Mi problema con las figuras interactivas de Nintendo raya lo preocupante. O no. El caso es que a lo largo del último año me he hecho con todos y cada uno de los Amiibo en el mercado, incluyéndose ediciones especiales y aquellos que no han cruzado el charco.

Esta fiebre coleccionista llegó a oídos de Ricardo Martínez, responsable de la editorial Héroes de Papel, quien me pidió una instantánea de la serie Animal Crossing para ilustrar un capítulo de “La aldea feliz“. Amén de recomendaros el libro de Pablo Algaba, quiero reflexionar sobre la utilidad de estas miniaturas en plástico, a colación de la polémica suscitada por Metroid: Samus Returns.

La próxima exclusiva para Nintendo 3DS ofrecerá funcionalidades exclusivas a los propietarios de sus cuatro Amiibo compatibles: Samus Aran, Metroid, Super Smash Bros. Samus y Super Smash Bros. Zero Suit Samus. Como viene siendo costumbre, todas las figuras desbloquean ítems (tanques de energía y misiles), pero también galerías de arte, un modo de dificultad adicional y un jukebox con las piezas musicales del juego. Cierto que dichos extras suelen venir incluidos, habilitándose al término de la primera vuelta, pero también que ya era hora de que quienes invertimos centenares de euros obtengamos algo más que un elemento decorativo.

Aún recuerdo la decepcionante implementación en Super Smash Bros., donde los muñecos debían entrenarse en lugar de controlarse. Aunque bien visto, aquello tuvo algo de chicha en comparación con lo que vendría después: monos de carreras en Mario Kart 8, ítems en Kirby y el Pincel Arcoíris, monedas en Xenoblade Chronicles 3D… Dicho de otra forma, capas de personalización y potenciadores sin demasiado impacto en el desarrollo de las partidas. Más convincentes resultaron los desafíos de Captain Toad: Treasure Tracker o Splatoon, la modalidad expresa de Mario Party 10 o la Cueva de las Sombras de Twilight Princess HD.

Samus Returns concede utilidad real a las figuras interactivas, aunque al precio de llegarnos recortado

Sin embargo, que el Amiibo de Samus traiga un modo difícil bajo el brazo (protagonista del primer DLC de Breath of the Wild), hace soñar con figuras convertidas en ediciones de coleccionista. Imaginad acercar el nuevo Amiibo de Mario al lector, comenzando de inmediato la descarga de Super Mario Odyssey y toda suerte de contenido adicional: banda sonora, ilustraciones, pase de temporada… Así, cada referencia de nuestra colección se convertiría en una prueba de compra, con la que volver a descargar tal o cual título.

Claro que lo anterior debería supeditarse a no perjudicar a los asiduos del formato físico, porque los planes de Nintendo respecto a la nueva aventura de la cazarrecompensas galáctica suponen un recorte flagrante de contenidos. Como bien indican en VG247, para hacernos con el ‘lote completo’ debemos apoquinar lo mismo que por el juego: unos 40 dólares.

Todo cuando el futuro de los Amiibo es incierto. Sí, los de Kioto introdujeron 13 nuevos durante la Electronic Entertainment Expo de Los Ángeles, pero las ventas siguen decreciendo a nivel global. Tanto, que hemos vuelto a la época de las tiradas limitadas, cuando no asegurarse una reserva equivalía a quedarse sin. Los especuladores vuelven a campar a sus anchas, de forma que agenciarse a Cloud o Bayonetta implica medio centenar de euros según donde preguntes.

Sea intencionada o no la carestía de stock, lo cierto es que Nintendo Switch sigue llegando a cuentagotas  y SNES Classic Mini no se distribuirá más allá de la campaña navideña. Las últimas nuevas aluden a las tarjetas de memoria de la consola híbrida, cuya lenta producción está provocando el retraso de varios lanzamientos independientes (como es lógico, Nintendo prioriza la edición de tiradas mayores).

Quienes hemos caído en las garras del coleccionismo, a fin de cuentas, seguiremos dejándonos los cuartos por ‘hacernos con todos’. Sin importar lo que alberguen sus chips NFC.

El Amiibo de Metroid desbloquea un modo de dificultad adicional para Samus Returns, indisponible de otra forma.

El Amiibo “Metroid” desbloquea un modo de dificultad adicional para Samus Returns, indisponible de otra forma.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.