La multinacional japonesa Nintendo ha anunciado el fallecimiento de su presidente, Satoru Iwata, a la edad de 55 años. Al directivo le fue detectado un tumor en el conducto biliar hace un año, extirpado de urgencia con buen pronóstico. Rezaba así su comunicado: "Soy Satoru Iwata, presidente de Nintendo. Hay algo que quiero compartir con vosotros. Recientemente, como resultado de uno de mis exámenes médicos rutinarios, me detectaron una irregularidad en el conducto biliar. Aunque esta clase de tumores son difíciles de tratar por lo dificultoso de su detección, he tenido suerte. Siguiendo consejo médico, fui intervenido quirúrgicamente la semana pasada, parece que de forma satisfactoria. He retomado mi tarea por correo electrónico, aunque necesitaré algún tiempo antes de incorporarme a todos los efectos".

Los tumores del conducto biliar tienen una indicidencia escasa hasta los 65 años y su tasa de mortalidad es elevada en caso de resultar malignos. Así fue para Iwata, cuya lucha concluyó el pasado sábado: "Nintendo Co., Ltd. lamenta profundamente anunciar que su presidente, Satoru Iwata, falleció el sábado 11 de julio de 2015 debido a un tumor del conducto biliar".

Las apariciones públicas de Iwata se habían reducido drásticamente, siendo sonadas sus ausencias durante las dos últimas ediciones de la Electronic Entertainment Expo, feria por excelencia del ocio electrónico. Su desgaste físico quedó patente en las retransmisiones de la compañía, destinadas al anuncio de los proyectos en curso para Wii U y Nintendo 3DS.

Satoru Iwata nació en Sapporo (norte de Japón) el 6 de diciembre de 1959. Inmerso en la electrónica desde que estudiaba secundaria, comenzó a programar para HAL (estudio de desarrollo subsidiario de Nintendo) mientras se licenciaba en computación en el prestigioso Instituto Tecnológico de Tokio.

HAL lo acabó contratando en 1982 y ahí jugaría un papel clave en la creación, una década más tarde, de "Kirby's Dreamland", juego para Gameboy que supuso el inicio de una larga y exitosa franquicia para Nintendo.

Un año después sería puesto al frente de este estudio tokiota (abocado a la quiebra en ese momento), cuyo rumbo lograría enderezar antes de que Yamauchi, al parecer impresionado por su visión, sus reflejos y su conocimiento de la industria, decidiera llevarlo a Kioto en 2000.

Dos años más tarde, el propio Yamauchi, el hombre que con 20 años se había puesto en 1949 al frente de Nintendo -por entonces centrada en fabricar naipes- y que la había transformado en un gigante multimillonario del entretenimiento electrónico, lo eligió para sucederle.

Convertido en el primer presidente de la compañía no perteneciente al clan de la familia fundadora, Iwata afrontó y superó con creces su primer gran desafío: lanzar al mercado dos consolas que renovaban la experiencia de jugar sin encarecer aún más los cada vez más abultados costes de desarrollo.

Los dos aparatos, Wii y la portátil DS, fueron grandes éxitos comerciales que volvieron a situar a Nintendo en la vanguardia de la industria al tiempo que el rostro de Iwata empezó a ser cada vez más reconocido por los fans del medio dada su insistencia por aparecer, en directo o a través de teleconferencia, en todo tipo de actos y presentaciones.

En sus últimos años tuvo que encarar un bache financiero y la tibia recepción de nuevos productos como Wii U, algo que finalmente impulsó la entrada de la compañía en el mercado de las figuras interactivas, los juegos para smartphones, los dispositivos de monitorización física e incluso los parques de atracciones. Desafíos que la empresa deberá afrontar sin la experiencia de su icónico presidente.

No hay indicios sobre quién sucedera a Iwata en el cargo, cuyas últimas declaraciones aludieron a la próxima consola de la compañía, apodada en clave Project NX: "Anunciamos NX junto al acuerdo con DeNA para reforzar nuestro compromiso con el mercado de las consolas. Toda nueva propuesta requiere su propio momentum y éste no llegará hasta 2016. No podemos permitirnos que la competencia calque nuestras ideas y los usuarios pierdan cualquier interés. Merecen sorprenderse". Porque si algo caracterizó a Iwata fue su persecución infatigable de la innovación… 

Descanse en paz.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.