En los últimos meses ya hemos asistido a varias noticias sobre menores que gastan cantidades desorbitadas sin darse cuenta en las tiendas online de juegos para móviles o tablets. La interacción entre comercio online y menores es un tema que aún apenas se ha regulado por resultar tan novedoso; si en un comercio físico sería imposible que un niño pudiera hacer ese gasto con la tarjeta de crédito de su padre, en uno online es algo que puede ocurrir si no tomamos las precauciones necesarias. En teoría un menor no tiene capacidad legal para hacer una compra sin la autorización de sus padres, pero ¿cómo comprobar a ciencia cierta la identidad de alguien por Internet?

Para evitar problemas de este tipo Trusted Shops, empresa especializada en certificación de tiendas de comercio electrónico en Europa, ha publicado una serie de consejos. “Como sociedad digital, que un menor se encuentre con un juego o servicio que solicita un desembolso económico mientras utiliza internet, no es tan extraño como hace unos años”, afirma Jordi Vives, responsable de Trusted Shops en España. “Por ello, debemos hacerles partícipes de la tecnología, de la misma manera que enseñamos el resto de cosas, ayudándoles a normalizarlo y enseñarles a utilizarlo de forma responsable a lo largo de su infancia y adolescencia”, concluye Vives.   

Aún no hay recomendaciones oficiales de organismos como el Defensor del Menor, pero hay algunas precauciones básicas que todos podemos tomar. Lo primero es establecer sistemas de control parental en los dispositivos que utilice el menor para conectarse; sea un PC, un móvil inteligente o un tablet, siempre hay formas para configurar niveles de acceso a distintas páginas y servicios, ade´mas de aplicaciones para limitar algunos usos e incluso dispositivos especializados para niños.

También es recomendable que la navegación en Internet se produzca bajo la supervisión de un adulto, y aprovechar para educar al niño en los usos (y también riesgos de Internet)… y para educarnos nosotros mismos en cómo el menor usa la Red para poder responder mejor a sus necesidades. Por último, para evitar problemas con las cuentas de usuario vinculadas a una tarjeta de crédito (algo típico en smartphones y tablets) es recomendable crear un perfil específico para el menor y sólo permitirle usar el dispositivo con su usuario.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.