Al saber que Amazon quería subirse al carro de las plataformas de aplicaciones, los de Cupertino se mostraron despreocupados. Constatar que la habían apodado de forma muy similar a su celebérrima App Store, no obstante, puso en aletar a su equipo legal.

Apple no tardó en interponer una doble demanda por publicidad engañosa y violación de registro contra Amazon.com, pidiendo a la justicia estadounidense que se le prohibiese el uso de tal denominación, amén del embargo de beneficios inherentes.

Ocho meses después, la magistrada Phyllis Hamilton del tribunal del distrito de Oakland (California), ha desestimado la primera alegación, quedando pendiente determinar si Amazon violó la marca App Store.

Entiende Hamilton que no hay confusión por parte del usuario entre el Appstore de Amazon y el App Store de Apple: "la tienda de Apple suministra aplicaciones a sus propios dispositivos, mientras que la de Amazon se dirige a cuantos se basan en el sistema operativo de Google (Android). El usuario no espera equidad entre ambas plataformas".

La App Store de Apple arrancó en 2008 y cuenta ya con más de 800.000 aplicaciones para las diferentes versiones de iPhone, iPod Touch y iPad.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.