en Breath of the Wild, Mario Kart 8 Deluxe nos devolverá a las carreras locas del Reino Champiñón. Aún cuando el original resultó el juego más vendido para Wii U (7,35 millones de copias), su audiencia potencial sigue inmaculada. La consola híbrida de Nintendo se antoja la oportunidad perfecta para hacer de esta reedición un hito de ventas al nivel de Mario Kart Wii.

El pasado viernes acudimos al showroom de Nintendo España para pasar una hora al volante, fruto de la cual podemos ofreceros estas impresiones. Habiendo recorrido centenares de kilómetros en el GamePad, no esperábamos sorprendernos, pero los de Kioto guardan unos cuantos ases bajo la manga. De entrada, Deluxe impresiona por sus números: 42 personajes, 48 circuitos y 12 copas. Entre los corredores se incorporan Huesitos, Bowsy, Rey Boo, Inkling chico e Inkling chica, quienes también correrán en las pistas lanzadas como contenido adicional descargable.

El modo 200 centímetros cúbicos (la máxima dificultad) sigue presente, incorporándose a las carreras contrarreloj aunque no exento de ayudas. Y es que Mario Kart 8 Deluxe busca fulminar cualquier barrera de entrada con tres ventajas opcionales: toma de curvas con giroscopio, aceleración automática y volante inteligente, por el que evitamos salir de la pista. Así, los menos duchos tan sólo tendrán que preocuparse de la trayectoria de su bólido.

La popularidad de Splatoon le ha granjeado protagonismo en esta reedición.

La popularidad de Splatoon le ha granjeado protagonismo en esta reedición.

No fueron los sensores por movimiento la opción de control que más nos convenció, sin embargo. Como tampoco el Joy-Con grip, al quedar los gatillos demasiado juntos. El Pro Controller de Switch volvió a demostrar su solvencia, especialmente en el derrapaje, que ahora posibilita un nivel de turbo extra (representado con tono rosáceo). Otros matices son el atesoro de dos ítems y la adición de otros tantos: “Boo” arrebata objetos al rival y “Pluma“, exclusivo del modo Batalla, ejecuta un provechoso super salto.

Entre las opciones multijugador, Deluxe soportará split screen para enfrentarnos a un amigo en local, partidas de hasta 8 jugadores en modo LAN y de hasta 12 en línea. A este respecto, sigue presente la subida de repeticiones y fantasmas, pudiendo retar la marca de cualquier corredor. Pero el verdadero protagonista del juego resultará el modo Batalla, descuidado en el original. A la típica “Batalla de globos” se unen “Patrulla Piraña”, “Bob-ombardeo”, “Batalla de monedas” y “Asalto al sol”.

MarioKart_Presentation2017_scrn10

“Pluma” y “Boo” se suman al repertorio de ítems.

En Patrulla Piraña un equipo se compone de forajidos y el otro de carceleros, equipados con eficaces Plantas Piraña. Al ser alcanzados, los cacos quedan presos en jaulas diseminadas por el escenario, debiendo ser liberados por sus compañeros. El objetivo de los perseguidores es enjaularlos a todos antes de que se acabe el tiempo.

Bob-ombardeo da una vuelta de tuerca a la batalla de globos con el empleo exclusivo de Bom-ombs. Podemos acumular hasta 10 bombas, aunque ojo, porque quedarnos sin globos supone perder la mitad de los puntos cosechados. Por su parte, la Batalla de monedas nos pide conseguir todas las que podamos antes de que se acabe el tiempo, ascendiendo de rango y coronándonos ganador. La gracia reside en masacrar al adversario para menguar sus arcas.

Finalmente, Asalto al Sol es un clásico ‘atrapa la bandera’ aunque sin bases. Para ganar debemos atrapar un sol y evitar que nos lo arrebaten hasta el fin de la cuenta atrás. Desgraciadamente, portarlo disminuye la velocidad de nuestro kart.

La posibilidad de disfrutar este Mario Kart en cualquier parte resulta poderosamente atractiva

Así las cosas, Mario Kart 8 Deluxe ofrece algo más que un “a ver quién queda primero”, lo que incrementarás risas y piques. Todo ello bajo un apartado técnico soberbio, que gana en nitidez y estabilidad: resolución 1080p a 60 frames por segundo, sin dientes de sierra y en el marco de escenarios rebosantes de color. Aunque nimia, la evolución visual queda patente en cuanto a efectos de iluminación y animaciones, especialmente en los ocho circuitos (nuevos y rediseñados) de las batallas: “Estadio de Batalla”, “Cielo Azucarado”, “Palacio Dragón”, “Estación Lunar”, “Pueblo Wuhu (DS)”, “Mansión de Luigi (GameCube)”, “Circuito de Batalla 1 (SNES)” y “Parque Viaducto”.

Tanto si lo jugaste como si no, la posibilidad de disfrutar este Mario Kart en cualquier parte resulta poderosamente atractiva, algo que esperamos ratificar con su crítica.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.