En VaDeJuegos pensamos que los mejores regalos no vienen envueltos. Por eso, más que proponer una retahíla de títulos que regalar a vuestra pareja de cara al inminente día de San Valentín,  queremos referir aquellos juegos perfectos para compartir horas de picajosa diversión.

Si lo habitual es que paséis las horas mando en ristre mientras vuestra pareja se dedica a otros menesteres,  nada mejor que unas partidas cooperativas (o competitivas) para equilibrar la ecuación. ¿Quién sabe? Lo mismo os acaba arrebatando el controlador en lo sucesivo…

El primer plato de este romántico menú videojugable reside inevitablemente en alguno de los plataformas que pueblan el mercado. Por poco aficionada que sea vuestra media naranja, sabrá apreciar las excelencias jugables de Mario Bros. y compañía. En este sentido, la propuesta de Nintendo con Super Mario Bros. U se antoja perfecta: mientras él o ella se lanza al golpeo de bloques y aplaste de goombas, nosotros hacemos lo posible por evitar su muerte colocando plataformas a través del GamePad. Todo un ejercicio de romántica salvaguarda. 

Una vez dominados los saltos, nada mejor que Rayman Origins (a falta repentina de Legends) para recorrer juntos los carismáticos entornos del juego. Competid por ver quién recolecta más Lums… aunque a la postre estéis colaborando para rellenar la probeta final. 

Otro clásico de las partidas en pareja es el género puzle. ¿Cuántas horas no habrá pasado nuestro San Valentín amontonando bloques en su teléfono móvil? Pues pedidle que se enfrente a vuestra pericia. Lo que ocurra, seguramente, sea que acabéis recibiendo una paliza de órdago. Probad con Lumines (PS Vita, XBLA, PSN, PSP), Zoo Keeper (Nintendo DS, iOS) o cualquiera de las múltiples versiones de Tetris. Apuesta segura.

Elevando la rivalidad al siguiente nivel, son imprescindibles las quintas entregas de Dead or Alive y Soul Calibur. Dad a vuestra pareja la oportunidad de desquitarse por "esas pequeñas cosas" machando ímpetu los botones y derribando a vuestro luchador combos imposibles mediante. Consiguiréis además que suprima todo estrés acumulado.

Y si el reparto de mamporros no es lo suyo, siempre nos quedarán aproximaciones ligeras a la competición sobre ruedas como Mario Kart 7 o Sonic & All-Stars Racing Transformed. No subestiméis a vuestro compañero de alcoba, no vaya a ser acabéis mordiendo el polvo. Acelerad todo lo que podáis y mucho ojito a caparazones, platanos y demás items traicioneros.

Los juegos con los que siempre suele acertarse son también aquellos basados en el movimiento. Atractivos para el no asiduo al no necesitar instrucciones previas. ¿Qué tal unos bailes con Dance Central 3? Claro, que también podemos montarnos un karaoke en casa con SingStar, interpretando a Lady Gaga mientras él o ella se encarga de la coreografía. Compartid vuestros momentos estelares en las redes sociales para copar de me gustas vuestros respectivos tablones.

Tras el bajón de moral, las agujetas y el dolor de garganta, nada mejor que cerrar la sesión de juego con mecánicas reconciliadoras. Se nos ocurren juegos como The Cave o los enigmas del Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios, donde ambos os comáis el coco hasta solucionar sus múltiples e ingeniosos rompecabezas. La satisfacción de pelear por una meta común trasladada al videojuego.

Advertencia: este menú no sustituirá en ningún caso a la obligada cena romántica. VaDeJuegos no se hace responsable de cualquier represalia conyugal al respecto. 

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Estudió periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce de redactor jefe para esta publicación. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.