A escasas horas de que Microsoft muestra al mundo su nueva consola de sobremesa, hemos querido repasar los juegos exclusivos más importantes del catálogo de Xbox 360. La máquina se aproxima a su octavo año en el mercado con títulos e incluso franquicias de peso en su haber: Halo, Fable, Gears of War o Forza Motorsport son sólo algunas de las presentes entre nuestros diez favoritos:

Kameo: Elements of Power

Considerado aún hoy uno de los mejores juegos de plataformas de esta generación, Kameo: Elements of Power fue la última aportación de RARE antes de alterar diametralmente su política de desarrollo. Aunque Viva Piñata y Banjo Kazooie: Baches y Cachivaches fueron producciones meritorias, ambas quedaron muy lejos de las excelencias audiovisuales y jugables de esta aventura.

Project Gotham Racing 4

Bizarre Creations abandonó Microsoft tras gestar la mejor entrega de la franquicia hasta la fecha. PGR 4 aunó  nuevamente arcade y simulación en el transito de algunas de las ciudades con más encanto. La adición de motocicletas a la fórmula terminó de redondearla. No es de extrañar que PGR 5 sea desde hace años una de las secuelas más esperadas por todos los usuarios de Xbox.

Fable 2

Tras una primera entrega que dejase a muchos a medias por incumplir buena parte de sus promesas, Molyneux se propuso un RPG de acción que explotase verdaderemente las ideas tras el original. El resultado fue Fable 2, que aportó mayor complejidad narrativa y equilibrio jugable. La inclusión de un cánido acompañante fue uno de sus principales aciertos.

Crackdown

David Jones, padre de la franquicia Grand Theft Auto, nos regaló este curioso sandbox futurista de estética cel-shading. Puede que su segunda parte decepcionase, pero al menos nos queda el formidable trabajo de RealTime Worlds. Saltar entre rascacielos recopilando orbes para aumentar las habilidades de nuestro super agente de policía tenía mucho de adictivo.

Alan Wake

Siendo sinceros, lo último de Remedy se antojaba un tanto repetitivo en su mecánica, lo que compensaban con creces sus recursos narrativos y fantástica ambientación. Nunca antes habíamos experimentado semejante aproximación a la psique de un protagonista. Más que notable survival episódico del que también es probable una secuela bajo el seno de la próxima Xbox.

Lost Odyssey

El mejor JPRG exclusivo de Xbox 360 con permiso de Blue Dragon (obra también de Mistwalker). Obviaremos cualquier comentario descriptivo, pues basta con aludir a los responsables tras esta superproducción: Hironobu Sakaguchi (padre de Final Fantasy) como productor, Nobuo Uematsu tras la banda sonora y Takehiko Hinobue (creador de Vagabond) como diseñador. Una aventura tan vasta como emotiva.

Forza MotorSport 4

Si la tercera entrega dejó por los suelos a Gran Turismo 5, con Forza MotorSport 4 los chichos de Turn10 Studios dieron el resto. Impresionante nivel gráfico, meticulosa simulación, infinidad de posibilidades online y la llamativa integración de Kinect hacen de éste el mejor juego de conducción para Xbox 360. Su spin-off, Forza Horizon, también sorprendió por su fresca propuesta.

Dance Central

Cierto que el catálogo de Kinect deja bastante que desear en términos generales, pero también lo es el que un sólo juego ha consegudio justificar sobradamente la compra del periférico. Nos referimos a Dance Central, consolidada franquicia de Harmonix que sorprende por su precisa detección de cada paso. Mientras haya éxitos que bailar, seguiremos visitando tan particular pista de baile, eso seguro.

Gears of War 3

Podríamos incluir aquí cualquier entrega de la trilogía, pero fue su cierre el que convenció por rozar el tope técnico de Xbox 360, amén de su variedad y mínimo de artificio narrativo. Aún con todo, no hemos de olvidar que el primer Gears of War estandarizó los shooters en tercera persona basados en coberturas. ¿Volveremos a ver a Marcus Fenix tras una precuela un tanto descafeinada? Apostad al sí.

Halo 4

La primera incursión de 343 Industries en el universo Halo ha resultado más que satisfactoria, tanto que muchos la prefieren al épico Halo 3. Tanto a nivel gráfico como argumental, Halo 4 supone un soplo de aire fresco respecto a una Bungie un tanto estancada en sus últimos años. El Jefe Maestro y Cortana protagonizan así el más perfecto canto del cisne con que pudiese soñar Xbox 360.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Estudió periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce de redactor jefe para esta publicación. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.