DICE, en la persona de uno de sus máximos dirigentes, Lars Gustavsson, ha salido al paso de las críticas recibidas por los bugs presentes en la beta del esperado Battlefield 3, afirmando que estos fallos no estarán presentes en el juego. De hecho, ya no estaban presentes en el código del juego, antes de que la beta saliera a la luz. Y es que, según Gustavsson, la beta resultó un ejercicio de validación de errores en el equipo, una manera de ver si los jugadores eran capaces de ver lo que ellos ya habían visto, y descubrir elementos nuevos.

Así, según afirma el directivo, “en la beta teníamos de antemano una lista de errores que ya habían sido localizados o enmendados. Y cada vez que un usuario daba con el algo y lo reportaba, nuestra reacción era ‘oh, eso ya lo habíamos arreglado’  o también, ‘caramba, mira aquel viejo fallo’. La realidad es que prácticamente nada de lo que se reportó en la beta nos pilló de sorpresa. Y los fallos no estarán presentes en el juego final”. Finalmente, Gustavsson ha rechazado las críticas recibidas por la beta, afirmando que los jugadores, en ocasiones, malinterpretan lo que es un beta y su función, y ha asegurado que la desarrolladora seguirá dando soporte al juego una vez sea lanzado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.