Microsoft distribuyó 6,6 millones de consolas Xbox 360 y Xbox One en el último trimestre fiscal, ha revelado la compañía en el marco de su último reporte financiero.

Como suele ser habitual, los de Redmond rehusaron aportar cifras de ventas, aunque reconocieron el despegue comercial de Xbox One gracias a su rebaja temporal en Estados Unidos. Recordemos que la máquina suma dos meses consecutivos en cabeza.

Respecto a la división Xbox en sí misma, los ingresos decayeron un 20% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que explica el exitoso lanzamiento de Xbox One en noviembre de 2013.

Microsoft en conjuntó incrementó un 8% sus ingresos, con perspectivas al alza tras la presentación de Windows 10, su estrecho vínculo con Xbox One y las gafas de realidad aumentada Hololens.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.