John Carmack ha vuelto a hablar. Y esta vez, lo ha hecho refiriéndose a las sucesoras de PlayStation 3 y Xbox 360, y a su hipotético potencial gráfico y de procesamiento. Así, Carmack afirmaba que "la próxima generación llegará pronto, en un par de años. Serán máquinas diez veces más potentes que PS3 y Xbox 360. Y no me extrañaría que tardemos más de una década en alcanzar su techo a nivel de procesamiento y capacidad gráfica".

No obstante, el desarrolladora también ve un lado oscuro a estos avances. Y es que en su opinión, los juegos serán mucho más difíciles de desarrollar. En sus propias palabras, "los mejores juegos serán mucho más difíciles de crear. Ese será el reto para la nueva generación de consolas: mostrar un juego que luzca tan bien respecto a los actuales y que haga que la gente quiera gastarse 300 dólares en una nueva consola". Proféticas palabras.
 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.