No creo estar descubriéndoos nada si os digo que en el mundo de los videojuegos todo lo bueno se copia hasta la saciedad, y muy a menudo lo malo también. Especialmente ahora que la distribución de los juegos es más sencilla y existen los videojuegos para smartphone, podemos acceder a un abanico casi interminable de clones de juegos de éxito, e incluso a clones de clones de juegos que sólo tuvieron un éxito moderado. Efectivamente, la tecnología es algo maravilloso.

Tampoco podemos culpar a los desarrolladores por ello. Hemos llegado a un punto en el que el mercado de los videojuegos está tan saturado que es difícil crear algo verdaderamente original. Y a fin de cuentas, los juicio por plagio muy a menudo no salen, y de hecho mucha gente se ha hecho muy rica plagiando, hasta el punto de que el juego plagiado es mucho más famoso que aquel al que copiaba. Todo el mundo quiere hacer el nuevo Candy Crush o Flappy Bird y retirarse.

Hay algunos plagios que, pese a ser copias clónicas completamente descaradas, tienen una calidad decente y se dejan jugar. Pero para eso, ¿por qué jugar al original? Así que hoy nos vamos a centrar justamente en lo contrario: en los plagios o plagios de plagios más ridículos, innecesarios y completamente hilarantes. ¿Por qué? Pues sobre todo porque podemos, y porque hay mucho donde elegir. Los enlaces están puestos a Google Play, pero muchas de estas "maravillas" pueden encontrarse también en otros markets para Android y en la App Store de Apple.

 

Super Mario Bros.

La negativa de Nintendo de adaptar sus juegos a las plataformas móviles ha hecho que sus grandes sagas sean de las que más se prestan al plagio. Y uno de los más plagiados es, por supuesto, el icónico Super Mario. Lo mejor de estos clones, por supuesto, es que todos intentan cambiar el juego justo lo necesario para que no sea denunciable, y como todos sabemos, el diablo está en esos pequeños detalles:

Lep's World: ¿Qué ocurriría si Mario fuese un Leprechaun? Si tenéis que jugar a un clon de Supermario, que sea este. Es probablemente el menos cutre de todos.

Super Mary: ¿Qué ocurriría si Mario fuese un minero en lugar de fontanero?

French's World: ¿Y si Mario fuera francés en lugar de italiano?

Marine's World: ¿Y si Mario, en lugar de su mono de trabajo, llevase su traje de la primera comunión?

Mundo de Súper El Chavo: ¿Y si Mario fuera, en realidad, el Chavo del Ocho?

Super Mario: ¿Y si Mario fuera un cavernícola? Este plagio debió ser el primero, porque ni siquiera tuvieron que inventarse un nombre.

Croc's World: ¿Y si Mario fuera un cocodrilo con casco de rugby? ¿Y si, además, en lugar de contra tortugas luchase contra caracoles?

Rocco World: ¿Y si Mario fuera un mapache?

Andrio's World: Para aquellos que consideran que el papel de Luigi siempre ha estado muy infravalorado, aquí va un juego dedicado íntegramente a él… o por lo menos a alguien que se le parece.

Weird Cup-Lep's Adventure 2: Para los amantes del minimalismo más minimalista. Es un clon tan malo que ni siquiera copia a Super Mario Bros. sino que intenta plagiar a Lep's World, y encima, lo hace francamente mal.

 

Flappy Bird

El que fuera el videojuego con un éxito más meteórico de la historia tiene el dudoso honor de ser también uno de los más plagiados. Lo cual no deja de ser irónico, teniendo en cuenta que a su vez también era un plagio. Aquí, por supuesto, la broma es fácil: en lugar de un pájaro ponemos cualquier otra cosa a esquivar las tuberías y ¡voilà! Juego nuevo. Aún así, hemos intentado recopilar algunas que varían la mecánica, para que esto no sea un desfile interminable de "cosas-que-vuelan-entre-tuberías".

Floppy Bird: Este juego de palabras era completamente necesario. En efecto, en lugar de un pájaro, en este juego controlamos un floppy disc. Miedo me da pensar cuántos de nuestros lectores tendrán problemas para pillar esta referencia.

Flappy Nyan: Uno de los memes de internet más queridos por todos, Nyan Cat. Mezclado con Flappy Bird. ¿Qué más queréis? Si no es vuestro meme favorito, no os preocupés: también podréis encontrar una clon con "doge", otro con "trollface" y así una interminable lista…

Flappy Crush: Otro giro inevitable de guión: ahora no somos el pájaro, sino la tubería, y tenemos que aplastar al mayor número de pájaros posible.

Flappy Weed: Lo más divertido de este juego no es el hecho de controlar una hoja de marihuana (tiene que ser uno muy joven para que esto le haga gracia) sino en la propia descripción del juego, hecha con un traductor automático controlado por un mono hasta arriba de opiáceos. Os dejo un fragmento: "¿Fuma articulación o de la tubería de agua? Si usted es rastaman verdadero te gustará este juego ganja."

Flappy RPG: Ningún juego está completo si no tiene su versión RPG. Y si no, que se lo pregunten a Goat Simulator.

Lep's Adventure – Heroes Go: Probablemente el clon/crossover más absurdo de todos. Hace poco tuvo que cambiar su nombre (antes se llamaba "flappy mario's kid"), y han optado por una sucesión de palabras sin orden ni concierto. Respecto al juego en sí, responde a la pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿Qué pasaría si flappy bird fuera en realidad un Super Mario bebé buceador saltarín? NOTA: En el tiempo que se tarda en escribir este artículo, el juego ha vuelto a cambiar de nombre: ahora se llama "Super Heroes Rush".

Obviamente son todos los que están, pero no están todos los que son. Permaneced atentos a VADEJUEGOS, ¡tenemos muchas más chorradas como esta en el tintero! Como bonus, una imagen promocional de uno de nuestros clones de Super Mario favoritos, Weird Cup-Lep's Adventure 2:

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.