Terminamos la recopilación de juegos para estas navidades con un pequeño resumen de los juegos orientados a los jugadores más empedernidos.

Alan Wake (Xbox 360)

Cada nuevo trabajo de los autores de Max Payne suscita interés en el jugador habitual. Si, además, se envuelve en una historia que bebe del terror marca Stephen King, ese interés aumenta. Con esta premisa y un resultad final más que digno, Alan Wake pasa a engrosar la lista de esos juegos que recomendar a final de año.

Amnesia: The Dark Descent (PC)

Los creadores de la franquicia Penumbra querían un punto de inflexión. Con Amnesia: The Dark Descent lo han conseguido, y es que si bien sus anteriores juegos padecían un nivel desigual a lo largo del juego, con Amnesia han sabido llevar mucho mejor el ritmo. Así, en este oscuro juego, tu miedo comenzará a aumentar tan pronto comiences a re-hacer el camino hecho para escapar de las garras del horror y la locura. Un juego que se siente más que se juega y que en estas frías fechas encuentra su lugar ahora que anochece tan pronto.

ARMA II: Operation Arrowhead (PC)

ARMA II sobrepuso a Bohemia Interactive de una deficiente primera entrega, especialmente en lo referente al juego en solitario. Con Operation Arrowhead han limado un poco más la fórmula y, si bien no contiene el mismo nivel de libertad que viéramos a partir de la mitad del juego original, esta expansión auto-jugable ofrece la misma búsqueda por los combates más realistas posibles. Ponte tu uniforme y prepárate para temer cualquier bala perdida.

Assassins Creed: La hermandad (PS3, Xbox 360)

La franquicia Assassins Creed completa un ciclo con la Hermandad. En esta entrega no sólo recogen lo mejor de todo su recorrido, sino que implementan con tino un multijugador más que aceptable pese a su sencillez. Historias de malvadas conspiraciones, una ciudad recreada de forma espléndida y una interpretación a la altura hacen de La Hermandad un título más que apetecible.

Call of Duty: Black Ops (PC, Xbox 360, PS3)

Treyarch lo ha conseguido. Para sorpresa de muchos, este nuevo Call of Duty no sólo no ha sido peor que los afamados Modern Warfare sino que, en algunos aspectos, los ha superado. Un recorrido lleno de acción por misiones encubiertas de manos de ocultas fuerzas especiales nos llevará a las recreaciones de la fallida invasión de Cuba, a conocer a cierto presidente americano, Vietnam,…

Castlevania: Lords of Shadow (PS3, Xbox 360)

Vuelve Castlevania y lo hace de la mano de Mercury Steam. ¿Hace falta algo más? Pues además de esto, nos encontramos con una impecable labor en todos los aspectos del juego. Un trabajo encomiable fruto del cual tenemos un gran juego lleno de momentos impactantes y con una banda sonora brillante.

Dead Rising 2 (PC, Xbox 360, PS3)

Estamos en un momento donde los zombis son el añadido básico para cualquier juego. En cambio, lo que ofrece Dead Rising 2 va más allá de poner zombis sobre el escenario. Se trata de recrear un mundo zombi y eso lo han sabido hacer a la perfección. Sigue siendo igual de divertido e igual de gamberro pero, en esta ocasión, han sabido sacarle un aliciente más al saber elaborar una trama coherente en el mundo que proponen. Además, cuenta con un divertimento multijugador que, otra vez, encaja con ese universo.

Dragon Age: Awakening (PC)

Que no se le olvide a nadie, especialmente aquellos que gusten de los juegos de rol, que este año ha salido la expansión del noble Dragon Age. Con Awakening, Bioware refina un poco más la fórmula, ofrece una historia con momentos realmente logrados y suma un buen puñado de horas para los jugadores más empedernidos. Además, para los más clásicos, es el último que tendrá cámaras tan “vieja escuela”, ya que Dragon Age 2 promete acercarlas más al combate…

Fallout: New Vegas (PC, Xbox 360)

Pasamos de una gran metrópoli derruida al árido desierto y la ciudad del pecado… que queda en pie. En Fallout: New Vegas encontramos más horas de Fallout 3 con algunos buenos momentos de la mano de los creadores del inicio de la franquicia. Una historia más concreta, opciones de ver “cosas raras” y la inestimable compañía de curiosas emisoras de radio pueden ofrecer algo de calor para contrarrestar el frio del exterior.

