Hablábamos ayer de remasterizaciones y hoy nos sorprende la de Night Trap, uno de los principales representantes del Full Motion Video. ¿Qué es eso del “FMV”? Una técnica narrativa consistente en el empleo de vídeos de acción real, unas veces a modo de secuencias cinemáticas y otras tantas como gameplay propiamente dicho. No extraña así que muchos de estos títulos fueran referidos en términos de “película interactiva“.

El FMV surgió a comienzos de los 80 como respuesta a las limitaciones de procesamiento de los sistemas de entretenimiento, empeñados en acercarse al fotorrealismo. Lo hicieron literalmente, mediante grabaciones en alta resolución tratadas con los ordenadores más potentes de la época. Vídeos que luego eran exportados para su mera reproducción en la consola o arcade de turno.

Fue en los salones recreativos donde aparecieron los primeros representantes del “género”, a raíz de formatos como el Capacitance Electronic Disc (CED) o el Laser Disc, cuya calidad de imagen superaba todo lo visto hasta entonces. A Dragon’s Lair (Cinematronics) o Astron Belt (Sega) siguieron tanto producciones que reutilizaban secuencias de vídeo (Cliff HangerBega’s BattleFirefox) como aquellas para las que se grababan expresamente (Space AceTime GalThayer’s Quest). La tendencia se cortó de cuajo un lustro después, por el sobreprecio de las partidas.

The 7th Guest, mítico representante del Full Motion Video.

The 7th Guest, mítico representante del Full Motion Video para compatibles y CD-i.

Tampoco tuvieron especial suerte fabricantes como RDI Video System, que lanzó su propia consola FMV. Halcyon apenas contó con dos juegos en 1984 y el LaserActive de Pioneer (1994) corrió el mismo destino pese al abrazo del CD-ROM. El Full Motion Video vivió una segunda juventud gracias a éste, tras integrarse las primeras unidades lectoras en compatibles. Quedan así para el recuerdo títulos como el mentado Night Trap (1992), The 7th Guest (1992), Voyeur (1993), Phantasmagoria (1995) o Daryl F. Gates’ Police Quest: SWAT (1995).

3DOCD-i y Sega CD también albergaron aventuras interactivas de imagen real, aunque con pobre resultado. Así hasta PlayStation y su unidad de procesamiento M-JPEG, con la que irrumpieron las secuencias de vídeo pre-renderizadas o CGI.

Si hablamos de software reciente, encontramos ejemplos meritorios como Tesla Effect (2014), Her Story (nominado a Mejor Guión e Idea Original en los Premios Titanium de 2015) o Late Shift, aparecido la semana pasada. CrtlMovie firma un thriller criminal ambientando en Londres, donde un estudiante de matemáticas se ve forzado a participar en el robo de una casa de subastas. Como Matt, protagonizaremos intensas secuencias de acción al tiempo que demostramos su inocencia, con 180 puntos de decisión que alteran significativamente el curso de la trama: “¿Robarás ese coche o saldrás corriendo? ¿Seguirás las órdenes o sabotearás el plan? Cuentas con apenas unos segundos para decidir cómo continúa la película, sin pausas ni repeticiones de por medio”.

Con 7 conclusiones diferentes, Late Shift presenta unos valores de producción fuera de toda duda. El guión de Michael R. Johnson (Sherlock Holmes, 2009) lo protagonizan Joe Sowerbutts (Harry Potter y la Piedra Filosofal), Haruka Abe (La Leyenda del Samurái: 47 Ronin) y Richard Durden (Oliver Twist, 2005). Las escenas se han grabado en la propia capital británica y se presentan en resolución Full HD, bajo una fotografía exquisita. Tal así que su director, el suizo Tobias Weber, llevó la cinta al festival de cine de Locarno: “En toda proyección me venía a la cabeza el concepto del cine interactivo y la idea de dar al público opciones, siempre desde el punto de vista del contenido. Quería mostrar a la gente de qué manera sus decisiones tienen consecuencias en la vida. Básicamente, eres responsable de tu vida y de tus acciones. Sin juzgar al público, quería darles todas las cartas de la baraja y enfrentarlos a las consecuencias de sus decisiones. Esa fue mi motivación”, leemos en una entrevista a Cineuropa.

El relanzamiento de Night Trap preserva la historia menos canónica del ocio electrónico

LateShift está disponible a precio reducido (en inglés) para Steam, PlayStation 4 y Xbox One. Las dos últimas plataformas recibirán también el remaster de Night Trap con que abríamos el texto. La obra de Digital Pictures retornará en primavera, cuando se cumple el vigésimo quinto aniversario de su lanzamiento para SEGA CD (llegó posteriormente a 32X, 3DO, PC y Mac).

En el juego, un grupo de chicas celebran una fiesta de pijamas en la casa donde varias mujeres desaparecieron misteriosamente. Pronto, una horda de vampiros hace acto de presencia, acudiendo al rescate un equipo de asalto denominado SCAT (Special Control Attack Team). A dicho grupo pertenece una de las protagonistas (Kelly Med), de incógnito. Nuestra labor será monitorizar diferentes cámaras para detectar a los enemigos y tenderles trampas en el momento justo, atendiendo al indicador en pantalla.

Las escenas se filmaron en 1987, durante tres semanas, en Culver City (California). Pensaban distribuirse en formato VHS para la consola Control-Vision de Hasbro, pero su descatalogación suspendió el proyecto hasta la compra de derechos por parte de Digital Pictures. Sus responsables no imaginaban la polémica que rodearía al título, citado en el Congreso con motivo de unas vistas sobre videojuegos violentos (Mortal Kombat y Doom también fueron protagonistas). Vistas consideradas determinantes para el establecimiento del ESRB o sistema de clasificación por edades estadounidense.

La versión de Night Trap para SEGA CD fue retirada de las estanterías de Toys “R” Us en las Navidades de 1993, a lo que siguió la descontinuación por parte de SEGA, fruto de quienes criticaron el componente sexista del juego. Ni que decir tiene que Night Trap se antoja cándido para los estándares actuales y que su relanzamiento supone una buena nueva en cuanto a preservar la historia menos canónica del ocio electrónico.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.