Según informa el diario JapanTimes, Nintendo está a punto de cerrar un trato con la empresa Sharp que permitirá la compra a gran escala de un nuevo tipo de pantallas LCD. Estas pantallas tienen dos características principales: poder estar cortadas con cualquier forma (no necesitan ser cuadradas ni tener bordes rectos) y pueden curvarse fácilmente. De hecho, incluso permiten envolver completamente un objeto, y se pueden abrir orificios en ellas.

La tecnología de Sharp está ultimando su desarrollo, y se espera que la producción en masa de este tipo de producto comience a principios de 2016, de modo que aún tendremos que esperar un año o dos para ver presentado el nuevo dispositivo de Nintendo. En cuanto a la naturaleza del dispositivo en sí, no es fácil de imaginar. Podría tratarse de un nuevo controlador para una consola de sobremesa, un nuevo tipo de consola portátil o un periférico completamente distinto.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.