Seguimos con nuestra selección de juegos independientes que en este 2016 nos van a tener muchas horas dándole a la tecla (o al botón) delante de la pantalla. Una vez más os traemos cinco títulos de diversas temáticas, estilos y jugabilidad para que quede claro que en la escena indie hay de todo y para todos. Tenemos que recordaros que los presentamos sin ningún orden en concreto, ni siquiera alfabético, así que si no veis aquí ese juego que tanto os apetece, puede que lo incluyamos en entregas posteriores… pero claro, también puede que lo hayamos pasado por alto, así que no dejéis de pasarnos vuestras recomendaciones a través de los comentarios o por redes sociales.

1979 Revolution

De 1979 Revolution os hablamos hace unos meses: una aventura que nos sitúa en los días finales de la Revolución Iraní, el proceso político y social que acabó con la monarquía del shah Pahlevi, entronó al ayatollah Jomeini y convertió Persia, durante décadas una monarquía secular y pro-occidental, en el Irán teocrático chií que hoy conocemos. En el juego viviremos estos acontecimientos a través del fotoperiodista Reza, que sin tener muy clara su ideología ni su postura en el conflicto se ve envuelto en los momentos más complicados de la revolución. Los creadores de 1979 Revolution, Ink Stories, prometen que será un proyecto ambicioso, con un potente estilo artístico, participación de actores de series y películas conocidas, captura de movimiento y mecánicas de juego muy variadas para dar vida a una historia en la que las decisiones del jugador son determinantes.

The Banner Saga 2

Llega al fin la segunda parte de este maravilloso juego de estrategia por turnos (¿se nota que me encantó el primero?). The Banner Saga nos remite visualmente a la obra del ilustrador Eyvind Earle, con una emocionante banda sonora de Austin Wintory (el compositor para videojuegos más en forma del momento, en mi opinión). Nos situamos en un mundo ficticio inspirado en la mitología vikinga, un continente moribundo en el que los humanos conviven con razas legendarias, como los gigantes varl o los mecánicas dredge. El fin del mundo ya ha ocurrido: los dioses están muertos, y ciertos acontecimientos ominosos sugieren que los días de los hombres pueden estar también a punto de acabarse. Con ese tono trágico y fatalista, The Banner Saga nos ofrece una excelente mezcla entre estrategia por turnos (en las batallas), toques de juego de rol y gestión de recursos del grupo. La segunda parte continúa la historia de la primera, y se supone que recogerá las decisiones que tomamos en ella. The Banner Saga 2 saldrá para PC durante este invierno; si alguien no lo ha probado y quiere echarle un ojo, su reciente lanzamiento para PS4 y Xbox One puede ser una buena oportunidad.

Darkest Dungeon

Este juego, ya disponible en Early Access (y a puntito de salir en su versión final), hará las delicias de los amantes de los roguelike: un juego de rol por turnos de ambientación gótica, en el que no sólo tenemos que enfrentar a nuestro equipo de héroes contra los clásicos monstruos, sino contra el hambre, el miedo, el estrés y la enfermedad. La mecánica más llamativa del juego es ese Affliction System (mucho nos tememos que el juego no está traducido al español) que nos obliga a cuidar del estado psicológico de nuestros personajes, sus miedos irracionales y su paranoia. Un estilo artístico muy de cómic viste una muy cuidada ambientación de horror gótico lovecraftiano. Darkest Dungeon ofrece una gran variedad de clases de personaje (¡puedes ser hasta leproso!), mazmorras procedurales y gestión de recursos, amén de un complejo árbol de habilidades, así que ofrece una enorme rejugabilidad… siempre y cuando no seamos de corazón débil: es un juego bastante complicado y con muerte permanente, así que mejor no cogerle mucho cariño a nuestros héroes y tomárnoslo con calma.

Hyper Light Drifter

Este juego de acción en 2D lleva en el radar de todo aficionado a la escena indie desde 2013 tras lograr una recaudación de más de 600.000 dólares en Kickstarter, en una campaña que había empezado con un humilde objetivo de 27.000. La comunidad quedó prendada por su propuesta jugable (pretende ser una mezcla entre The Legend of Zelda: A Link to the Past y Diablo; casi nada al aparato) y su brillante dirección artística, con un gran diseño de personajes y entornos en píxel-art. Se suponía que iba a estar listo para 2014, pero a los retrasos habituales en cualquier desarrollo se sumó la desafortunada circunstancia de los problemas de salud de Alex Preston, creador del juego: Preston sufre de dolencias cardíacas desde que era un bebé, y el año pasado tuvo que pasar por quirófano y permanecer hospitalizado un tiempo. La buena noticia es que se ha recuperado, y el juego sigue su camino y se acerca a su lanzamiento durante este año 2016.

We Happy Few

El último título de nuestra selección de hoy es un juego de supervivencia con un punto de partida interesantísimo: nos situamos en una Inglaterra ficticia y distópica en los años 60, en la que el gobierno mantiene bajo control a los ciudadanos mediante una droga llamada Joy (alegría). Aquellos rebeldes que se niegan a tomarla reciben el nombre de Downers (deprimentes; por extensión, aguafiestas), ya que la droga en cuestión otorga una felicidad enfermiza. Nos convertimos en un downer que quiere escapar del pueblo de Wellington Well; para ello tendremos no sólo que evitar a los policías, sino también aparentar felicidad ante el resto de ciudadanos, dispuestos a delatarnos a la mínima señal de que somos unos downers. Dudo que nadie pase por alto el mensaje alegórico. Buscar comida, fabricar los objetos que vayamos necesitando, evitar a los enemigos mediante sigilo o las interacciones sociales adecuadas y, si nos quedan tiempo y fuerzas, descubrir los secretos que oculta la cara feliz de Wellington Well y escapar de allí de una vez. El mapa se genera proceduralmente, así que el juego promete una larga vida. Se espera para junio de este año.

El lunes volveremos con la segunda parte del especial de indies españoles, y el martes de nuevo con indies internacionales. ¡Sigue atento a FS GAMER, que aún nos quedan unas cuantas entregas de nuestra selección de juegos independientes!


También te puede interesar:

Los juegos indies que más esperamos en 2016 (I)

Los mejores indies españoles para 2016 (I)

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.