Excepcionales resultados para el último trimestre fiscal de Apple, que registró ingresos de 45.408 millones de dólares (44.890 millones de euros) y 8.720 millones de dólares en beneficios (7.410 millones de euros). Tales cifras suponen un crecimiento interanual del 7,2 y 11,8% respectivamente, pese a tratarse de un periodo tradicionalmente recesivo.

Las acciones del gigante californiano también han subido como la espuma (un 6%), situándose en los 159 dólares al cierre de Wall Street. Quizás el dato más significativo haya sido el repunte en ventas del iPad, tras más de 36 meses en debacle. El devenir de la tableta electrónica es tan sólo una de las disyuntivas que Tim Cook afrontará durante los próximos meses.

iPhone 8, ¿sin Touch ID?

El próximo smartphone de Apple lleva meses copando los mentideros (y de paso los titulares de las principales cabeceras). Asumida su pantalla sin marcos, la gran incógnita del iPhone 8 radica en el sensor de huella dactilar, que podría descartar por las dificultades para su integración bajo el panel táctil del teléfono.

Hemos leído toda clase de versiones: quienes apuestan efectivamente por su erradicación, los que defienden reubicarlo en la trasera del terminal y la improbable colocación en el botón de encendido. Lo último nos llega por Steve Troughton-Smith, desarrollador de iOS, quien ha descubierto interesantes detalles en el firmware del altavoz inteligente de Apple (HomePod).

La documentación de marras evidencia la silueta del teléfono, acorde a las maquetas de producción filtradas: la pantalla se prolongará por todo el frontal, salvo una sección superior destinada a sensores, cámaras y altavoz. Hablaríamos de 5,15 pulgadas, con una resolución superior a la del iPhone 7 Plus: 2.436 por 1.125 píxeles. El icónico botón Home se convertiría en virtual, ocultándose según la aplicación en curso y sin visos de Touch ID. Sí que se habla claramente de un sistema de reconocimiento facial o “Face ID“, funcional incluso en ambientes oscuros y preparado para descartar fotografías o modelos tridimensionales.

Sea como fuere, la presentación del iPhone 8 se producirá el próximo septiembre, cuando también se anuncien los previsibles iPhone 7S y iPhone 7S Plus. Así, este “iPhone Edition” con pantalla OLED quedaría reservado a los bolsillos más pudientes, estimándose su precio base en el millar de dólares.

El adiós del iPod

Hace unos días nos sorprendía (no tanto) la descatalogación de buena parte de la gama iPod, el reproductor que revolucionase la industria musical a comienzos del segundo milenio. Tanto el iPod shuffle como el iPod nano se habían convertido en anécdotas para los de Cupertino, dado su continuado e irremediable declive en ventas.

El primero llevaba desde septiembre de 2010 sin actualizar sus interioridades y el segundo desde octubre de 2012, quedando el iPod touch como único protagonista. Disfrutar de iOS sin desembolsar medio millar de euros (como poco), sigue siendo la principal baza de este modelo, que en 2015 integró procesadores A8 para posicionarse como dispositivo de juegos. No se han producido cambios desde entonces, por lo que Apple se enfrenta al dilema de extinguir tan queridísima categoría de producto.

¿Quién sabe? Tal vez de aquí a unos años topemos con ese iPhone económico en que muchos siguen empeñados y del que tan alejados quedaron aquellos iPhone 5c y Special Edition.

iPod-nano-mid-2015-image-001

El papel del Apple TV

Referido por Apple como su “hobby”, el set-top-box de la compañía dio un paso al frente con la integración de su propia tienda de aplicaciones. Aunque el número de referencias no ha hecho más que crecer, la mayoría presentan una calidad dudosa, sin que se prodiguen los juegos de estilo videoconsola que prometía la compatibilidad con mandos MFI.

La transmisión de imágenes y el acceso a las diferentes plataformas de suscripción (Apple Music inclusive) siguen siendo los principales usos del gadget, cuya última versión llegó justo cuando la competencia se subía al carro del 4K HDR. A dicha resolución apunta el próximo modelo, según la descripción de ciertas películas en el iTunes Store estadounidense.

Si consideramos que la grabación de vídeo 4K se ha convertido en baza de los últimos iPhone, el lanzamiento de un Apple TV 4K cobra mayor sentido, máxime con Netflix y similares prodigándose en contenidos UHD. Esperamos su anuncio el próximo otoño, al compás de los nuevos iPhone.

apple-tv-app-store-hero

El repunte del iPad

Lo señalamos al comienzo: las ventas del iPad han crecido un 15% tras más de tres años en caída libre. Tal así que algunos analistas aseguraban la defunción de la tableta de aquí a un lustro. Entonces llegó el nuevo iPad, con un rendimiento y precio excepcionales (chip A9, 399 euros), desatando el furor de quienes lo consideraban un “capricho caro”.

En el repunte del iPad también ha influido el nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas, que acorta gran distancia con los portátiles de la manzana mordida gracias a la nueva versión de su sistema operativo (iOS 11): gestión de archivos, edición profesional de fotografía y vídeo, contabilidad o diseño vectorial son algunas de las posibilidades que encierra este modelo, con una pantalla envidiable en cuanto a resolución, tasa de refresco (dinámica) y representación de los colores.

¿Se atreverá Apple a la convergencia con macOS aún a riesgo de canibalizar las ventas del MacBook? Porque los últimos Pro han convencido lo justo, dado lo accesorio de su Touch Bar y un precio ido de madre en relación a las especificaciones.

El envite chino

El punto negativo del balance financiero de Apple reside en el mercado chino, donde sus ingresos cayeron un 10% respecto al año anterior. Esto frente a crecimientos de entre el 10 y el 15% en América, Europa, Japón y resto de Asia Pacífico.

Los consumidores siguen prefiriendo a fabricantes como Huawei, Oppo, Vivo y Xiaomi (por ese orden) frente al iPhone. Y no es que el mercado chino de los smartphones esté saturado: el año pasado registró un incremento del 11,4%.

Cómo mejorar su posición en el país (amén del desembarco en India e Indonesia) es otra de las disyuntivas  que aguardan a la cúpula de Apple.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.