Imagino que ya estaréis un poco cansados de las listas de "las mejores aplicaciones para iOS del 2013" o "los mejores juegos para tu iPad", así que hoy os traigo algo diferente. Las peores y más ridículas apps de todos los tiempos. Todas ellas, por cierto, se han descargado masivamente y han generado montañas de dinero para sus creadores. No he puesto enlaces al App Market para no hacer más grande aún la bola de nieve, pero no dudo de que si realmente las necesitáis, sabréis encontrarlas.

Runtastic Six Pack Abs Workout: Empecemos por lo menos absurdo. Los chicos de Runtastic han sacado grandes chorradas últimamente, pero mi favorita es esta. No sólo por el magnífico nombre, sino porque ha sido una de las aplicaciones más descargadas en 2013. ¿Y qué hace esta maravillosa aplicación? Decirte que hagas abdominales. Muchas. Y ya está. Por si no se te había ocurrido, claro. Aunque mi parte favorita es la descripción de la aplicación, en la que se especifica claramente que puedes usarla en cualquier sitio y no necesitas comprar ningún tipo de equipo adicional para hacer abdominales. ¡Pues menos mal!

 

Passion: ¿Sientes que no puedes fardar lo suficiente por el hecho de tener un iPhone, ahora que ya casi todo el mundo no tiene uno? No pasa nada, con esta aplicación podrás fardar de algo mucho más tradicional: tu rendimiento sexual. Te atas el iPhone al cuerpo con una cinta, le avisas de cuándo empieza la acción, y mediante el acelerómetro va calculando cómo de adecuada es tu técnica y cuánto tiempo dura la diversión. Después, obtienes una nota y una serie de estadísticas que, por supuesto, puedes compartir en tus redes sociales favoritas. La mayor dificultad consistirá en convencer a tu pareja de que es perfectamente normal tener relaciones con el iPhone atado a uno, claro.

 

Pocket Heat. Por solo 0.90 €, esta aplicación promete convertir nuestro iPhone en una estufa, para mantener las manos calentitas en invierno. Lo peor de todo es que técnicamente funciona: la aplicación pone a CPU del teléfono a trabajar a máxima potencia, con lo que consigue que este se recaliente. Con un poco de suerte, incluso hará que salga ardiendo, con lo que dará (brevemente) aún más calor. ¿No es una maravilla?

 

SimStapler: Una grapadora virtual para nuestro iPhone. Sí, has leído bien. Además de la posibilidad de grapar documentos, la aplicación prometía "toda la emoción de una grapadora real en tu pantalla". Recientemente ha sido retirada del App Store, pero aún pueden encontrarse por internet muchas reviews y quejas de gente diciendo que no funciona. Ains.

 

Hold the Button: Técnicamente es un juego online, no una aplicación, pero no he podido resistirme a ponerlo. Como su propio nombre indica, consiste en una competición a nivel mundial de… ver quién puede aguantar más tiempo pulsando un botón. ¿No tienes plan para un viernes por la noche? ¡Pues ya puedes competir con un montón de perdedores de todo el mundo para ver quién está más aburrido! Ojo, para batir un récord se necesitan muchas horas, y la empresa no se hace responsable de las tendinitis que pueda causar.

 

Taxi Hold'em: ¿Cansado de levantar la mano intentando parar a un taxi, y que los taxistas no sepan interpretar tu gesto? Con esta aplicación (cuyo único uso es escribir la palabra "TAXI" en nuestra pantalla) todo será más sencillo. Tendrás que levantar el brazo igual y obviamente el conductor no podrá leer tu móvil hasta que no esté prácticamente a tu lado, pero al menos ya habrás roto el hielo a la hora de iniciar una conversación una vez hayas entrado en el vehículo. En todas las pruebas hechas con esta aplicación, esa conversación ha empezado por un "¿pero tú eres tonto?" del taxista.

 

I'm Rich: Para terminar, un clásico. Esta aplicación ya no está disponible en el App Store, pero en su momento costaba 1000 $ (sí, mil dólares) y no hacía absolutamente nada.  Aparte, por supuesto, de dar fe de que cualquiera que la comprase iba muy sobrado de dinero. Ocho personas se hicieron con ella antes de que Apple la retirara.

Por supuesto, me he dejado muchas joyas fuera. Radares que detectan fantasmas y aliens, cargadores de batería por wifi, repelentes de mosquitos, scanners que hacen ecografías… Pero considero que con esta pequeña muestra ya os hacéis una idea de las maravillas que puede uno encontrar por ahí.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.