Si preguntamos qué hace bueno a un juego, las respuestas serán de lo más variadas. Habrá quien de especial importancia a los gráficos. Otros al argumento. Las mecánicas jugables estarán en un puesto muy alto. Habrá quien clame por la ambientación, o por la calidad del multiplayer. Pero a la hora de divertirnos jugando, hay un factor extremadamente importante, especialmente en juegos online, que no suele tenerse en cuenta. En gran parte porque es un factor difícil de juzgar. Me refiero a la comunidad de jugadores.

Aquí podemos distinguir entre dos tipos de comunidades: las "in-game" (sólo aplicables a los juegos multijugador) y las "out-game" (a falta de un término mejor), que son los usuarios que pueblan los foros dedicados al juego y los comentarios de las páginas especializadas. Y efectivamente, una mala comunidad de jugadores puede destrozar un juego magnífico, echando por tierra toda la experiencia. Afortunadamente, una buena comunidad también puede arreglar un juego que, a priori, no parecería demasiado interesante.

Empecemos por lo bueno. Un ejemplo paradigmático de buena comunidad de jugadores fuera del juego podría ser la comunidad de Minecraft. Hasta el punto de que, si no existiesen los mods creados por la comunidad, me atrevería a apostar que nadie habría oído hablar de este juego, y mucho menos jugaría a él. Desde hace años, Minecraft es principalmente un esqueleto sobre el que construir mods. Y algunos de ellos son francamente increíbles, elevando exponencialmente las posibilidades de un juego que ya de por sí tenía muchas.

No es la única buena comunidad modder, por supuesto. GTA, The Elder Scrolls (especialmente Skyrim), Civilizations… son sagas que han contado siempre con una comunidad modder francamente sobresaliente. En otros juegos que son menos adecuados para los mods, también podemos encontrar comunidades más o menos amables que, a pesar de ciertas rencillas sobre qué tipo de personaje es mejor, se dedican en general a ayudar a los novatos y a discutir más o menos educadamente aspectos del juego. Los foros de Blizzard son un buen ejemplo (aunque tienen trampa, porque están moderados por la compañía).

Como hemos visto, una buena comunidad out-game puede mejorar un buen juego, mientras que si es mala, basta con no entrar a los foros para no tener que verlos. Sin embargo, en el caso de los juegos orientados al multijugador, es imposible escapar de la comunidad in-game. Serán tus enemigos y tus compañeros. Tienes que lidiar con ellos. Y si la mayor parte de las personas que juegan son desagradables, pueden amargarte la experiencia de juego.

Uno de los ejemplos más típicos es League of Legends, cuya comunidad está considerada una de las más desagradables del mundo. Es difícil entender por qué, y sería necesario un estudio sociológico muy complejo para descubrir por qué todos los idiotas maleducados terminan jugando al LoL. El caso es que cualquier que haya jugado habrá visto casi lo mismo: insultos, enfados, rabietas, amenazas, chorradas infantiles sobre haber tenido relaciones sexuales con la madre de alguien.

No es el único caso, por supuesto. En la mayor parte de los shooters multijugador podemos ver el mismo tipo de comportamiento, con el agravante de que, a menudo, no lo veremos escrito sino que nos lo gritarán al oído gracias a las maravillas de los chat de voz. La mayor parte de los insultos son proferidos, en general, por las voces chillonas de niños que anhelan la pubertad, pero a los que aún les faltan algunos años, y quieren parecer mayores tratando de humillar a otros. Un patio de colegio virtual. En algunos foros, se los conoce como "niños rata".

El tema de los insultos es un problema serio para muchos juegos online, hasta el punto de que en la mayoría de ellos existen "palabras prohibidas" que nos pueden banear por usar. Aún así, se insulta mucho, a menudo entre compañeros. Es un fenómeno psicológico curioso, nuestro instinto gregario suele hacer que un insulto de un compañero de equipo nos resulte mucho más hiriente que uno de un rival. A fin de cuentas, los otros son "el enemigo", pero nuestros compañeros son "de los nuestros". A quién no lo han llamado "noob" como si fuese el adjetivo más denigrante del mundo.

