El pasado viernes asistimos a la presentación de Uncharted: El Legado Perdido en Madrid, donde algunos de sus responsables detallaron las claves del título y tuvimos ocasión de jugarlo. Anunciado durante la PlayStation Experience de 2016, The Lost Legacy celebra el décimo aniversario de una franquicia con 37,6 millones de copias vendidas a sus espaldas (8,7 millones correspondientes a su última entrega). ¿Qué nos depara la primera expansión narrativa de Uncharted 4?

Tras cerca de una hora a los mandos, lo primero que uno pone en duda es la catalogación. Por ambientación y protagonistas, El Legado Perdido podría pasar por capítulo independiente. Las referencias a Nathan Drake son habituales en los diálogos, pero esta es la travesía de dos féminas con carácter: Chloe Frazer y Nadine Ross. Recordaréis a la primera por El Reino de los Ladrones, sin duda uno de los secundarios más inspirados de la serie. De ahí que Naughty Dog se interesase por su trasfondo y motivaciones: “Exploramos la biografía de varios personajes: Sullivan, Eddy Raja… pero Chloe siempre ocupó el primer puesto. Queríamos profundizar en su historia, revelar por qué actúa siempre en su propio beneficio”, explica uno de los artífices del proyecto, el director creativo Shaun Escayg.

El desarrollo arrancó en julio de 2016, aunque la cosa se fue de madre un mes después. El estudio californiano no sabe crear en pequeño y pronto requirió de muchas manos para materializar su visión. Todo ello comandado por Kurt Margenau, quien ejerció de diseñador en Uncharted 2, La Traición de Drake, The Last of Us y El Desenlace del Ladrón. Toda una garantía.

20170716-RURAL-04_1500890404

Naughty Dog quería profundizar en el pasado y motivaciones de Chloe, uno de los secundarios más interesantes de la franquicia.

Pero volviendo a Frazer, nos aguarda su primera “búsqueda del tesoro” por iniciativa propia, ya que alberga un profundo significado personal. Su padre era un arqueólogo obsesionado con el Imperio Hoysala, establecido en el sur de la India entre los siglos X y XIV.  Aunque sin éxito, buscó sin descanso la reliquia insginia del imperio, el colmillo de Ganesh, sobre el que Chloe recibe una pista décadas después. Por desgracia y como siempre ocurre en estos casos, alguien se interpondrá en su camino: Asav, un jefe mercenario interesado en el colmillo para hacerse con el control de la región.

Sabedora de que no triunfará en solitario, Chloe recurre a la tenacidad de Ross, líder paramilitar de Shoreline. Tras lo acontecido en Uncharted 4, Nadine busca recuperar el prestigio de su corporación, herencia familiar. No pasará mucho hasta que Asav las ponga en su punto de mira.

Con éstas encaramos la demostración, transcurrida en el “mayor” escenario abierto de Naughty Dog: los Ghats occidentales. En términos de diseño recuerda al Madagascar de la última entrega, como reconoce el propio Escayg, pero aquí la libertad de acción es plena. Nuestro objetivo será hallar cuatro tesoros de Ganesh (arco, flecha, hacha y tridente) sin importar el orden de aproximación. De hecho, podemos deambular por el escenario olvidándonos del objetivo en curso, lo que incentiva la ristra de coleccionables diseminados. Bien ocultos, encontraremos monedas y arcones (con armamento y demás ítems) que debemos forzar mediante ganzúas. Chloe también puede tomar fotografías del entrono, alargándose la duración del título muy por encima de lo esperado. A este respecto, Arne Meyer, director de comunicación de Naughty Dog, aseguró que El Legado Perdido “superará a la trilogía original en número de horas, aunque quedará por debajo de Uncharted 4”.

20170716-RURAL-05_1500890402

Los Ghats occidentales se promete el mayor entorno abierto diseñado por el estudio californiano.

Y ya que hablamos de recorrer kilómetros, agradeceréis el retorno del Jeep y su cabestrante, aunque nada nos impide hacer el camino a pie. Es lo más aconsejable, de hecho, antes de aproximarnos a un grupo de mercenarios. Será entonces cuando decidamos liarnos a tiros o recurrir al sigilo, marcando a los enemigos y atendiendo al indicador de detección (del blanco desapercibido, al naranja expuesto). Los intercambios de balas os pondrán las cosas difíciles, así que mejor llegar repletos de munición y hacer uso de la arquitectura para cubrirnos. No será necesario preocuparnos por nuestra compañera, pues su inteligencia artificial rinde excepcionalmente. Esto también aplica a los instantes de plataformas, puzles o el propio sistema de diálogos: si no sabemos cómo continuar, Nadine tomará la iniciativa y adaptará su verborrea a nuestro desempeño.

En términos de narrativa podemos esperar la típica profusión de cinemáticas, pero no fue el caso del hands-on. Chloe y Nadine dejan buena cuenta de su pasado conversando durante la partida, siempre a colación de algún descubrimiento o elemento del escenario que les traiga recuerdos. Esto deriva en diálogos tan naturales como creíbles, enfatizándose la empatía.

A la hora de soltar el mando, dimos la razón a Margenau en aquello de que The Lost Legacy acopia “las mejores mecánicas” de la franquicia. Esto pasa por rompecabezas y secciones de escalada (gancho mediante) “inspirados en Uncharted 2”. Estamos pues ante un Uncharted puro, que saciará las ganas de los más incondicionales al tiempo que les alegra la vista: la frondosa vegetación fue clara protagonista de los Ghats, junto a las partículas de barro, las masas de agua o la incidencia del sol. Todo ello ejecutándose a una resolución de 1.440p y 30 frames por segundo en PlayStation 4 Pro. Apreciamos igualmente el doblaje a nuestro idioma, que mantendrá los estándares de la entrega precedente.

Uncharted: El Legado Perdido incluirá todas las modalidades multijugador (y contenido adicional descargable) de Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón. Se pondrá a la venta el próximo 23 agosto por 39,99 euros.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.