Un
proyecto impulsado por la Universidad de De Montfort está intentando
crear videojuegos que se puedan controlar con los ojos: más exactamente, con la mirada. El objetivo
es que personas con discapacidades graves que les impidan utilizar un
ratón o un teclado también puedan disfrutar del ocio electrónico;
este mecanismo podría servir, además, para crear serious games que
se puedan utilizar para mejorar las condiciones de personas con
diversidad funcional.

Hay
ya diversos programas que registran el movimiento de los párpados y
los músculos de alrededor del ojo: por ejemplo, el conocido
astrofísico Stephen Hawking, aquejado de esclerosis lateral
amiotrófica, utiliza un sistema de este tipo para guiar su silla de
ruedas y poder manejar el computador que le sirve para hablar,
escribir y realizar sus cálculos.

En
este caso el objetivo es diferente: no se trata de registrar los
movimientos del ojo, sino de utilizar la misma mirada como elemento
de control
. Por ejemplo: que para pulsar un botón baste con mirarlo,
o para mover un personaje con mirar hacia donde queramos que camine.
El proyecto está orientado sobre todo a ser utilizado con niños,
con idea no sólo de que puedan jugar sino recorrer entornos del
mundo real. Este control “añade todo un nuevo nivel de
inteligencia a los juegos”, señaló el investigador jefe del grupo, Stephen Vickers,
en declaraciones a la BBC.

El
proyecto se encuentra ya en fase avanzada, puesto que ya lo han
presentado para que lo prueben niños de una escuela de la localidad
de Leicester (donde se sitúa la Universidad de De Montfort). Por ahora
el software ya ha permitido que los niños paseen por entornos
virtuales. Para Vickers, si consiguen que esta tecnología sea
asequible podría acabar integrada en videojuegos mayoritarios. “Los
personajes caminarán hacia donde miremos; es más natural a la hora
de usar y disfrutar”, explicó.

El
sistema de funcionamiento de esta tecnología se basa en el uso de
rayos infrarrojos, que detectan a dónde está mirando cada ojo y
detectan los movimientos que realiza la persona frente a la pantalla;
posteriormente utiliza estos datos para reaccionar en el mínimo
tiempo posible, de forma que la sensación sea que se está manejando
con la mirada. Tecnología muy parecida ya se emplea en el
tratamiento y estudio de distintas enfermedades. Por ejemplo, un
estudio realizado en EEUU determinó que los niños autistas evitan
mirar a los ojos
y posan su mirada sobre el resto del cuerpo o algún
objeto cercano cuando se les enfrenta a una imagen de otra persona.

¿Qué
futuro nos espera con esta tecnología? Para empezar, muchísimas
personas con discapacidades muy graves pueden ver cómo su vida
mejora enormemente
, más allá de la posibilidad de ocio: imagina una
persona totalmente paralizada, con una silla de ruedas con una
pantalla que muestra el entorno real en el que se encuentra, de forma
que mirando a un sitio u otro la silla se mueva automáticamente en
esa dirección… Y por supuesto las enormes posibilidades de ocio
que ofrece esta técnica. Si finalmente se consigue abaratar y
miniaturizar este sistema informático, las personas con parálisis
severa ganarán en calidad de vida, independencia y autonomía… Y
divertirse jugando con la mirada.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.