Halo: Reach (Xbox 360)

Bungie ha dejado la saga Halo. Por un lado, es una triste noticia por ser los padres de la criatura pero, por otro, como despedida nos dejan Reach. Un punto de partida, o final según se mire, que, sin duda, engloba todo lo que ha sido Halo a lo largo de estos años.

Heavy Rain (PS3)

Posiblemente el juego más controvertido del año. No por su temática, no por sus momentos de ducha, sino por su peculiar sistema de juego. Denostado como “no-juego” por algunos, lo que todos acaban aceptando de este título es el hecho de poseer una gran historia y un buen elenco de personajes a través de los cuales describir la identidad del asesino…

Mafia II (PC, Xbox 360, PS3)

Los antaño Illusion Softworks nos llevaron de vuelta a los años dorados de la mafia americana. Una ciudad palpitante que veremos de pasada mientras llevamos a cabo nuestras tareas como engranaje en la maquinaria mafiosa es el impecable fondo a un encomiable trabajo.

Mass Effect 2 (PC, Xbox 360, PS3)

Cuando ya estamos ansiosos por que llegue la tercera entrega, este año la segunda dejó sensaciones agridulces. Ahora bien, pese a tener varias fases similares y un desarrollo algo tedioso al principio, sigue teniendo una colección innegable de momentos para el recuerdo. Un título puente entre lo que fue el potente comienzo y lo que promete ser un épico final.

Metroid Other M (Wii)

Vuelve Samus y lo hace con más curvas que nunca. Que tras este título esté quien está no ha desvirtuado, sin embargo, lo que importa, que es el juego en sí, y de esta forma volveremos a tener todo un señor juego para la consola de Nintendo.

NBA 2K11 (PC,Xbox 360, PS3)

Si a una mecánica de juego pulida y una perfecta cantidad de modos de juego se le añade el componente emocional, el resultado no puede ser nada menor a excelso juego. NBA 2K11 no sólo supera a su predecesor (ya que su rival natural, ELITE 11, ni siquiera ha aparecido) sino que tiñe esa mejorada jugabilidad con toques épicos de partidos y momentos memorables. De lo mejor en cuanto a juegos deportivos del año.

Need For Speed: Hot Pursuit (PC, Xbox 360, PS3)

Vuelve Hot Pursuit y lo hace luciendo tanto un buen acabado técnico como un potente sistema online. Vuelve a vivir las persecuciones más salvajes por distintos terrenos y meteorología. Siendo corredor tendrás que hacer lo que sea por llegar a la meta antes que nadie y de una pieza. En el bando de la ley, tu labor será evitarlo. Velocidad, persecuciones, colisiones, helicópteros y barreras policiales en el título de Electronic Arts.

Quake: Live (PC)

Jugar al multijugador de Quake 3 es siempre divertido. Tanto que debería poder hacerse en cualquier lugar. Esto debieron pensar cuando decidieron lanzar el juego para ser jugado a través del navegador. Ahora, que ello no le quita opciones tales como comunicación, rankings,… y todos los frags que se pueden esperar de un Quake.

Red Dead Redemption (Xbox 360, PS3)

Llevar a buen puerto un videojuego basado en vaqueros es complicado. Hacerlo con la perspectiva de los GTA más aún. Es por ello que cuando el resultado es tan redondo como en Red Dead Redemption es complicado resistirse a su encanto.

Starcraft 2: Wings of Liberty (PC)

Ha pasado mucho tiempo… pero no el suficiente para olvidar a Sarah Kerrigan. Blizzard quería volver sin perder a ningún fan por el camino y lo ha conseguido. Con una oferta continuista pero cuidada al extremo, continuamos una gran historia y con la de Wings of Liberty comienza una prometedora trilogía.

Splatterhouse (Xbox 360, PS3)

Actualización de uno de los juegos con más casquería por pantalla. Una actualización y un recopilatorio porque, además de la nueva, más sangrienta y violenta entrega, Splatterhouse recopila (una vez se desbloquean mediante avances en el juego) los tres primeros Splatterhouse. Una forma de vivir unas… rojas navidades.

World of Warcraft: Cataclysm (PC)

Y, finalmente, qué decir de la, hasta ahora, última expansión de World of Warcraft. Si la fiebre WoW había ampliado la escena de jugadores a niveles insospechados, Blizzard sabía que necesitaba ofrecer más carnaza. ¿Qué mejor forma que poniendo patas arriba el mundo del juego con un cataclismo?

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.