Lo reconozco, no suelo asimilar los cambios repentinos. Mi primera reacción siempre es una mezcla de desconcierto e indignación, sin demasiada cabida para el razonamiento. Por eso puse el grito en el cielo cuando Microsoft nos presentó su Xbox One siempre conectada y también cuando Nintendo anunció que probaría suerte en el provechoso mercado de los juegos para dispositivos móviles.

La tercera temporada de Killer Instinct llegó hace unos días y con ella la prometida convergencia entre Windows 10 y Xbox One. Fue entonces, al comprobar cómo mi copia física de la primera temporada resultaba incompatible con el trasvase de luchadores, que decidí tragarme mis palabras. ¿Y si los de Redmond no estaban tan locos después de todo? De repente, la idea de una biblioteca eminentemente digital, compartida y accesible desde cualquier dispositivo cobró sentido.

Xbox One podría haber traído a las consolas lo más parecido a Steam que nunca tendremos, pero nos opusimos frontalmente. Urticaria también al pensar que Mario nos pediría setenta céntimos de euro por champiñón en la entrega móvil de turno. Y entonces se anunció Miitomo y vimos que la cosa no iba por ahí, que los de Kioto querían socializar con su base de usuarios perdida: aquel océano azul en el que se zambulleron gracias a innovaciones como el control táctil y los sensores por movimiento.

Miitomo demuestra infundado mi recelo al cambio: Nintendo tiene futuro en el mobile gaming

Todo el mundo tiene un smartphone en el bolsillo, ¿por qué no apelar con aquellas fórmulas que se saben provechosas? Porque en el fondo, Miitomo no difiere en exceso de Tomodachi Life o cualquier Animal Crossing. Se camufla como red social, con sus hilos de conversación y notificaciones a cascoporro, pero tiene ese algo que hace especial a las producciones más casuales de la multinacional japonesa. Esas que te invitan a jugar un poquito cada día con la excusa de nuevos encuentros y atuendos; desarrollos que parecen más bien concebidos para un teléfono inteligente que para nuestra portátil.

Sí, auguro un futuro brillante a Nintendo en mobile gaming y no podía haber empezado con mejor pie. Lo que en principio advertí como una aplicación insulsa, ha tornado en inmejorable carta de presentación para My Nintendo, el nuevo sistema de perfiles y recompensas de la compañía. Miitomo preserva las señas de identidad del fenómeno Wii: música de ascensor, tonos pastel y un editor de personajes repleto de posibilidades. Se sorprende uno al ver cómo su rostro virtual refleja los matices de cada mensaje y la gracieta del sintetizador de voz invita a la demostración pública.

Pocas redes sociales quedan sin vincular: Twitter, Facebook, Instagram (compartir nuestras composiciones es piedra angular del invento)… el componente viral está más que presente. Mientras escribo esto, la aplicación supera los tres millones de usuarios. Consulto entonces mi listado de amigos y descubro que dos terceras partes no guardan relación con la industria del videojuego, es más, muchos llevan bastante sin tocar una consola (si es que alguna vez lo han hecho). A eso se le llama expansión de mercado y la última vez que Iwata se lo propuso terminó vendiendo más de 250 millones de unidades (la suma de Wii y Nintendo DS) en todo el mundo.

Miitomo enfrenta un gran reto, no obstante: el largo plazo. Si debo guiarme por mi experiencia con las susodichas entregas de Animal Crossing, Nintendogs y compañía, acabo cansándome al par de meses. Es cierto que aún hay gente adicta a Candy Crush, pero llegará el día en que nuestros amigos se aburran de responder y preguntar, tras llenar sus vestidores de extravagancias. Hará falta algo más que un par de minijuegos nuevos para sostener esta comunidad recién germinada, pero conociendo a Nintendo como la conozco, seguro que vuelve a dar en la tecla.

Está por ver, en cualquier caso, de qué forma se integran estas primeras producciones móviles (cuatro más previstas hasta 2017) en el nuevo hardware de la firma. ¿Y si el rumoreado híbrido entre sobremesa y portátil se fijase también en el iPhone de Steve Jobs? Quedan dos meses para averiguarlo.


Pincha aquí para saber más sobre Miitomo

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.