¿Te pensabas que más allá de Flappy Bird se acababan los juegos absurdamente adictivos y con una dificultad demencial? ¡De eso nada! El creador del juego, el vietnamita Dong Nguyen (que firma como .Gears Studios), es autor también de otros dos juegos que puedes encontrar en la App Store y Google Play.

Ambos juegos comparten las características más importantes de Flappy Bird: se trata de títulos gratuitos, la mecánica de juego es simplemente tocar la pantalla, utilizan gráficos de estilo retro y enganchan un montón y son difíciles a rabiar. Vamos a echarles un rápido vistazo por si te viene bien un reto para pasar entretenido esta tarde de domingo.

Super Ball Juggling

Super Ball Juggling

En este minijuego encarnamos a dos futbolistas intentando establecer su propio récord de pataditas al balón sin que toque el suelo. Empezaremos sólo con el futbolista de la izquierda, y durante unos toques pensaremos que es bastante fácil; pero al llegar a la décima patadita, el de la derecha también saca su balón, y tenemos que controlar a los dos…

Para mantener el balón en el aire tenemos que tocar la pantalla más o menos cerca del futbolista que corresponda. Cuanto más ajustemos el toque al momento en que el balón está cerca del pie, más alto saldrá rebotado, y por tanto tendremos más tiempo para dar el siguiente toque o para atender al otro futbolista… pero, claro está, también nos arriesgamos más a que el balón toque el suelo. ¡Suerte con la pelotita de marras!

Shuriken Block

Shuriken Block

Shuriken Block es el más fácil (es un decir) de los tres juegos creados hasta ahora por .Gears Studios. En este título nos encontramos a un grupo de atribulados samurais que, por alguna razón, están apoyados contra una tapia mientras les tiran afiladísimos shurikens desde el otro lado. Nuestro objetivo, básicamente, es intentar que no les abran la cabeza.

Para ello tenemos que pulsar en la pantalla los shurikens según vayan apareciendo. Irán cayendo cada vez más rápido en una de las cinco posiciones de los samurais; según demos con el dedo exactamente sobre el shuriken o más o menos cerca ganaremos una puntuación diferente. Se trata, evidentemente, de obtener la mayor cantidad de puntos posible. Contamos con tres vidas antes de perder la partida, así que, ¡cuida a tus samurais!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.