No miento si digo que el último Nintendo Direct despertó más expectación que “Spotlight“, la retransmisión con que los de Kioto participaron de la Electronic Entertainment Expo. Así es el ser humano: ansiamos aquello que no podemos tener y, por la falta de anuncio oficial, los rumores sobre un Direct para el 11 de enero parecieron infundados. Día sí, día también, las redes sociales se copaban de mensajes incendiarios respecto a las novedades en curso para Nintendo Switch, contestados con sorna por la división americana.

No fue hasta la sobremesa que Kotaku informó sobre un Direct mini, coronado por el anuncio de Dark Souls Remastered para la consola híbrida (25 de mayo). Horas más tarde y sin previo aviso, Nintendo publicaba el vídeo en su canal de YouTube; quince minutos aprovechados hasta el último segundo, con los que intentó resolverse la incógnita de si Switch mantendrá su excepcional ritmo de lanzamientos.

Lo hemos comentado en más de una ocasión: el catálogo inicial de la máquina, con Breath of the Wild, Odyssey, Splatoon 2, Kingdom Battle y tantos otros, puede considerarse uno de los mejores en la trayectoria de la multinacional japonesa. De ahí que ésta lo tenga especialmente complicado para convencer a partir de marzo, cuando Switch inicie su segundo año en el mercado. Sobre todo porque las nuevas aventuras de Mario, Link o Samus distarán eones de materializarse.

En efecto, Metroid Prime 4 no tuvo presencia en este Direct mini, aunque sí exclusivas previamente anunciadas como Kirby Star Allies. La nueva aventura del glotón rosa irrumpirá antes de lo previsto, el 16 de marzo, aunque su marcado enfoque multijugador (tónica del personaje en su vigésimo quinto aniversario) bosqueja una entrega secundaria.

Por contra, Mario Tennis Aces resultó una grata sorpresa. Ultra Smash decepcionó en Wii U por su falta de opciones, fruto de un desarrollo acelerado, lo que Camelot quiere compensar con esta iteración. Además de encontrarnos a Wario y Waluigi sin gorra, nos encandiló el anuncio de un modo historia (ausente desde Power Tour) con reminiscencias RPG y jefes finales. También para primavera se fijó la “Definitive Edition” de Hyrule Warriors, con que la presentación se convirtió en una retahíla de software reciclado y contenidos adicionales descargables.

Recuperar las grandes exclusivas de Wii U en el marco de Switch tiene pleno sentido comercial, dado lo desapercibido de la plataforma asimétrica, pero tampoco neguemos a sus usuarios el derecho a quejarse. Nadie les obliga a volver a pasar por caja, claro está, pero el 2018 de Switch se les antojará reiterativo. Al fin y al cabo, cuando compras una nueva consola lo haces en pos de títulos inéditos, que no podrás jugar en su predecesora. No es el caso de Donkey Kong Country: Tropical Freeze (4 de mayo), que resurge con un modo “relajado” a cargo de Funky Kong.

Luego está el mentado DLC, rumbo a Super Mario Odyssey, Pokémon Tournament DX y Mario + Rabbids Kingdom Battle. Todos tienen una pinta estupenda, pero no podemos evitar preguntarnos si dichas expansiones contabilizarán en la promesa de “un gran exclusivo por mes” hecha por Kimishima. De ser así, la decepción será mayúscula.

Otros juegos referidos en el Direct fueron The Wold Ends with You – Final Remix (2018), SNK Heroines Tag Team Frenzy (verano), ACA NEOGEO Art of Fighting 2 (ya disponible), Ys VIII: Lacrimosa of DANA (verano), PAYDAY 2 (23 de febrero), Fe (16 de febrero) y Celeste, atractivo plataformas a manos de los responsables de TowerFall (25 de enero). ¿Suficientes para insuflar confianza en el futuro de Switch? No diríamos tanto.

Cabe la posibilidad, no obstante, de que un nuevo Nintendo Direct se encuentre en ciernes. Todos los programas “mini” hasta la fecha se han visto seguidos por uno principal en menos de veinte días, donde se revelaría el contenido inédito que todos esperamos. Mientras tanto, las remasterizaciones de Link’s Awakening para 3DS y A Link Between Worlds (Switch) siguen por los mentideros…

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.