Además, evitar los insultos entre rivales es relativamente fácil: muchos desarrolladores optan por eliminar el chat global de las partidas, de modo que un jugador suele puede comunicarse con los demás miembros de su equipo. Sin embargo, entre compañeros no se pueden evitar, porque el  equipo tiene que comunicarse para lograr la coordinación necesaria. Esto hace que, en muchos MMORPG, uno termine abandonando el juego cooperativo y dedicándose al PvP. ¿Quién querría escuchar (o leer) discusiones interminables cuando una raid fracasa, pudiendo entrar en un campo de batalla PvP para aniquilar a todo el que se ponga por delante?

Aún así, uno puede obviar los insultos. Recordemos que la mayor parte de ellos están proferidos por niños pequeños, así que en realidad no son muy ofensivos. Las discusiones dentro del equipo son más molestas, pero también se les pueden hacer oídos sordos. Pero si el problema es la forma de actuar de los jugadores, ahí no hay salida. En los shooters están los famosos "camper", pero es un problema aún más grave en un género que se ha ido poniendo paulatinamente de moda: los survival multijugador.

El ejemplo más conocido de este tipo de juegos probablemente sea DayZ, pero por suerte, en este juego el resto de jugadores no son un problema tan grave. Por supuesto, cada vez que nos cruzamos con alguien hay unas probabilidades bastante grandes de que intente matarnos para robarnos lo que tenemos. Sin embargo, el mapa es tan grande y la densidad de población es tan baja en los servidores, que tendremos muchas posibilidades de huir (y también las tendrán los demás) y evitar el enfrentamiento. También entraremos, además, gente dispuesta a ayudarnos.

En contraposición con DayZ, tenemos otro survival de crafting, Rust. Este juego, que sigue en desarrollo y que en su día fue muy prometedor, está siendo masivamente abandonado por sus usuarios. La culpa es, principalmente, de otros usuarios. Casi cualquier persona que haya jugado a Rust os contará la misma historia sobre sus primeras diez o doce partidas: "un tipo desnudo vino corriendo hacia mí con una piedra y me mató".

En gran parte es un error de diseño por parte de los desarrolladores.  En Rust cuando nos desconectamos nuestro personaje queda durmiendo, con lo cual es tremendamente vulnerable. Así que casi cada vez que nos re-conectemos descubriremos que alguien nos ha matado y robado todas nuestras pertenencias, con lo que tendremos que empezar desde cero: desnudos y con una piedra como única arma. ¿Qué hace alguien en un momento de frustración así? Pagarla con el primero que pasa por delante. Total, ¿qué pueden perder? En el peor de los casos, los matarán y volverán a aparecer al instante, nuevamente desnudos y con su piedra.

La historia es similar en los demás survival. Durante nuestras primeras partidas, jugadores mejor equipados que nosotros nos habrán matado para robarnos nuestras posesiones, o simplemente por diversión (lo cual es aún más enervante). Así pues, ¿qué hará la mayor parte de los jugadores cuando, después de mucha frustración consiga buen equipo y un arma potente? Exacto.

Este tipo de violencia aprendida, por desgracia, no existe sólo en los videojuegos. Lleva alimentando conflictos a lo largo de toda la historia de la humanidad. Provocando guerras y genocidios (muchos de los cuales siguen ocurriendo hoy en día, aunque no diremos nombres). Y es que a menudo lo importante no es vengarse de quien nos ha hecho daño, sino vengarse de alguien, así, en general. Y es que el ser humano, a veces, puede ser auténtica escoria.

¿Cuál es la moraleja de todo esto? Pues principalmente, que antes de comprar un juego (especialmente un multijugador) deberíamos darnos una vuelta por sus foros. Echar un vistazo a la clase de personas con las que vamos a compartir ese pequeño mundo virtual. Nos ahorrará, a la larga, un montón de disgustos. Porque es cierto que en los videojuegos hay también mucha gente encantadora… pero hay que saber buscarla.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Edgar

    Me parece interesante el artículo, aun que no era lo que esperaba. El título me indicaba una reflexión sobre el rol que desempeñan las comunidad en el juego, y solo he encontrado descripciones de varias comunidades y las frustraciones que desenlazan en el jugador. Pareciera que las comunidades deberían desaparecer a juzgar por el artículo.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.