En toda estrategia económica y empresarial, siempre ha existido la diversificación de productos: una maniobra que en muchas ocasiones contribuye a un aumento significativo en los beneficios, si bien también implica una mayor inversión. Algo que, a pesar de los inherentes riesgos, suele proporcionar una expansión del mercado objetivo para la compañía, lo cual acaba por traducirse con el tiempo en mayores ingresos.

Y la industria del videojuego no es una excepción a esta regla. Son ya muchas las compañías que deciden expandir sus operaciones para abarcar mercados más allá del de los videojuegos y las consolas; por ejemplo, Quantic Dream cuenta con su propio estudio de captura de movimiento, que se encuentra abierto a cualquiera que pueda pagar sus tarifas (sea una desarrolladora de videojuegos o un cineasta). 

En este artículo os hablaremos de una de esas compañías que han decidido diversificar su oferta. Esa compañía es Rebellion Developments.

Orígenes y adquisiciones en la industria

Sniper Elite 3

Si hablamos de Rebellion, hay que hablar de los hermanos Kinsgsley. Efectivamente, Jason y Chris Kingsley fundaron Rebellion en 1991. Desde entonces, el estudio ha pasado de estar formado por dos hermanos en un sótano a contar con más de 50 programadores, artistas y animadores, además de haberse trasladado del citado sótano a una cómodas instalaciones en la ciudad británica de Oxford. 

Desde su fundación, muchos han sido los títulos desarrollados por la compañía; pero si por algo son conocidos es por la franquicia Aliens Vs Predator. No obstante, su curriculum no acaba ahí, puesto que también cuentan en su portfolio con otros productos como Sniper Elite: Berlin 1945, Rogue Troupe, From Russia with Love, Miami Vice, Sniper Elite V2 o el futuro Sniper Elite III.

Rebellion es considerado como el estudio independiente más grande de cuantos existen actualmente en Europa

Hoy por hoy, Rebellion es considerado como el estudio independiente más grande de cuantos existen actualmente en Europa, al menos desde el punto de vista de dimensiones. Gran parte de la responsabilidad de este hecho fueron las adquisiciones, en 2006, de los estudios Core Desing, responsables del original Tomb Raider, y de Strangelite, creadores de las ediciones para compatibles de Virtua Tennis, Crazy Taxi, entre otros.

No nos podemos olvidar de que Rebellion también son los dueños de los derechos de Republic: The RevolutionEvil Genius, títulos de culto creados por los ahora extintos Elixir Studios, y para las que se planean secuelas.

Más allá de los videojuegos

Solaris Books

Rebellion ha expandido sus operaciones más allá del campo de los videojuegos, especialmente en el mundo de los comics. Así, en el año 2000, concretamente en el mes de junio, Rebellion se hizo con los derechos de la aclamada publicación de cómics de ciencia-ficción 2000 AD, adquiriendo a su vez los derechos de todo su plantel de personajes, entre los que se encuentran el Juez Dredd, Rogue Trooper, Strontium Dog, ABC Warriors, y así hasta 700 nuevas marcas de propiedad intelectual. Como era de esperar, algunos de estos personajes han dado el salto al mundo de los videojuegos de la mano de Rebellion. Ese es el caso del Juez Dredd o de Rogue Trooper.

Pero la ambición de Rebellion no acaba ahí, puesto que en el año 2006, la compañía lanzó su propia división editorial para libros enfocados a los géneros de la ciencia ficción, aventuras y fantasía. Su nombre: Abaddon Books.  No obstante, la ambición literaria no cesó con el lanzamiento de esta nueva rama, sino que Rebellion se lanzó en una endiablada carrera por hacerse con el mayor número de editoras dedicadas a la fantasía, el rol, o la ciencia ficción.

Rebellion cuenta con  su propia división para la producción de películas, denominada Fearnort Production

Ése es el caso, por ejemplo, de la editora Blackfish Publishing, responsable del magazine Death Ray. En 2008 también se hicieron con Mongoose Publishing, encargados del juego de rol ambientado en el universo del Juez Dredd. Ya en fechas más cercanas, junio del 2009, Rebellion anunció la adquisición de la editora de juegos de rol y juegos de mesa Cubicle 7. Finalmente, y en un golpe maestro, Rebellion se hizo con Solaris Books, que hasta la fecha era propiedad de Games Workshop.

Por si fuera poco, Rebellion también ha creado su propia división para la producción de películas, denominada Fearnort Production.  Hasta la fecha, sus únicas películas producidas han sido Evil Elvis (1999) y Parasite (2002).

¿Y vosotros?
¿Qué os parecen las actividades de Rebellion fuera de la industria del videojuego? ¿Consideráis que otras compañías deberían dar pasos similares? No os cortéis y dejadnos vuestros comentarios al pie de esta noticia.

¡Sigue a @Zorjo en Twitter!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.