Hace unos días decíamos que Xbox One está entrando en el momento más dulce de su (aún) corta vida: su catálogo se está fortaleciendo con títulos muy interesantes, y las polémicas y problemas de sus primeros meses parecen haber quedado atrás de forma definitiva.

Según ha asegurado el vicepresidente de marketing de Microsoft, Mike Nichols, en entrevista con Gamespot, estas buenas sensaciones se han trasladado a las ventas: Xbox One ha vendido un 44 % más de consolas que el año pasado en esta misma época, además de subir un 22 % la cantidad de suscritos a Xbox Live.

Además de su catálogo, la nueva opción de retrocompatibilidad con juegos de Xbox 360 ha espoleado fuertemente las ventas en los últimos meses. En los próximos meses veremos si será suficiente para que la consola de Microsoft recorte distancias con PS4, que aún domina claramente en ventas en todos los territorios.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.