El lanzamiento de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, toda una superproducción del videojuego, plantea serias dudas a quienes se embarcan de nuevas. La franquicia de Hideo Kojima se caracteriza por una línea argumental densa, repleta de contradicciones y a veces rayando lo esperpéntico. Ni siquiera los veteranos tienen garantizado atar todos los cabos, por lo que se hace imprescindible recapitular.

Al concluir la trama de Solid Snake y Les Enfants Terribles con Metal Gear Solid IV: Guns of the Patriots, The Phantom Pain retorna hasta el único interrogante por contestar, esto es, cómo Big Boss pasó de ser considerado héroe a villano despiadado. Antes de escudriñar su perfil debemos remontarnos a 1923, tras la Primera Guerra Mundial, cuando la élite económica y científica de Estados Unidos, China y la URSS conforman una organización destinada al control del orden internacional. Se hacen llamar Los Filósofos y entre sus propósitos contamos el asesinato del Presidente Kennedy en 1963.

No tardan en aparecer diferencias ideológicas de bulto, culminadas con la misteriosa desaparición de varios integrantes. Temiendo su disolución, la cúpula aglutina un fondo de cien mil millones de dólares para la ejecución de conflictos armados, incluyéndose la experimentación genética en pos de soldados superiores y el diseño de armas de destrucción masiva tales como el tanque bípedo Metal Gear. Los detalles se almacenan en un microfilm referido como El Legado, en posesión del oficial soviético Boris Volgin. Su hijo, el Coronel Volgin, sucumbe a la ambición y asesina a su padre. Por entonces, Los Filósofos son historia y las tres superpotencias pugnan entre sí para recuperar El Legado, lo que desencadena la consabida Guerra Fría.

OSE425_-_Exp_filósofos

Metal Gears Solid 3: Snake Eater (1964)

Sagohod, el primer Metal Gear, fue diseñado por el científico ruso Nikolai Sokolov, quien se arrepiente tras constatar el poder mortífero de su creación. El gobierno estadounidense está dispuesto a concederle asilo, para lo cual recurre a la unidad FOX (grupo de operaciones encubiertas afiliado a la CIA). Jack, uno de sus agentes más cualificados, se pone a las órdenes de Major Zero para infiltrarse en campamento enemigo y rescatar a Sokolov.

The Boss, mentora de “Naked Snake” e hija de uno de Los Filósofos, se revela al poco como traidora. Su alianza con el Coronal Volgin pretende la victoria soviética en la Guerra Fría, para lo que lidera una división conocida como “GRU, la Unidad Cobra“. De ésta forma parte su hijo, Revolver Ocelot, a su vez espía de la KGB.

Jack se enfrenta a The Boss sin éxito, quien huye junto al Coronel (aún en posesión de Sokolov) lanzando un ataque nuclear devastador. El agente sobrevive in extremis y la URSS arremete contra Estados Unidos, dada la intromisión de uno de sus agentes en suelo soviético. Demanda entonces una prueba de buena fe: la desintegración de Sagohod y la propia Unidad Cobra. Comienza así la operación Snake Eater.

Snake se reúne con Eva, espía de la NSA que le informa de dónde se encuentra prisionero Sokolov. A lo Kill Bill, el protagonista fulmina a cada miembro de la Unidad Cobra, aunque acaba encarcelado y torturado por Volgin, lo que le hace perder su ojo derecho. Escapa por mediación de Eva y articula un nuevo plan, culminado con la destrucción de Sagohod y la muerte del Coronel. Descubre entonces sobre el Legado de Los Filósofos y cómo Estados Unidos anda tras él, resultando ser un mero peón. Sin mucho tiempo para darle vueltas, Jack sigue los pasos de The Boss y se enfrenta a ella. Antes de morir le hace entrega del Legado.

Eva entra en juego una vez más para destaparse como agente de la República Popular de China, desplegada en la zona para hacerse con el dichoso microfilm. Escapa sin saberlo con una copia falsa, no sin antes confesar a Snake que su mentora no traicionó a su país, sino todo lo contrario: engatusó a Volgin para hacerse con El Legado y se dejó asesinar a manos de su pupilo en pos de exculpar a la administración estadounidense.

Condecorado por sus actos, Naked Snake pasa a ser referido como Big Boss, mientras su difunta madre adoptiva es recordada con injusta inquina.

mgs3_boss

1 2 3

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.