El estudio indie español Cat Logic Games acaba de lanzar a la siempre difícil arena del crowdfunding su opera prima, The Path To Die. El juego nos sitúa en el Japón Feudal, una época sorprendentemente poco visitada en videojuegos; nos ponemos en la piel y la katana de un ronin, un samurai errante que debe infiltrarse en el palacio de un temible clan enemigo en busca de “algo imposible que se creía perdido”. Apenas tenemos esta pincelada de la historia, pero lo que la página de Kickstarter nos cuenta sobre su jugabilidad, y el detallado pixel-art con el que se dibuja el juego, son suficientes para intrigarnos por ahora.

Según parece, en The Path To Die nos encontraremos una jugabilidad que mezcla exploración y combate, aunque este último es claramente el centro de la experiencia. Nuestro samurai va armado con katana y arco (dos de las armas más tradicionales de la casta guerrera del Japón feudal); en lugar de combatir usando los botones, como suele ocurrir, en este caso controlamos toda la trayectoria de la espada con el stic derecho del mando o el ratón. Es un sistema que me recuerda a Die by the sword, un juego lanzado en 1998 para PC basado en la misma idea de poder controlar el movimiento de la espada de forma independiente del resto del personaje.

Esta mecánica obliga, al menos a priori, a plantear el ritmo del combate de otra forma: al no estar machacando botones, sino trazando el movimiento de la espada, por obligación hay que ser más precisos y estratégicos. Esto se complementa en el juego con el uso de una barra de energía que vamos agotando al realizar ataques, de modo que no podemos simplemente lanzarnos sacudiendo la espada como si fuera un plumero. Es necesario pensar estratégicamente, reservar fuerzas, atacar sólo cuando veamos una abertura en la defensa del contrario, defendernos con astucia.

Esta necesidad de gestionar la energía y pelear con cabeza recordará a cualquier jugador a los Souls de From Software, aunque esta comparación se ha repetido ya tantas veces con tantos juegos distintos que empieza a no significar nada (ni Demon’s Souls fue el primer juego en implementar una barra de resistencia ni ese puntito extra de dificultad es cosa sólo de los juegos de From). The Path To Die no va en esa dirección, aunque por la juventud del equipo de Cat Logic Games, es más fácil pensar que su influencia proviene de ahí en lugar de que beben de las mismas fuentes.

En cualquier caso, el combate no es el único elemento de The Path To Die: el juego también se basa, según explica la página de Kickstarter, en la exploración de los variados entornos del palacio imperial, y la resolución de puzles para abrirnos paso. Para ello podremos usar diferentes objetos que encontremos en nuestro camino; aunque en este sentido no encontramos mucha información, la página de Kickstarter cita el ejemplo de “una caña de pescar que podremos usar para recuperar objetos sumergidos en un lago”. La exploración también nos servirá para encontrar notas, personajes y otros elementos que nos descubrirán más sobre la historia y el trasfondo del juego, además de objetos ocultos y zonas secretas.

Todo esto es por ahora una declaración de intenciones (estamos hablando de lo que cuenta la página de la campaña de Kickstarter, pero no hemos probado el juego como para dar impresiones propias). Aún así, lo que se pone en la palestra del crowdfunding es más que palabras bonitas: el juego lleva un año y medio en desarrollo. Y aunque no tengamos una demo que probar (aún) para comentar en primera persona, sí que se nota ese trasfondo en el trabajado arte del juego.

The Path To Die se inspira en las acuarelas de la pintura tradicional japonesa, un arte antiquísimo en el que destacan especialmente tanto el talento para el paisajismo como la expresividad de sus figuras humanas (de hecho, gracias a esa capacidad para dibujar el movimiento y al uso narrativo de imágenes secuenciadas, las acuarelas japonesas se consideran precursoras del arte del cómic). Aun en pixel-art, el juego muestra un gran detallismo, y asegura aspirar a “mostrar al jugador escenarios como pintados en un lienzo”.

The Path To Die está sólo en desarrollo para PC, al menos en principio: sus creadores no descartan lanzarlo también en PS4 y Xbox One si se alcanzan ciertos objetivos de recaudación en la campaña. The Path To Die empezó ayer su andadura en Kickstarter, y le queda mucho por delante para llegar a ser una realidad: la campaña apunta a un lanzamiento en abril de 2018, y siempre puede haber retrasos por las mil y una complicaciones de la siempre difícil tarea de desarrollar videojuegos. Quizá Cat Logic Games sea un equipo inexperto, y seguramente se encontrarán con dificultades que aún ni se imaginan; pero parten de una buena posición, que es contar con un proyecto muy personal y llamativo, con señas de identidad clara y una imagen perfectamente reconocible. Seguiremos con atención el desarrollo de su opera prima The Path To Die.

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.